Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Por la incomparecencia del torero a la hora establecida
Infracción reglamentaria del Presidente y de Alejandro Talavante, en ambos casos sancionables
El torero Alejandro Talavante se presentó este sábado en la Plaza de Valencia con 23 minutos de retraso sobre lo que le era obligatorio: entró al recinto 8 minutos después de la hora fijada para el inicio de la corrida, pero además incumplió su obligación reglamentaria de personarse en el coso con 15 minutos de antelación a la hora de comienzo. Pero, igualmente, al tolerar este comportamiento y retrasar sin causa el inicio del espectáculo, también el presidente incumplió con sus obligaciones reglamentarias.
Actualizado 16 marzo 2013  
Redacción   

De acuerdo con el Reglamento de Espectáculos Taurinos, [Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero], tanto el Presidente de turno en la corrida celebrada este sábado en Valencia. como el diestro Alejandro Talavante han incurrido en unas manifiestas infracciones de lo establecido en la citada norma.

Las infracciones se refieren en ambos casos al injustificado retraso de 12 minutos sobre la hora anunciada con el que dio comienzo el espectáculo, circunstancia con la se han infringido al menos dos artículos del Vigente Reglamento: El primero, el art. 68, afecta directamente al torero Alejandro Talavante; el segundo, el art. 69, al Presidente.

Los referidos textos legales dicen:

Artículo 68.
2. Todos los lidiadores deberán estar en la plaza quince minutos, por lo menos, antes de la hora señalada para empezar la corrida y no podrán abandonarla hasta la completa terminación del espectáculo. Cuando un espada solicite del Presidente permiso para abandonar la plaza con su cuadrilla, por causa justificada, podrá ser autorizado para ello una vez terminado su cometido, si bien habrá de contarse con el consentimiento de sus compañeros de terna.

Artículo 69.
4. El espectáculo comenzará en el momento mismo en el que el reloj de la plaza marque la hora previamente anunciada.
5. A la hora exacta fijada para dar comienzo el espectáculo, el Presidente ordenará el inicio del mismo, mediante la exhibición del pañuelo blanco para que los clarines y timbales anuncien dicho comienzo. Seguidamente, los alguacilillos realizarán, previa venia al Presidente, el despeje del ruedo para, a continuación, al frente de los espadas, cuadrillas, areneros, mulilleros y mozos de caballo, realizar el paseíllo; entregarán la llave de toriles al torilero, retirándose del ruedo cuando esté del todo despejado.

Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, por el que se modifica y da nueva redacción al
Reglamento de Espectáculos Taurinos. (BOE-A-1996-4945).

No hay atenuantes posibles

Difícilmente pueden aducirse circunstancias atenuantes. Desde luego en el caso del Presidente no hay ninguna: por respeto al  público asistente, el paseíllo debió dar comienzo a la hora exacta fijada, aunque en ausencia de uno de los espadas anunciados. No sería la primera vez que ocurre un hecho de esta naturaleza en la historia taurina. Pero, además, debe ahora proceder a elevar a la autoridad competente la correspondiente propuesta de sanción para el diestro ausente, de acuerdo con el Título X del mismo Reglamento.

Por otro lado, como debe presuponerse que el Presidente es suficientemente conocedor de las normas que debe aplicar, en ambos casos se le podría imputar la figura sancionadora prevista para quien obra de manera injusta y/o ilegal a sabiendas.

En el caso de Alejandro Talavante de igual forma carece de circunstancias atenuantes. En primer término, porque en las mismas condiciones de tráfico y aglomeración de público, sus compañeros de cartel cumplieron lo establecido y llegaron a la plaza con más de los 15 minutos de antelación establecidos en el Reglamento. Por ello, nada le impedía cumplir con sus obligaciones reglamentarias.

Pero en el caso del torero extremeño se da, además, otra circunstancia: su reiterado e inveterado incumplimiento del artículo 68 del Reglamento. Resulta fácilmente probable de manera documental --por ejemplo, acudiendo  los archivos de Canal + Toros-- para comprobar como de manera habitual, e incluso lo tiene a gala en sus declaraciones, llega a todas las plazas en las que está anunciado  cuando ya ha transcurrido buena parte del tiempo preestablecido. A efectos de sanción, el hecho de que en otros lugares haya contado --por más que sea de forma ilegal-- con la tolerancia de la autoridad, semejante costumbre no le acredita ni menos le habilita para infringir de manera permanente el Real Decreto.

 

 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2013
A pesar de todos, la mayoría es optimista para la temporada de 2014
Éxito de la "Feria solidaria" organizada por la Asociación Juvenil Taurina Española
Caso Canorea: ANOET y ASOJET, le apoyan; los empleados de la Empresa Pagés se unen al plante
Canorea se disculpa ante los toreros
La Asociación Taurina Parlamentaria premia a Curro Romero y Antonio Briones
Se crea la Red Universitaria de Trabajo para el Análisis y el Diagnóstico de la Industria Taurina
La Policía Nacional cuenta con un centro de referencia para el análisis de astas de toros
Más que dudas sobre el nivel torista de la temporada de México
El Gobierno inicia la preparación de la futura Ley sobre el Patrimonio Cultural Inmaterial
"La Tauromaquia estará protegida con el máximo rango del ordenamiento jurídico"
PUNTO DE VISTA
Con demasiados problemas sin atender

La hora de los despachos


Metidos ya en el otoño, con la vista puesta en el circuito americano, se echa en falta que los responsables de todos los sectores taurinos aborden de una vez los problemas estructurales que atenazan a la Fiesta. El juego de cromos de quien apodera a quien, o quien gana tal o cuál concurso, a efectos de futuro no pasan de ser meros hechos episódicos. Lo relevante radica en abordar los problemas de fondo que afectan a todo cuanto se refiere a la Tauromaquia. Lo importante radica en dejar de pensar en el "que hay de lo mío", para resolver lo que todos afecta.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |