Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
SEVILLA 2015: Novena del ciclo feria
La conjunción de un gran "victorino" y Antonio Ferrera: el hecho diferencial de la bravura
Un gran toro de Victorino Martin y un torero, Antonio Ferrera, en un momento de máximo. (La Maestranza)
Se produjo la conjunción perfecta. Un toro verdadera y auténticamente bravo con un torero macizo, de cabeza muy despierta y con un hondo sentido del toreo. Parecían hechos el uno para el otro. En este jueves de feria, durante el cuarto de la tarde, hemos vivido uno de los momentos más intensos de esta feria, que no resultará fácil de superar: un gran toro de Victorino Martin, premiado luego con la vuelta al ruedo, y un torero, Antonio Ferrera, en el mejor momento de su carrera. Frente a la intensidad de ese momento resulta irrelevante v casi todo lo demás, excepción de la demostración de torero macho que hizo Manuel Escribano con el exigente 3º de la tarde.
Actualizado 23 abril 2015  
Redacción   

SEVILLA. Novena del ciclo ferial. Tres cuartos de plaza. Toros de Victorino Martín, muy bien presentados y de juego interesante; superior el 4º, al que se dio la vuelta al ruedo. Antonio Ferrera (de verde esmeralda y oro), silencio y vuelta al ruedo tras aviso.  Manuel Jesús “El Cid” (de verde botella y oro), silencio tras un aviso y silencio. Manuel Escribano (de verde botella y oro), una oreja tras aviso y silencio.

Si nos ponemos en plan ligeramente pedante, se diría que Victorino representa hoy el hecho diferencial de la bravura. Hay que reconocer que lo suyo es otra cosa. En medio de la vulgaridad, del dichoso “toro predecible”, encontrar seis toros distintos, con lo bueno y lo malo que se conjuga en el campo de bravo, pero siempre con un sello propio sobre la base de la casta. Toros, en suma, “amtibostezos”, que es lo que se sufre tantas tardes.

La corrida de este jueves de feria ha sido un ejemplo de todo ello. Se ha visto un gran toro, justamente premiado con la vuelta al ruedo; pero se han visto también otros con problemas evidentes, o sencillamente con una bravura tamizada por la blandura. Lo que ocurre es que en toda la escala de los posibles el toro de Victorino interesa.  Con tanta historia detrás, esto ya no es precisamente un espejismo, es la historia de un trabajo hecho con mimo pensando únicamente en el toro bravo en toda su integridad. Tan es así que ha podido, ha sabido también, superar baches importantes, como los de hace unas temporadas.

Pero como es un toro diferente, hasta el bravísimo 4º de la tarde tuvo pasajes un tanto desconcertante. Irreprochable de lámina y ofensivo por delante, por dos veces el victorino se arrancó de lejos al caballo con galope bellísimo, para pelear con la cara muy abajo bravamente. Pero, luego, en ambas ocasiones se salió muy suelto de la suerte. Al tercio final llegó como había preanunciado en banderillas: con tranco largo y pronto, con carácter pero también con nobleza. Sólo le faltaba una cosa: encontrar un torero a su medida, que lo dejara ver, que sacara todo lo bueno que el animal llevaba dentro. Y lo encontró en un Antonio Ferrera hasta solemne en sus formas de torear. Ni uno ni otro podían tener encontrar mejor compañía, para colmo en un marco incomparable.

Por lo demás Victorino Martín echó toros muy exigentes, como el 3º, que además tenía un pitón derecho que ponerse ahí era de alivio de luto; otros bondadosos pero con menos fuelle, como los dos primeros. Eso sí, todos con una guapa presencia, dejando ver ya en sus hechuras su propia procedencia. Si uno que no estuvo en la plaza se fía de la escueta estadística del festejo, le podría parecer que ha sido muy poca cosa. Nada más lejos de la realidad: ha sido la tarde más completa, más entretenida también,  de lo que va de feria. Y todo por ese “hecho diferencial de la bravura”.

Apuntado quedó que Ferrera ha estado verdaderamente “cumbre”. Con mucho criterio en el saludo capotero, protagonizó el extremeño un gran segundo tercio. Y luego….., luego no se puede torear con más temple y hondura con la muleta a un toro encastado en bravo. Dejó un par de series como pasarse la noche soñando con ellas. Solo quedaba la satisfacción de dar al toro la gran muerte que merecía.  Ferrera por dos veces hizo bien y despacio la suerte, pero en una pinchó arriba  y en la otra dejó casi media, que necesitó del verduguillo. Se esfumaron las orejas ganadas tan a ley. Lo no que la afición de Sevilla no olvidará en mucho tiempo es la majeza de su actuación. De hecho, como a un triunfador lo despidió la Maestranza.

Otra fase de alta intensidad se vivió durante la lidia del 3º, con muchos bríos desde que apareció por la puerta de toriles. Además de acostarse continuadamente por el pitón derecho,  era un toro exigente. Aunque las florituras tenían poco sitio allí, Manuel Escribano se fajó con él como cuenta la historia que siempre hicieron los toreros machos, sin volver la cara ni un minuto, presentando siempre batalla y de paso dejando un par de serie de naturales con mucha enjundia, que no todo fueron arrimones. Tan sólo una objeción: su empeño en ponerse reiteradamente por el pitón derecho, por el que el "vistorino" no tenía un muletazo. Como luego le recetó un señor espadazo, Sevilla no dudó en recompensarle con  una justa oreja.

Aunque sin el brillo de estos dos momentos, el resto de la tarde mantuvo la atención de los aficionados. Con el peor lote se topó “El Cid”; Ferrera y Escribano cumplieron con profesionalidad y aseo con el 1º y 6º, respectivamente.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2015
La Fundación del Toro de Lidia nombra a su equipo de gestión: Borja Cardelús, Director General
Bruselas confirma que la enmienda ecologista no será aplicable a la ganadería de lidia
La Escuela de Tauromaquia de Madrid "Marcial Lalanda", Premio Nacional de Tauromaquia 2015
Objetivo: mantener el "toro de Bilbao", dar paso a nuevos valores y modernizar la gestión
Paquirri: "Un torero debe despedirse quitándose el traje de luces, no el pijama del hospital"
Francia se vuelve a adelantar: sentencia condenatoria por injurias contra un animalista
Paco Ureña desborda Madrid al natural
El hambre y el valor de Caballero
Soy verdad
Un espejismo
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |