Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID. Tercera del abono de San Isidro
Las ilusiones se las llevó el viento
Juan Ortega abocetando en un muletazo. (Plaza 1)
Con una terna ilusionante, cada cual por su palo, los aficionados no pudieron ver cumplidas sus esperanzas. Pero más duro debió ser para estos toreros jóvenes, que han visto evaporarse todos sus sueños en verse anunciados en la primera feria el mundo. Las ilusiones de todos se las llevó el viento, que en el ruedo había metido el turbo. Tampoco es que los toros que vinieron de Puerto de la Calderilla regalaran a diestro y siniestro versos y flores; fue una corrida complicada de manejar, que además acortó sus viajes más antes que después. Y mientras tanto, los capotes volaban por el ruedo, como si de una cometa se tratara.
Actualizado 16 mayo 2019  
Redacción   
 Para festejar al Patrón, primer "No hay billetes" y Puerta Grande de Perera
 La segunda era de los santacolomas

MADRID. Tercera del abono de San Isidro. Menos de media entrada; según la empresa, 11.226 espectadores (47,5% del aforo.) Tarde muy ventosa y desagradable, que dificultó grandemente el desarrollo de la lidia.

Cuatro toros de Valdefresno y dos con el hierro de Hnos. Fraile Mazas (3º y 4º), con presencia y cuajo (564,3 kilos de promedio), bien armados, pero de deficiente juego y buscando pararse; aunque se lidiaran en otros terrenos más propicios --que no los había--, tampoco la cosa hubiera mejorado. 

David Galván (de nazareno y oro), silencio tras un aviso y silencio. Juan Ortega (de verde oliva y azabache), silencio y silencio tras un aviso. Joaquín Galdós (de champán y oro con cabos negros), silencio y silencio.

 

Cuando en el ruedo venteño el viento pone el turbo, apaga y vámonos. Ni una tarde con levante arreando fuerte en la plaza del Puerto. Si ya era molesto sentados en el tendido, lo qué debía ser en la arena… Con tantos vendales descontrolados, se venía a la memoria aquella poesía de Espronceda que se aprendía en los colegios de antes, en la que el capitán pirata --que gozaba desde la popa viendo “allá a su frente Estambul”--, no habría tenido tiempo para tanto solaz: antes de darse cuenta  habría tenido que acogerse al resguardo del puerto.

 

Pero en el ruedo madrileño no había precisamente “olas de plata y azul”, sino seis toros muy hechos y armados, de los que ninguno se entregó, sino que acaban por rebañar en los engaños. Alguno apuntó un detallito suelto, pero de muy poca duración. Nada como para  dormirse “sosegado y arrullado” como el capitán de Espronceda. En Las Ventas el que se durmiera se despertaba con un buen susto.

 

Y muy despierta y despejada  anduvo toda la tarde la terna, la meritoria terna que salió a luchar contra toda clase de elementos. Tanto Galván, como en Ortega y Galdós dejaron recuerdos de su torería, porque se trata de tres toreros a los que se les ve con gusto. Uno porque tiene bien aprendido el oficio; otro porque lleva el sello de la clase y el buen hacer y el mejor regusto; otro porque demuestra ante todo lo que sale por chiqueros una firmeza digna de mejor causa. Pero todo ello nos lo quedamos sin ver, salvo en detalles. 

 

Total, y nunca mejor dicho, a las ilusiones se las llevó el viento.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2019
Pequeñas elucubraciones tras una tarde soporífera
El triste adiós al retiro de un buen ganadero
Más y mejor toreo del que parece y otro percance grave.
La torería de Robleño, cada vez más asolerada
Otra cornada grave, ante una corrida imposible
Cornada gravísima de Román
El toreo a caballo sí interesa. Más que las piruetas.
Lo de Alcurrucen, tampoco a la segunda oportunidad
Una expectación fallida
¿No se quiso conceder una oreja, o lo que no se quería era abrir la Puerta Grande?
PUNTO DE VISTA
Por delante quedan más de 2 meses electorales


El cruce de los caminos de la Tauromaquia y la Política


Con un horizonte netamente electoral hasta finales de mayo, que luego se ampliará en no pocas semanas con los procesos de constitución de las nuevas instituciones de las Administraciones Públicas, algunos han descubierto ahora que en el mundo del toro hay un nicho de votos que tienen muchísimo más que un simple valor simbólico. Todos acuden al menos a un gesto para aproximarse a esos votantes, a los que hasta ahora poco han tenido en cuenta en materia taurina. Sin embargo, ahora que el voto taurino cotiza al alza, hay que recordar que la historia enseña que la mezcla de Tauromaquia y Política casi nunca ha dado resultados beneficiosos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |