Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
SEVILLA: Novena de Feria
Un jueves de farolillos que no se festejó como era debido
En el jueves de farolillos, otra tarde perfectamente olvidable, aunque no debió ser así: hubo tres toros para darles fiesta y dos se fueron sin ella. No parece que el momento taurino ande permitiendo muchos márgenes para las ocasiones fallidas, que cada día que pasa cuesta más trabajo estar en todas las ferias. La que no falló, aunque tampoco llegara a su punto de máximos, fue la que ofrecía el 6º, un toro grande y bien hecho de Parladé, con el que se fajó Jiménez Fortes, con sus fallos, pero con verdad y con quietud. Perera tuvo con diferencia el peor lote. Y al Cid no se le vio a gusto en ningún momento.
Actualizado 18 abril 2013  
Redacción   
 Los toros decidieron declararse objetores del morantismo
 Aburrimiento a dos manos, en tarde sin fundamento, deslucida por los "victorinos"
 Morante y su capote mágico, orfebrería pura

SEVILLA. Novena de Feria. No se llegó a los tres cuartos del aforo. Cuatro toros de Daniel Ruiz y dos de Parladé (4º y 6º), muy desiguales de presentación y dispares de calidad; los mejores 1º y 6º. Manuel Jesús El Cid (de azul cobalto y oro), silencio y silencio. Miguel A. Perera (de azul pavo y oro), silencio y silencio tras dos avisos. Saúl Jiménez Fortes (de champan y oro, con remates negros), silencio y ovación tras aviso.

Jueves de farolillos y no había problemas para encontrar entradas. Tomemos nota. A toro arrastrado, la verdad es que tampoco la cosa valió tanto la pena como para pasarse horas buscan dos localidades. Pero como ya se ha hecho casi tradición, del muermo salimos un poquito al final, con el sexto de la tarde,  al que a punto estuvo de cortarle una oreja Jiménez Fortes.

Da un no sé qué tener que repetirse. Pero es que cuando en el ruedo no se vive la integridad del toreo, la cosa pierde mucho, casi todo. Y con la corrida que salió por los chiqueros y, sobre todo, con lo que se hizo con ella, era difícil aproximarse a esa integridad, que parte de la emoción y concluye en el arte. Y hubo al menos tres toros, media corrida, para haberlo conseguido.

Lo que don Daniel Ruíz trajo a la Maestranza se comprende que tuviera problemas en el reconocimiento previo. El primero no llegaba al listón de los mínimos, aunque luego tuvo una calidad a la que su matador no supo corresponder. Manso y tendiendo a rajarse, el 2º. Igual que el anterior, pero además con menos fuerza de la necesaria, el 3º. El 5º y último de la divisa titular salió prácticamente rajado de toriles. De los dos remiendos de Parladé, más rematados, el 4º llegó con muchas posibilidades a la muleta, al igual que el 6º, éste incluso con un punto más de vibración.

Es seguro que alguna razón tendrá, porque  a nadie le gusta dejarse ir un triunfo. Pero El Cid tuvo en sus manos enderezar sus cosas, porque pudo sacar mucho más partido de su lote, el mejor del sorteo. Pero se le notaba que no estaba a lo que había que estar. Se notó tanto que el público acabó tomando partido por los toros frente al torero a la hora de tocarle las palmas. Está claro, al personal no se le insuflan ánimos a base de unas faenas mecánicas, en las que ni el torero parece creer. Sobre todo en su primero, el de más calidad de la tarde, y con el que en ningún momento se consiguió centrar. Pero también el 4º tenía sus cosas aprovechables. Los dos se fueron para el desolladero tal como habían salido. No ha sido buena feria la que ha echado el de Salteras; le queda la carta de Madrid para enderezar las cosas, que esto anda muy mal como para dormirse.

El santo de espaldas tuvo toda la tarde Miguel A. Perera, como en la tarde anterior. Por más paciencia que le echó, resultaba imposible que los toros rompieran, sobre todo el 5º. De nuevo en esta tarde se le vio seguro y muy templado con el capote. Con la espada, en cambio, ya fue otro cantar.

Jiménez Fortes dejó el recuerdo de un torero que sabe la responsabilidad que ha asumido en esta temporada: tiene que romper, no le valen circunloquios. De hecho, lo mismo que estuvo muy decidido en los lances de recibo, entró en quites siempre que le correspondía, y con buena mano, por cierto. De su primero, poco se podía esperar. Con el 6º, al que recibió en la puerta de chiqueros, ya fue otra cosa. El de Parladé, quizá el de más presencia de la tarde, permitía otras alegrías y el malagueño las puso encima de la mesa. Toreando muy por abajo, firme las zapatillas, redondeó tres series de respeto, con verdad. Con un intermedio de un poco de desconcierto al coger la mano izquierda, volvió “donde solía”  en el tramo final del trasteo. Si al primero, lo pasaportó con una estocada por arriba, en este 6º, cuando tenía a su alcance una oreja,  no estuvo precisamente afortunado. Con todo, ha pasado el fielato de Sevilla con holgura, aunque no rematara la tarde.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2013
A pesar de todos, la mayoría es optimista para la temporada de 2014
Éxito de la "Feria solidaria" organizada por la Asociación Juvenil Taurina Española
Caso Canorea: ANOET y ASOJET, le apoyan; los empleados de la Empresa Pagés se unen al plante
Canorea se disculpa ante los toreros
La Asociación Taurina Parlamentaria premia a Curro Romero y Antonio Briones
Se crea la Red Universitaria de Trabajo para el Análisis y el Diagnóstico de la Industria Taurina
La Policía Nacional cuenta con un centro de referencia para el análisis de astas de toros
Más que dudas sobre el nivel torista de la temporada de México
El Gobierno inicia la preparación de la futura Ley sobre el Patrimonio Cultural Inmaterial
"La Tauromaquia estará protegida con el máximo rango del ordenamiento jurídico"
PUNTO DE VISTA
La inconsistencia de un ministro


Rodríguez Uribe, la incultura como norte


Las declaraciones al diario "El Mundo" del ministro de Cultura han llevado a las gentes del toro a una situación verdaderamente límite, frente a la que los insostenibles aclaraciones posteriores solo sirven para empeorar la situación. No da una el señor Rodríguez Uribe. Cuando hace promesas porque todas resuelta luego incumplidas; cuando habla porque siempre se dirige a un barrizal. En el fondo, ha quedado aún más claro que la Tauromaquia está ante una legislatura que se nos irá en blanco, en la mejor de las hipótesis.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2020 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |