Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
El Juli marca las diferencias
Octava de abono 12 de julio de 2010
Actualizado 12 julio 2010  
Antonio Petit Caro   
Se puede estar bien. Se puede, incluso, cortar orejas. Pero todo eso queda en un remedo cuando se ejerce el magisterio de los ruedos. Y en eso, hoy hay que descubrirse ante Julián López –de azul cobalto y oro, en esta tarde--. Si además se echa uno a las espaldas, por qué le da la gana, el peso del toreo de su época, se hace lo que hoy hace “El Juli”: no rehuir las ferias y los carteles de importancia, como ahora ocurre en este abono, en el que es el único que se anuncia dos tardes.
Lo de menos ahora es el número de trofeos que se le concedieron, que en este caso no guardan relación de proporcionalidad con la actuación del madrileño.  Lo demás es la lección que dictó ante dos toros –sobre todo el quinto— a los que había que entender y administrar la medicina adecuada, no valía el manido proceder de ponerse por un lado y por el otro, casi mecánicamente.
Dentro del buen encierro en general que mandó Victoriano del Río, al madrileño le tocó en primer lugar uno bravito, pero con acusada querencia a irse suelto de los engaños. Desde el primer momento, El Juli se puso a la tarea de corregir sus defectos y lo consiguió, claro está. Cuando eso, además, se hace manejando las telas con buen gusto, con la muñeca muy templada y sin permitir ni un solo enganchón, estamos ante una actuación de excelencia. Lo mató por arriba y el presidente de turno le concedió una oreja, que en justicia debieron de ser dos.
El quinto era, probablemente, el más grandullón de toda la corrida. (Entre paréntesis, de qué forma más rara se hicieron hoy los lotes; a El Juli le tocaron los dos peor hechos). El animal tenía sus problemas, que no eran pocos, Pero el torero tenía su inteligencia y la sacó a relucir. Otra faena de muy buen nivel, otra oreja. Lo único reprochable en un profesional de su dimensión fue el descuido, el exceso de confianza que dio pie al puntazo que hoy sufre el de Velilla de San Antonio. ¡Pero hombre…! Menos mal que al final no fue más que un puntazo en la zona escrotal, porque por la forma de cogerle dió la impresión de una cornada mayor.
Se ha apuntado ya el muy aceptable encierro de Victoriano del Río. Dentro de él, destacaron dos toros: 1º y 4º, esto es, el lote de Curro Díaz  --de verde botella y oro--. No diría yo que en este caso sea de aplicación lo de que “tuvo mucha suerte en el sorteo”. Más bien fue lo contrario, porque la calidad de sus enemigos dejó al descubierto las carencias de su lidiador. Me resulta ya un poquito cansino oír cómo de este torero  casi obligadamente se debe cantar su estética, en virtud de lo cual parece que se hace necesario y  está justificado pasar por alto otros conceptos más básicos del toreo, como el temple y, por qué no, la técnica.
Esta tarde fue el vivo ejemplo de todo ello: cuando uno está ante un toro bravo, por más noble que sea, no se puede olvidar que el animal exige siempre de su lidia. Pero si todo lo fiamos a un sentido escultural de las suertes, pasa lo que pasa: se empieza por no echar la muleta adelante y se acorta luego el último tiempo del muletazo con la pretensión de enroscarse el toro a la cintura; el resultado final necesariamente no puede ser el deseado, en la medida que al toro no se le ha dado su espacio, los engaños tienden a ser enganchados y, a la postre, todo queda deslucido. Y por eso uno se deja ir toros que eran de triunfo grande, como ayer le ocurrió, y por dos veces,  a Curro Díaz.
Aunque se puedan aducir circunstancias paliativas, por corresponderle un lote poco lucido, Alejandro Talavante –de verde manzana y oro— no dejó de esforzarse en ofrecer al respetable un muy numeroso muestrario de pases en su primero, pero la mayoría de ellos dados al buen tuntún. Ahí está la causa de por qué tenía que andar detrás de sus toros todo el rato. Mantuvo su estilo, pero en una tarde como la de hoy necesitaba también de un mínimo de lidia y de técnica para que aquello fructificara en algo positivo
Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (mx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Ttulo (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y nmeros que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redaccin a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, sern aprobados al da siguiente.
CLUSULA DE EXENCIN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redaccin de taurologia.com y podrn ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortogrficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes sern eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacaras? zQu opinin te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artculos de Temporada 2010
El debate de la Comisin de Cultura: texto ntegro
El martes se vota en el Congreso la proposicin no de ley sobre el traspaso de Interior a Cultura
La Opinin de Ignacio Snchez-Mejas: "Operacin Trapo"
Diego Ventura pierde el triunfo con el rejn de muerte
Taurologia.com desea a toda la familia taurina suerte y triunfos en el Nuevo Ao 2011
Manzanares cancela todos sus compromisos americanos
Juan Mora: nunca un triunfo form tanto ruido
Taurologia.com desea a toda la familia taurina una feliz y alegre Navidad
Oreja para Matas Tejela en la Mxico
La pacfica temporada de Rivera Ordoez "Paquirri"
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polmica que ahora enfrenta a los empresarios Simn Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan slo algn comentario marginal con ste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino est inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendr bajo mnimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histrico a travs de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Deca Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazn en medio". No es fcil matizar ms con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unin con el lance a la vernica conforman el verdadero ncleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teora taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definicin de Sassone: adems de la tcnica, pusieron el corazn de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Poltica de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |