Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
BILBAO. Cuarta de las Corridas Generales
Importante corrida de Victoriano del Río, para una tarde redonda de Manzanares
José Maria Manzanares en su faena con el que cerró la tarde (Chopera-Toros)
Una excelente y diversa corrida de Victoriano del Río permitió levantar el tono de este abono bilbaíno. Hubo de ese toreo soñado, pero hubo también el ejercicio de firmeza que exigen algunos toros. La tarde se la llevó por delante un José María Manzanares, muy entregado siempre, que no perdió ocasión de enseñar su concepción del toreo. Una por su poder, otra por la suavidad de su muleta. Pero también "El Juli", que había estado exquisito con su blando primero, le pudo con torería al áspero 5º. Y Ferrera con sus detalles, se ha convertido en apuesta segura.
Actualizado 21 agosto 2019  
Redacción   
 Goterones de arte de Diego Urdiales
 Tarde con unos pocos toques que recordar
 Cariñosa despedida a "El Cid

BILBAO. Cuarta de las Corridas Generales. Casi dos tercios de entrada. Toros de Victoriano del Río --3º y 5º con el hierro de Toros de Cortés--, bien presentados y de juego interesante; con gran calidad 3º y 6º; manejables  1º y sobre todo el 2º; con más poder y complicaciones 4º y 5º. Antonio Ferrera (de azul Bilbao y oro), silencio y silencio tras un aviso. Julián López “El Juli” (de verde hoja y oro), ovación y una oreja. José Mª Manzanares (de grana y oro), una oreja y una oreja con petición de la segunda.

 

No ha sido como para salir de Vista Alegre toreando por las calles. Pero sí para saborear en el recuerdo las muchas cosas buenas que se vieron en esta 4ª del abono. Y además por dos palos muy distintos, el de la dulzura alada y el del poder de la muleta.

 

Y es que Victoriano del Río ha lidiado este miércoles el toro más completo que se ha visto en lo que va de ciclo. Llevaba por nombre “Ruiseñor”, dentro tenía mucha fijeza y casta, siempre con el morro por la arena, vendiendo cara su muerte; con toda razón, se le dio la vuelta al ruedo. Pero de la dehesa de Guadalix de la Sierra vino una corrida notable y diversa, porque los hubo con una bondad almibarada, tal que 2º y 3º, con los se podía soñar el toreo;  junto a otros dos, como 4º y 5º, con ese poder que exige de mucha firmeza.

 

Con ella José María Manzanares tuvo una de sus mejores tardes  en Bilbao. A su muy noble primero, más que torearlo lo acarició sobre ambas manos, en series templadas y tan llenas de suavidad que consiguió mantenerlo en pie. Ni un tirón, ni una duda. Frente al 6º sacó la raza y la vibración que exigía su oponente. Faena toda ella sobre la mano derecha y muy en los medios, llevan a su enemigo con largura. ¿Faltó intentarlo con la izquierda? Según y como, porque quien estaba metido en la faena sabía que ese pitón aportaría poco o nada a la faena. A los dos los mató recibiendo. Quizás cayó un poco baja la espada en el caso del 6º, que debió ser la causa por la que el Palco no quiso sacer el segundo pañuelo.

 

Que “El Juli” tiene el toreo en la cabeza resulta a estas alturas una obviedad. Con su primero, dulcísimo y blando enemigo, sacó a relucir su concepción de las suertes, con cuatro pases de pecho que eran cuatro carteles. Todo para paladares finos. Le plantó cara al 5º, con mucho más poder, y otra vez el madrileño dejó sentado su capacidad para meter en los engaños a este tipo de toros.

 

Poca suerte en el sorteo tuvo Antonio Ferrera. Con todo, sus detalles toreros --unos de arte, otros de capacidad en la lidia-- resultan una delicia de presenciar. Incluso cuando no tiene un triunfo rotundo, siempre regala momentos de importancia.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Bilbao 2019
El torismo, asignatura pendiente
La gallardía de Juan Leal premiada con dos orejas
Paco Ureña, en una tarde de ensueño: 4 orejas
Entre dos figuras, Luis David Adame se vino arriba desde el paseíllo
Goterones de arte de Diego Urdiales
Tarde con unos pocos toques que recordar
Cariñosa despedida a "El Cid
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |