Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
BILBAO: Tercera de las Corridas Generales 2013
El largo bostezo de un mano a mano con seis toros deplorables
El Juli en uno de los pocos momentos lucidos de la tarde
No es fácil encontrar una tarde más vacía de todo contenido y argumento como la vivida este martes en la plaza bilbaina, que tampoco en esta ocasión se llenó. En los comienzos hubo algún ligero atisbo de mayores glorias. Pronto se descubrió que era un puro espejismo. Y de ahí hasta el final, el aburrido bostezo sustituyó a la indispensable emoción. Eso sí, señorialmente soportado por el público de Bilbao. Si el día anterior la gente salía del tendido hablando de toros, en esta ocasión las caras no daban para más allá de un "ya veremos si mañana hay más suerte".
Actualizado 20 agosto 2013  
Redacción   
 Una gran tarde de "El Juli", en una corrida de magnífico nivel
 Una corrida interesante de La Quinta y una faena redondeada de Manuel Escribano
 Magistral faena de Hermoso de Mendoza, en un muy desigual mano a mano

BILBAO.- Tercera de las Corridas generales. Tres cuartos de plaza. Toros de El Pilar, de desigual presentación,  tipo y remate, ayunos de fuerza y bajos de raza, aunque sin mayor peligro. Julián López “El Juli” (de nazareno y oro), ovación, silencio y silencio. José María Manzanares (de grana y oro), palmas, silencio y silencio.

Qué petardo de tarde. Una corrida insufrible  de Moisés Fraile, con el hierro de El Pilar, ni siquiera bien presentada, permitió que “El Juli” y Manzanares se estrellaran contra los elementos, para salir del ruedo bilbaino dos horas después de haber llegado sin un gramo más de mérito que apuntar en su historial. Resulta difícil imaginar una tarde más vacía de argumentos, más sin sentido taurino alguno. Hasta el punto que lo más aplaudido de la tarde fueron dos grandes pares de banderilla de Juan José Trujillo con el que cerraba plaza.

Ya antes del paseíllo quedó claro una cosa: en taquilla quedaba papel. Mal comienzo. Mira que eran dos toreros muy en consonancia con los gustos de esta afición y que la tarde anterior creó mucho ambiente. Pues ni así. Esto de los mano a mano que no han nacido de una competencia real o al menos de un episodio épico, es  lo que tienen. Pasan a ser una pura y simple conveniencia presupuestaria. Y nadie saca una entrada para salvar una cuenta de resultados, que por lo demás desconoce y tampoco le interesa; la entrada se saca para otra cosa.

Es cierto que el cartel ya venía un poquito quemado, después de las  malas experiencias de Valencia y de Huelva, que fueron dos señores fiascos. Pero, hombre, con el toro de Bilbao --se decía el optimista--  la cosa puede ser diferente. De cualquier forma, tan poco ambiente se había despertado que ni la ovación a los diestros actuantes llegó a cuajar tras romperse el paseíllo. Al final, entre unos y otros se encargaron de quitar todo atisbo de ilusión al más entusiasta de los partidarios.

La tarde, sin embargo, parecía que despuntaba bien sus comienzos, cuando El Juli, aprovechando la inercia del viaje largo, le enjaretó unos muletazos apreciable con la derecha; pero en cuanto trató de bajarle la mano, el toro  ya cantó la gallina. Y, en medio del sopor  y la desilusión de cuatro toros,  volvió a aparecer un rayito de luz con el 5º, con más remate que sus hermanos; aquello tenía algún viso de remontar un poco, cuando El Juli le hizo tomar la muleta, aunque fueran de uno en uno. Pero de inmediato el “pilareño” presentó también su renuncia a seguir. Así se diluyeron las pocas y reducidas esperanzas de la tarde, con el intermedio de una absoluta sequía.

Como a estas alturas de la historia resulta superfluo ponerse a descubrir quien es El Juli, quien José Mª Manzanares, poco, muy poco, hay que contar de sus actuaciones de esta tarde. Mataron la corrida sin problemas ni agobios. Es de agradecer que, al menos, casi siempre fuera por arriba. Pero a partir de ahí,  punto en boca, porque ponerse ahora a contar que si un natural tuvo tal o cual factura, cuando allí no podía haber ni orden ni concierto, raya en lo completamente absurdo.

Casi obvio resulta escribir que la corrida de El Pilar dio un juego deplorable. Vacíos los seis de fuerza y motor, con unos andares propios de su escasa casta y de su sosería, con la cara siempre por las nubes y dispuestos a acostarse en cuanto el torero bajara un mínimo los engaños.  Tan sólo trapeando un poco se conseguía ligar alguna vez tres muletazos. Pero hasta en eso carecían del  punto de emoción que trasciende más allá de la arena. Y ya se sabe, emoción o bostezo. Esa es la cuestión taurina, el dilema. Esta tarde se apostó por lo segundo.

►Los cambios pendientes

Aunque aún convaleciente, en la corrida de este miércoles si actuará Jiménez Fortes, según ha comunicado a la Empresa. Completará el cartel que integran Enrique Ponce y Miguel A. Perera, con toros de Alcurrucen.
En el cartel del jueves, ha anunciado la empresa que la sustitución de Morante de la Puebla será, finalmente, para Juan del Álamo, quien acompañará a Juan José Padilla e Iván Fandiño, ante  toros de Jandilla. 

 

 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2013
A pesar de todos, la mayoría es optimista para la temporada de 2014
Éxito de la "Feria solidaria" organizada por la Asociación Juvenil Taurina Española
Caso Canorea: ANOET y ASOJET, le apoyan; los empleados de la Empresa Pagés se unen al plante
Canorea se disculpa ante los toreros
La Asociación Taurina Parlamentaria premia a Curro Romero y Antonio Briones
Se crea la Red Universitaria de Trabajo para el Análisis y el Diagnóstico de la Industria Taurina
La Policía Nacional cuenta con un centro de referencia para el análisis de astas de toros
Más que dudas sobre el nivel torista de la temporada de México
El Gobierno inicia la preparación de la futura Ley sobre el Patrimonio Cultural Inmaterial
"La Tauromaquia estará protegida con el máximo rango del ordenamiento jurídico"
PUNTO DE VISTA
Los toreros mereces más respeto


¿Cuándo nos dejarán en paz las teles del corazón?


En los últimos meses la mayoría de las televisiones dedican a los cotilleos --y cosas mas graves-- más de cien veces más que a la realidad del mundo del toreo. Se socaba sin reparo la privacidad de los toreros, se sacan a la luz –la mayoría de las veces sin datos comprobados-- sus vidas y andanzas. Y de paso unos cuantos se dedican a ganar dinero, incluso a costa del buen nombre sus familias. Quienes amamos a la Tauromaquia no debiéramos colaborar con este desmadre.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2021 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |