Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Valencia: Décima de Fallas
El derrumbe de Cuvillo
A cargo de Enrique Ponce corrieron los mejores momentos de la tarde (SCP)
La decepción fue de aúpa. Una corrida que por su lámina era como para enmarcar, luego resultó que sus toros literalmente no se sostenían sobre las cuatro patas. Tenían virtudes que en otras condiciones habrían dado opciones a triunfos rotundos. Hoy tan solo aportaron tedio a la tarde valenciana en el día del Santo Patrón. Hasta tal punto que la labor de los toreros tuvo mucho de asistencial, para evitar el siniestro total del derrumbe que han protagonizado los toros de Núñez del Cuvillo.
Actualizado 19 marzo 2016  
Redacción   
 "El Juli" borra a López Simón, en un mano a mano demasiado desigual
 Roca Rey arrolla en Valencia, con una cabeza bien amueblada y un valor intacto
 Román sorprende de nuevo
 Juan del Álamo, puerta grande

VALENCIA. Décima de la Feria de Fallas. Tres cuartos de entrada, en tarde lluviosa. Toros de Núñez del Cuvillo. (1º y 3º como sobreros), justos de presentación, muy manejables  pero deslucidos por su gran blandura. Enrique Ponce (de grana y oro), ovación y una oreja. Sebastián Castella (de azul cielo y oro), silencio y palmas tras aviso.  David Mora (de verde manzana y oro), vuelta al ruedo y palmas.

Si antes entra otra vez en la órbita de las figuras y las ferias caras, antes le cae el chaparrón. Es de suponer que para Álvaro Benjumea el juego de los toros de su Casa habrá sido una soberana decepción, quizá  preocupante también. Estando tan medida en presencia, sus láminas eran para hacerse un dije. Pero…, el eterno pero: estaba vacía de toda fortaleza y no se tenía de pie. El pañuelo verde salió a relucir por dos veces, pudo salir otras tantas más. Los de Cuvillo se desplazaban y con buena dosis de nobleza, sin embargo sus flojas manos forzaban continuamente el derrumbe. Con decir que ni la mano suave y a media altura de Ponce conseguía sostenerlos queda dicho todo.

Un detalle torero: Enirue Ponce brindó su primer toro a David Mora, que despues de dos años muy duros volvía al circuito de las ferias.

Sin embargo, era una tarde para haberse emocionado, porque el cartel reunía atractivos. En el mundo se han inventado todo lo habido y por haber. Lo que nadie puede patentar es una corrida emotiva sin toros con todos sus atributos. Cuando, además, se trata de un espectáculo que vale una pasta gansa --¿será por eso por lo que ni un día se ha puesto el “No hay billetes” en estas Fallas?--, la cosa preocupa más; los aficionados pueden aguantar hasta cierto punto las decepciones, al espectador de ocasión se le quitan las ganas de volver.

La tarea prácticamente asistencial de la terna tuvo sus detalles y sus cosas, que caían, no deben caer, un tanto en el vacío. Lógico. Por más templanza que le echó Enrique Ponce a su primero, aquello no podía mover a los tendidos. En cambio, pudo sostener mejor a su segundo, al que le cuajó una faena llena de pulcritud y de detalles. Con la mano izquierda, como para un monumento…, si hubiera habido toro. En cualquier caso, una demostración de todas sus capacidades, que consiguieron los momentos mas brillantes de esta tarde lluviosa.

Material y técnicamente era imposible que la actuación de Sebastián Castella fuera a más con su primero, un imposible por su falta de raza y de fondo. Tuvo mejores comienzos el 5º, que parecía que iba a aguantar más, con la alegría que tomó en los pases cambiados del inicio. Pronto no tuvo más remedio que acortar las distancias, para los medios pases del arrimón, que fue sincero. Pero todos esos pasajes que llegaron más a la gente fue mérito del torero, que la firmeza de sus zapatillas no está en duda.

Volvía a una feria del primer circuito David Mora, después de los dos años durísimos. Y tras su ilusionante paso por la plaza carabanchelera, había interés en verle. No se le pudo ver hoy en su verdadera dimensión. Durante toda la tarde hubo más que detalles como para afirmar que Mora ha vuelto para sorprender y para verle con mucho gusto anunciado en los carteles. En la tarde valenciana parecía que con el 3º bis  la cosa iba a funcionar, porque andaba mejor de motor; luego fue que no. Pese a todo, y aunque el de Cuvillo decidiera rajarse a mitad de faena,  el torero dejó detalles importantes sobre ambas manos, tantos que tuvo que dar una aplaudida vuelta al ruedo.  El que cerraba plaza no tenía más que una preciosa fachada; por dentro, un derribo, como se vio a las primeras de cambio cuando Mora cogió la muleta. No ha triunfado como habría soñado el toledano, pero tampoco ha decepcionado a nadie, nos ha dejado a todas unas luces atractivas al final del túnel que atravesó.

La corrida matinal de rejones

VALENCIA. Novena  de la Feria de Fallas. Dos tercios de entrada. Toros de Fermín Bohórquez, bien presentados, nobles pero sin fondo. Andy Cartagena, una oreja y una oreja. Diego Ventura, ovación y ovación. Lea Vicens, vuelta al ruedo y vuelta al ruedo. 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2016
Cinco ofertas para gestionar La Malagueta
Las Corridas Generales de Bilbao en 2016, de nuevo 8 festejos mayores
Castilla y León promoverá en 2017 la creación de una Cátedra de Tauromaquia
La Fundación del Toro de Lidia recibe 390.000 euros para defender y promocionar la tauromaquia
Alberto Baillères controlará la empresa que gestiona la plaza de Salamanca
La alianza Bailleres-Chopera comienza a actuar
Morante de la Puebla, "hierofante" del toreo, llegó a la cumbre
La "México" tiene un problema. Y no es pequeño
Victorino Martín, Premio Nacional de Tauromaquia 2016
Fernando Benzo, Secretario de Estado de Cultura, mantiene todas las competencias sobre la Fiesta
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo


La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |