Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Declaración oficial de la patronal taurina
La conclusión de ANOET sobre la crisis: "el mundo del toro está en quiebra"
En la Mesa del Toro coincidían todos los sectores; pero no la dejaron funcionar
La Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET) ha hecho este 5 de noviembre una declaración oficial que, dicho coloquialmente, pone "los pelos de punta". La patronal taurina ha hecho suya la conclusión que ya algunos de sus miembros habían adelantado: "el mundo del toro está en quiebra". Y salvo en el hecho de omitir los números concretos en los que basa su conclusión, todas las razones que aportan están cargadas de sentido común. Aunque a ellos eso no les correspondía decirlo, para completar el cuadro falta poner sobre el tapete el momento tan extremadamente complicado de los criadores de bravo. Los objetivos que se trazan son realistas, pero lo serían aún más si se tuviera en cuenta que sin unidad interna y sin trasparencia plena no se podrán alcanzar.
Actualizado 5 noviembre 2014  
Redacción   
 Un nuevo modelo para la Fiesta, el complicado sudoku que o se soluciona, o nos devora
 A la búsqueda de un modelo de negocio y de espectáculo acorde con el siglo XXI
 Desde Madrid al último pueblo, el problema no es sólo la crisis, sino del modelo de negocio

“El mundo del toro está en quiebra”. Es la conclusión rotunda a la que llega ANOET, la gran patronal taurina, al analizar el momento concreto que hoy atraviesa la fiesta de los toros, que a su vez arrastra del pasado una situación no menos fácil que la actual.

Considera ANOET que nos encontramos ante una verdadera crisis estructural, cuyos “síntomas estaban latentes y persistentes desde hace bastante tiempo”, sin que otros sectores taurinos no han sabido ver en toda su dimensión, por lo que no se ha hecho más que “posponer la solución a la crisis estructural que anega el sector”.

Se refieren los empresarios la gestión errónea y completamente inadecuada para el momento actual en cuantos se refiere a los arrendamientos de las plazas de titularidad pública. Pero sin citarlos nominalmente, de hecho se dirigen también a los demás sectores profesionales que confluyen para que se haga posible el espectáculo taurino. “La Fiesta se encuentra paralizada en su evolución por unos inmovilismos vestido de tradición, marginado de los medios audiovisuales y una larga lista de agresiones”, afirman los empresarios, para luego concluir:  “La tauromaquia necesita con urgencia el esfuerzo de todos sus integrantes para no caer en la marginalidad”.

Una petición que viene avalada por una realidad, que guste o no a algunos, hay que asumir: “el sector empresarial ha sobrepasado su capacidad de absorción de los costes desproporcionados del espectáculo, desde su base, las novilladas; hasta las más excelsas corridas de toros. Los empresarios y no solo nosotros, por supuesto, no podemos soportar la situación por más tiempo, la Fiesta se acaba”.

Y en consecuencia llegan a un llamamiento común para todos los sectores que integran la Fiesta:  “Si no somos capaces de adaptarnos a la realidad, ésta nos devorará. Por eso llamamos a todos los sectores a enfrentar los problemas con rigor y amplitud de miras. El toreo es un arte único e irrepetible, no bien comprendido por todos, pero es un patrimonio cultural de un valor incalculable, ahora está en nuestras manos que este legado no se pierda”.

Sin unidad y transparecencia no hay solución

La declaración institucional es clara y rotunda. Hay un punto que no aborda, aunque pudiera darse por sobreentendido. Todo lo dicho sobre los costes del espectáculo puede justificarse sobradamente; pero falta una refencia al capítulo de ingresos, y en concreto al gravísimo problema que representa hoy el precio de las localidades. Hoy no hay menos afición que hace cinco años; lo que hay es menos dinero en el bolsillo de los aficionados. Toda solución a los problemas actuales debe pasar, de modo necesario, por el objetivo de reducir el precio de las entradas para hacerlos mucho más asequibles.

Es evidente que de todos los razonamientos que hace la patronal cabe deducir que, en efecto, la consecuencia final de su propuesta sería, entre otras, esta nueva política de precios. Pero no habría considerar como superfluo que se hubiera hecho una referencia expresa a que esta política de nuevos precios se encuentra y en lugar preferente entre los objetivos que la Tauromaquia en su globalidad tiene que afrontar

Por lo demás, probablemente no era el momento ni el lugar, pero tan solo otro pero puede ponerse a la declaración institucional de los empresarios:  el esfuerzo que con razón piden a todos los demás sectores  no se puede materializarse en la práctica mientras que la Tauromaquia continúe siendo un reino de taifas, en el que no es posible ni un acuerdo de mínimos.

Por eso, ha llegado el momento de decir ese “hay madre, hay madre”, cuando la desidia de casi todos permitió que la Mesa del Toro muriera por inanición, cuando debía haber sido la plataforma común desde la que afrontar la crisis.

Pero si los toreros, entre los que tampoco hay unidad corporativa, porque las figuras van a lo suyo y el resto se tienen que limitar a “lo que queda”; si con los sindicatos de subalternos no resulta fácil conseguir posturas más flexibles; si  a los ganaderos se les deja en una tierra de nadie malentendiendo el verdadero sentido de la ley de la oferta y la demanda; si los propios empresarios no ponen orden en su casa y no denuncian las ofertas increíbles que algunos realizan para conseguir una plaza…. Si todo eso ocurre,  luego resulta mucho más difícil exigir de as Administraciones públicas que no traten de sacar un máximo de lo que no es más para ellos que “el chocolate del loro”, ni de las autoridades fiscales de que permitan una solución más flexible y razonable para las actividades taurinas como sector en profunda crisis, y al igual que hacen con otros sectores económicos.

Pero para conseguir todo eso hay que implantar un principio de transparencia en la gestión, que hoy no se da. De ahí nacen las desconfianzas que en muchas ocasiones se da cuando se plantean los problemas del sector, que quiérase o no vienen lastrados por un pasado lleno de picaresca, que hace mucho daño.

►►Texto íntegro

El texto íntegro de la declaración institucional realizada por la gran patronal taurina es el siguiente:

“La Junta Directiva de ANOET, debido al grave deterioro económico que está sufriendo la Fiesta, especialmente en estos últimos cinco años, hizo balance de los problemas que acechan al sector, con el fin de valorar si nos encontramos ante una crisis coyuntural o estructural. Lamentablemente, consideramos que la crisis es de fondo, acuciada por la recesión económica que viene padeciendo España.

Debemos recordar nuevamente que el empresario taurino es quién imagina, crea y vende el espectáculo. Lo diseña y estructura desde el principio hasta el final, armonizando a todos los partícipes del mismo. Por tanto, tiene una visión de conjunto de lo que ocurre, y su situación privilegiada como vértice en la pirámide organizativa, le dota de mayor información sobre los problemas que acontecen a cada parte del todo en el espectáculo. Por eso, en estos duros momentos, tenemos la obligación de trasladar nuestro análisis a los demás sectores y a la afición.

Los síntomas estaban latentes y persistentes desde hace bastante tiempo, y todos nuestros intentos --no siempre bien entendidos-- de hacer frente al muro de problemas que asolan el sector no han servido más que para posponer la solución a la crisis estructural que anega el sector.

La profunda crisis económica y social de la última década, ha sido el acelarante del proceso combustión que consume la Fiesta, hasta situarnos abruptamente en una dura encrucijada: “el mundo del toro está en quiebra”.

Agobiados por unos costes inasumibles, expuestos a la presión de unas condiciones de contratación, arrendamientos y cánones desorbitados, que están dejando concursos desiertos, o que imposibilitan la concurrencia a las plazas más importantes del país; acompañados y lastrados por unas cargas sociales y fiscales asfixiantes. La Fiesta se encuentra paralizada en su evolución por unos inmovilismos vestido de tradición, marginado de los medios audiovisuales y una larga lista de agresiones que detallaremos cuando proceda. La tauromaquia necesita con urgencia el esfuerzo de todos sus integrantes para no caer en la marginalidad.

Es muy lícito esperar un beneficio de la aportación de cada cual, como no lo es la pretensión de lucrarse a costa de la ruina ajena. Y, el sector empresarial ha sobrepasado su capacidad de absorción de los costes desproporcionados del espectáculo, desde su base, las novilladas; hasta las más excelsas corridas de toros. Los empresarios y no solo nosotros, por supuesto, no podemos soportar la situación por más tiempo, la Fiesta se acaba.

Si no somos capaces de adaptarnos a la realidad, ésta nos devorará. Por eso llamamos a todos los sectores a enfrentar los problemas con rigor y amplitud de miras. El toreo es un arte único e irrepetible, no bien comprendido por todos, pero es un patrimonio cultural de un valor incalculable, ahora está en nuestras manos que este legado no se pierda”.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Informes
Abrirse paso en el escalafón, cada año más difícil
Se comenzó hablando de los dineros; lo siguiente debiera ser sentarse a resolver el futuro
Con sus 3 hierros, Victorino Martín encabeza el escalafón ganadero de 2018
BILBAO: El concurso para la plaza va con 2 meses de retraso y no hay fecha ni pliego para convocarlo
La crisis sigue marcando las estadísticas
Lista negra y lista blanca de ganaderías para la temporada de Sevilla
Liderazgo de Roca Rey, el torero que más se dejó ver en las plazas relevantes
Sevilla, el año que se indultó a "Orgullito"
La temporada 2018 en Las Ventas: 932.839 espectadores, un 4,15 % menos que en 2017
Paco Ureña pierde la visión del ojo izquierdo
PUNTO DE VISTA
El caso Matilla-Talavante, con el apoyo de Simón Casas

La credibilidad de los estamentos taurinos está bajo mínimos


Todo lo que se estuvo hablando durante la temporada acerca de la situación que atravesaba Alejandro Talavante, a raíz de romper con la muy poderosa y diversificada Casa Matilla, ha estallado al final con un pormenorizado comunicado del apoderado, al que se ha unido con verdadero entusiasmo Simón Casas, presidente de la patronal ANOET además de empresario de Madrid como socio minoritario, pero como gestor. Leídos ambos y repasado todo lo escrito, se llega a una conclusión clara: los estamentos taurinos carecen de ese mínimo de credibilidad necesario para que se les tome en serio. Pueden detentar el poder, pero casi nunca la razón.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |