Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La opacidad no es buena compañera
La forma ancestral del negocio taurino
Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver
Actualizado 31 agosto 2017  
Redacción   

En el operativo taurino ya está previsto que un torero puede “caerse” de un cartel por causa de fuerza mayor, que se concreta en un parte médico. Lo que no está previsto es cuando esa ausencia de un cartel y de un abono se realiza por voluntad del torero, sin que medie más causa que su propia decisión. En las últimas semanas se han dado dos casos relevantes. José María Manzanares no viene compareciendo en las corridas que tiene contratadas, a causa de una seria intervención quirúrgica, que además exige una rehabilitación complicada. En el polo opuesto está Morante, que se dio de baja porque sí.

En la vida civil y mercantil incumplir “porque sí” un contrato conlleva una serie de consecuencias, a primera de las cuáles es una forma de penalización para el incumplidor. Esta figura nunca se aplicó en el mundo del toro, por más que estas ausencias tuvieran un impacto en los ingresos. Este es uno de los usos ancestrales que marcan la realidad de la empresa taurina, establecida sobre la base de que un apretón de mano tiene la fuerza de un contrato.

Probablemente es uno de los ejemplos más evidentes de la falta de realismo empresarial que caracteriza al mundo de los toros. Pero hay otros, por ejemplo ese que lleva a que la liquidación de los honorarios de un contrato no se abonen incluso hasta un año después.

Y más: aún sigue vigente que en una mayoría de contratos se acuda a “honorarios a convenir”, cuando es un genérico que cuenta con jurisprudencia en su contra. Parece como si el dinero de los toreros estuvieran permanentemente afectados por el secreto fiscal.

Incluso cuando tienen relaciones económicas con las Administraciones Públicas, resultan una excepción las empresas que auditan sus cuentas y las hacen públicas, como cualquier otra.

Estas y otras formulas de opacidad, tan impropias de la sociedad del siglo XXI, hacen más daño de lo que los propios empresarios pudieran calcular. Les resta credibilidad e impiden que el negocio taurino se normalice como toda actividad económica. Pero, además, alientan a que en este sector se cometan infracciones que en cualquier otra actividad serían graves, por ejemplo abonando en la práctica unos  honorarios que queden por debajo de los mínimos legales.

Desde aspectos tan concretos hasta la gestión financiera, el sector taurino tiene mucho que cambiar en su gestión empresarial. Sin embargo, solo desde una economía saneada, que se atenga a las condiciones de toda actividad de negocio, se puede trabajar seriamente por el futuro.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Punto de vista
Un verdadero plan de rescate para la información taurina
Los inconcebibles números taurinos de Sanidad
Con la que está cayendo, la Comisión Nacional de Asuntos Taurinos está desaparecida
El sudoku de 1 espectador cada 9 metros cuadrados
¿Seguro que frente a la crisis del Covid 19 ahora toca la autorregulación de la Tauromaquia?
Toca comenzar a trabajar desde ahora en "el día después"
La alarma ante el acuerdo PSOE-Podemos
La hora de los despachos
La absoluta falta de transparencia del negocio taurino
El cruce de los caminos de la Tauromaquia y la Política
PUNTO DE VISTA
Es uno de los sectores olvidados


Un verdadero plan de rescate para la información taurina


Para salvar la situaciones críticas, desde la Moncloa hoy se práctica la doctrina del manguerazo de millones para salvar a algunos medios informativos, aunque sin la necesaria transparencia. Huelga decir que ahí no están ni por asomo los medios taurinos. No podía esperarse otra cosa cuando ni siquiera pagan sus obligaciones sociales y dejan en el desamparo total a muchísimos profesionales precisamente por ser taurinos; mucho menos harán esfuerzo alguno en este caso. Pero sin ventanas al mundo la Tauromaquia difícilmente sobrevivirá; el compromiso de dotar a la información taurina de un verdadero plan de rescate recae en todos aquellos que amamos la Fiesta.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2020 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |