Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Madrid. Vigésimo cuarta de la feria de San Isidro
Entregada confirmación de alternativa de José Carlos Venegas
Con una corrida fuerte y deslucida de Cuadri, José Carlos Venegas ha confirmado su alternativa en Madrid con una gran dignidad y mucha entrega. Acertó dentro de sus posibilidades a la hora de pasar de muleta al toro de la ceremonia y se mostró heroico ante el peligroso que cerró plaza. En su conjunto, la corrida estuvo muy por debajo de lo que esperaba la afición, tanto ante los caballos como luego en el resto de la lidia. Cumplió toreramente Javier Castaño y le correspondió la cruz a Iván García, con los dos toros más imposibles del encierro.
Actualizado 2 junio 2014  
Redacción   

MADRID. Vigésimo cuarta de feria. Tres cuartos de entrada. Toros de Hijos de Celestino Cuadri, de gran presencia y romana, de mal juego ante el caballo pero escaso  para los de a pie. Javier Castaño (de blanco y oro), silencio y silencio. Iván García (de fresa y oro), silencio tras aviso y silencio. José Carlos Venegas (de fucsia y oro), que confirmaba la alternativa, ovación tras un aviso y ovación. Más por tradición que por otra cosa, los banderilleros de Castaño fueron muy aplaudidos, aunque sus pares resultaron muy desiguales; sin embargo el más relevante fue Marcos Galán con el capote..

Si fuera por presencia, un corridón; por el juego que dieron fue otra cosa. Desde luego los hermanos Cuadri  no han escatimado esfuerzos, a los que luego sus animales no respondieron. Ante los caballos sacaron más mansedumbre que bravura, en peleas muy desiguales, que lo mismo se dejaban pegar que volvían grupas. Si quitamos los dos primeros, que apuntaron cosas de clase aunque su capacidad de humillar era muy limitada, el resto se caracterizó por una escasa movilidad, la soltura de sus caras y un nulo celo por los engaños. Poco, mal picado y de feo estilo en sus embestidas, el que cerraba plaza, trajo al ruedo una fuerte dosis de emoción, porque su torero se puso allí con  mucha firmeza.

Firmeza, desde luego; pero también un empeño poco frecuente. Viéndole ante sus dos “cuadri” quién diría lo poco que torea el confirmante José Carlos Venegas. Aprovechó hasta el límite de sus posibilidades la relativa bondad del toro de la ceremonia, el mejor de todos los lidiados. Fueron series sobre todo vibrantes, aunque no siempre tuvieran el acabado necesario. Sobre todo la mano derecha, hubo muletazos de categoría. Pinchó antes de dejar toda la espada arriba y se le ovacionó con mucha fuerza.

Volvió a dar la cara Venegas con el problemático 6º, que llegó en pésimas condiciones al último tercio. Estuvo valentísimo, sin volver la cara nunca ante las oleadas de pitonazos que le venían de un lado y de otro. Fruto de una de ellas vino el volteretón tremendo, del que al concluir el festejo tuvo que se asistido en la Enfermería. No hubo estética, pero sí mucha épica en toda su faena. Y de nuevo la afición madrileña le aplaudió con convicción.

Pero en esto de los toros no se gana para sorpresas. Con el respeto con que siempre la afición madrileña ha tratado a Javier Castaño,  no se sabe bien por qué hoy se rompió esa buena conexión. Era el mismo Castaño de otras veces, pero las reacciones eran diferentes. Pendiente siempre de la lidia Castaño, su primero se fue apagando paso a paso casi desde el muletazo inicial, lo que hacía imposible que la faena fuera a más, aprovechando la nobleza que tenía el “cuadri”.  Con algo más de viaje, el 4º sin embargo se desplazaba con la cara alta y distraído. El salmantino pudo delinear muletazos templados y suaves, siempre sin poder apretar el acelerador. Ese conjunto resultaba incapaz para que llegara al tendido.

Imposible resultó el lote de Iván García. Sin recorrido alguno su primero, el quinto no mejoró. El torero madrileño, aunque no se le hiciera demasiado caso, sacó un buen oficio para hacer lo que debía: lidiarlos y matarlos. Pero se le vio siempre en su sitio y cuando tuvo ocasión --como en su quite al 4º-- sus buenas maneras de manejar los engaños.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2014
La ganadería de Miura, VII Premio Taurino del diario ABC
Álvaro Rodríguez del Moral, IX Premio "Enrique Ponce" a la labor periodística de la temporada
Miguel A. Perera abre la puerta grande de la Monumental de México DF
Juan José Padilla, indulto y puerta grande en la Monumental de México DF
Se relanzan los paquetes turísticos en Sevilla en torno al toro bravo
Sebastián Castella, puerta grande en la Monumental de México
La Empresa de Sevilla plantea un oferta formal para el diálogo con los toreros del G-5
Multitudinario adiós a José María Manzanares
Castilla La Mancha pone en marcha un Plan Estratégico regional sobre la Tauromaquia
La Fiesta está de luto: Se nos ha ido un grandísimo torero, José María Manzanares
PUNTO DE VISTA
Es uno de los sectores olvidados


Un verdadero plan de rescate para la información taurina


Para salvar la situaciones críticas, desde la Moncloa hoy se práctica la doctrina del manguerazo de millones para salvar a algunos medios informativos, aunque sin la necesaria transparencia. Huelga decir que ahí no están ni por asomo los medios taurinos. No podía esperarse otra cosa cuando ni siquiera pagan sus obligaciones sociales y dejan en el desamparo total a muchísimos profesionales precisamente por ser taurinos; mucho menos harán esfuerzo alguno en este caso. Pero sin ventanas al mundo la Tauromaquia difícilmente sobrevivirá; el compromiso de dotar a la información taurina de un verdadero plan de rescate recae en todos aquellos que amamos la Fiesta.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2020 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |