Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Tuvo su momento cumbre con un gran toro de Concha y Sierra
La feria de abril de 1918, cuando "Joselito" actuó las cinco tardes del abono
"Gallito, Rodolfo Gaona y José flores "Camará", en la feria de 1918 (Mundo Gráfico)
La feria de abril de hace un siglo se compuso de cinco corridas de toros. Ausente Juan Belmonte, que estaba en América, Joselito se anunció las cinco tardes en aquel 1918. Su momento más cumbre lo protagonizó con un bravo toro de Concha y Sierra, lidiado el 21 de abril, a plaza llena. De ella escribió Gregorio Corrochano: "¡Cómo se agiganta la figura del torero en los medios, aislado, lejos del rumor del tendido, solos mano a mano toro y torero!". Tres páginas hubo de dedicar "La Lidia" a todo lo sucedido en la Maestranza ahora hace 100 años.
Actualizado 10 abril 2018  
Redacción   
 La feria de hace un siglo, en las páginas de "La Lidia"
 Así contó Gregorio Corrochano el paso de Gallito por la feria

Ausente temporalmente  Juan Belmonte de los ruedos, enfrascado en su viaje americano,  en solitario José Gómez Ortega “Joselito” se echó a sus espaldas el peso de la temporada. Y, cómo no, de la feria de abril de Sevilla: se anunció en las cinco corridas que se programaron entre el 18 y el 22 de abril.

En aquellos cinco carteles acompañaron al menor de los Gallo, en cuatro ocasiones Rodolfo Gaona, en tres José Flores “Camará” --que pocas semanas antes se había doctorado en Madrid--  y en dos Diego Masquiarán “Fortuna”. Pese a que hubo días de lluvia, la plaza se llenó.

Según valoró Don Ventura[1], de las cinco corridas destacó, sobre todo, la de la Sra. Viuda de Concha y Sierra: los cinco que se lidiaron fueron toros “bien presentados y bravos”.  Aunque desiguales dieron también buen juego los seis del marqués  Albaserrada; decepcionó la de doña Carmen de Federico: “flacos y sin pizca de poder”; “bien presentada” y con tres bravos y tres mansos, la de Miura; “pequeños, uno bravo y cinco mansurrones”, los del conde Santa Coloma.

Pero como luego reflejó en su balance anual don Ventura Bagüés, en Sevilla se comprobó que Joselito “no tuvo en todo el año quién le disputara los aplausos, y para que no se le creyera dormido y abandonado a la comodidad, se hizo la competencia a sí mismo y acabó la temporada electrizando a los públicos”. Pero también acertó cuando censuró la mala temporada que Rodolfo Gaona: en Sevilla como en otras plazas, “ha desaprovechado una ocasión tan propicia para afianzar definitivamente su reputación. En este punto, bien se le puede decir aquello de Así se las ponían a Fernando VII”.

Por la referida ausencia de Belmonte, “Camará” hizo hasta tres paseíllos, aunque en esta temprana etapa de la temporada aún le pesaba lo reciente de su alternativa. Por su parte, “Fortuna” no aprovechó Sevilla para afianzarse en la buena posición que había alcanzado como novillero y los inicios como matador de toros.

Gregorio Corrochano en las páginas de ABC, en una crónica que tituló “Primavera andaluza”, narró uno de los momentos más cumbres, protagonizado por “Gallito” el 21 de abril con un buen toro de Concha y Sierra:  “Le hizo una gran faena de muleta. Los primeros pases fueron colosales, y de ellos, uno de pecho, más que obligado, obligadísimo, sacándose el toro de la taleguilla. Y todo en medio de la plaza. ¡Qué bien se torea allí, qué lucido! ¡Cómo se agiganta la figura del torero en los medios, aislado, lejos del rumor del tendido, solos mano a mano toro y torero! Coronó la faena con una gran estocada en corto, por derecho, con valentía, con arrestos de matador”.

Pero en cambio Corrochano había tenido reprocharle el día anterior  a su amigo Joselito que no alcanzara el triunfo que merecía un toro de Miura, el 2º de la tarde, al que  el cronista concede la palabra para que cuente: “estoy muy disgustado por la faena de muleta. Yo merecía más. Hacer eso solamente con el toro más bravo de la feria, no tiene perdón. Ni muerto le perdono. Pues a lo dicho hay que añadir que me dio tres pinchazos vulgares".

Por su parte, Rodolfo Gaona tuvo su momento mejor con el conchaysierra que hizo  4º en la tarde del 21 de abril. Según se resume en las páginas de “La Lidia”, “al cuarto le da unas verónicas muy parado y unos lances do frente por detrás. (Palmas.) Requiere los rehiletes, y prende tres superiorísimos pares. Con la muleta hace una faena bonita con pases de rodillas y entrando despacio una estocada corta en las péndolas. (Ovación y oreja)

 [1] Don Ventura. “Toros y Toreros en 1918”. La Editorial Vizcaina, Bilbao.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Sevilla 2018
La vaciedad como entretenimiento
Vísperas de expectación…, pues eso, nada
Muy meritoria tarde de José Garrido
No se repitió la gloria, pero José Mª Manzanares cuajó una gran faena al mejor toro de Cuvillo
Unanimidad sobre El Juli; diferentes matices sobre el indulto que no sobre el toro
Tarde apoteósica de "El Juli": 4 orejas y el indulto a un gran toro de Garcigrande
En la disputa del rejoneo el triunfador acabó siendo Fermín Bohórquez
La fachada, bien; los interiores, con muchas goteras
Vamos a no confundir: una cosa es "el toro de Sevilla" y otra bien distinta "el toro de Matilla"
Legítimo triunfo de Luís Bolívar, en una tarde desabrida
PUNTO DE VISTA
Mucho más que la antesala de Madrid

El buen fin del abono de Sevilla beneficiaría sobre todo a la Tauromaquia


Metidos ya en abril, la Tauromaquia se juega en Sevilla mucho más que los legítimos intereses empresariales de la Casa Pagés. La Maestranza va a ser el escenario de uno de los dos escaparates fundamentales de momento actual de la Fiesta, que con Madrid marcaran las líneas fundamentales del resto del año taurino. Pero Sevilla lleva ya unos cuantos años bordeando el abismo, sin que las recetas que aplica Ramón Valencia y su equipo terminen de solucionar su evidente decaimiento. Que se rompa esa racha tendría una gran importancia para la Fiesta.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Estudio del historiador José F. Coello Ugalde (1ª parte)


La historia taurina de México contada por Benjamín Bentura Remacha, "Barico II"


Entre los años 1953 y 1954, Benjamín Bentura Remacha –"Barico II" como firma taurina--publicó en las páginas del Semanario El Ruedo una amplia serie de reportajes sobre la historia taurina de México. Sobre la base de esos reportajes, el historiador mexicano José Francisco Coello Ugalde, firma habitual en Taurología.com, ha elaborado un detallado estudio, en la que pone en labor ese trabajo realizado "desde el otro lado del mundo" la serie de acontecimientos que destacaron en forma notoria entre el virreinato y por lo menos el primer tercio del siglo XIX, que concluye la serie de trabajos. Como se trata de un trabajo académico, prolijo en aparato crítico, por su extensión lo publicaremos en dos entregas, ambas en formato digitalizado.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |