Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
PAMPLONA: Tercera del abono de San Fermín
Manuel Escribano vuelve a pedir su sitio
Con una interesante corrida de Dolores Aguirre, Manuel Escribano ha vuelto a confirmar en el ruedo pamplonés que es un torero con el que se debería contar, aunque esa es una figura que ahora se lleva más bien poco. Cierto que tuvo la suerte de cara en el sorteo, pero cierto también que el Gerena sabe hacer muy bien el toreo. Como en sanfermines el lugar en que se lidian los toros tiene su importancia, a Escribano le correspondió "el toro de la merienda", y eso restó eco a la muy compuesta faena que le hizo al mejor de los toros. Poco comprensible fue el escaso eco que tuvo entre los aficionados la sólida faena que construyó Juan del Álamo con el sexto.
Actualizado 8 julio 2013  
Redacción   

PAMPLONA. Tercera del abono. Lleno total. Toros de Dolores Aguirre, ofensivos, pero desiguales de hechuras y comportamiento dispar para los toreros y cumplidores ante el caballo.  Manuel Escribano (de nazareno y oro), una oreja y vuelta al ruedo tras petición y un aviso. José Miguel Pérez “Joselillo” (de blanco y oro), silencio y palmas. Juan del Álamo (de blanco y plata), silencio y ovación.

No fue una tarde de triunfos redondos, desde luego; pero ningún aficionado se aburrió. Y es que a corrida que para Pamplona había criado Dolores Aguirre --en cuya memoria lució divisa negra-- fue siempre exigente pero muy toreable para  los toreros, que a su vez respondieron con mucha decisión.  Ni uno permitía el toreo por arriba, sino que había que poderles por abajo, como tampoco toleraban las dudas y menos los revoltijos.

En un lote --3º y 6º-- se juntaron los peores,  correspondieron a Juan del Álamo; pero también se emparejaron los dos toros de embestidas más nobles y largas --por este orden 4º y 1º--, para suerte de Manuel Escribano. En medio, el lote de “Joselillo”, que como todos sus hermanos pedía el carnet de identidad, pero que respondía por abajo, las más de las veces con alguna brusquedad. Un conjunto interesante, en el que hubo también de todo en cuanto a presencia, siempre dentro de las  leyes del trapío, y en el que todos los toros iban enseñando las puntas.

El sevillano Manuel Escribano venía decidido a obtener otro triunfo importante en una plaza de primera. Por dos veces se fue a recibir a sus toros a la puerta de toriles, resolviendo la papeleta con desahogo. Excelente su forma de lancear al cuarto y participativo en quites. Busca banderillear con sobriedad y en cinco de los seis pares que puso en esta tarde lo hizo con lucimiento y riesgo. Pero queda la duda de si responde al corte torero para este tercio, tan acrobatizado como está.

En el que abría plaza construyó una faena de muleta que fue de menos a más, en la misma medida que le iba cogiendo el son a su enemigo, para concluir con un par de serie con la derecha que tuvieron profundidad. Con el bonancible cuarto, dejó los mejores pasajes de la tarde, tanto con una mano como con otra, pero algunas de las series salían con la desigualdad que impone dejarse tocar la muleta. En cualquier caso, se mantuvo a un muy buen nivel. De hecho, si al toro de la merienda, no lo pincha, habría abierto la Puerta Grande, tras la oreja cortada ya a su primero.

Incómodo fue el papel que le correspondió jugar en esta ocasión al siempre animoso “Joselillo”: no le tocó bailar con la más fea, que eso siempre da un margen, ni le correspondió el lote bueno. En sus toros, a los que recibió en la puerta de toriles, estuvo muy decidido y firme, tragando lo que era necesario frente a las brusquedades de sus enemigos. Pudo haberle cortado la oreja del 2º de la tarde, que permitía mejor el toreo, pero se dio la mala fortuna que el puntillero levantara al toro y los ánimos se enfriaran. Pero siendo la primera tarde que se vestía de luces en la temporada, tuvo mérito el esfuerzo que realizó  el torero.

Con  el lote más dificultoso, Juan del Álamo mantiene su crédito al vista de los aficionados. Ninguno de sus dos enemigos estaban para florituras, en especial al cinqueño que hizo 6º, que para más inri saltó por veces al callejón. Pero no se comprende muy bien la indiferencia con la que gran parte del público acogió esta faena, que tuvo mucha verdad en sus entrañas y se culminó con un espadazo entregándose. En otras circunstancias, esta faena habría sido de premio. Muy digna la tarde del salmantino, que es una pena que no lo coloquen mejor en los carteles.

El encierro: Los toros de Dolores Aguirre protagonizaron un encierro rápido (2,25), en el que no ha habido heridos por asta.  La manada fue compacta hasta la curva de Estafeta, punto a partir del cual se dividió la manada, hasta llegar fraccionada a la plaza.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2013
A pesar de todos, la mayoría es optimista para la temporada de 2014
Éxito de la "Feria solidaria" organizada por la Asociación Juvenil Taurina Española
Caso Canorea: ANOET y ASOJET, le apoyan; los empleados de la Empresa Pagés se unen al plante
Canorea se disculpa ante los toreros
La Asociación Taurina Parlamentaria premia a Curro Romero y Antonio Briones
Se crea la Red Universitaria de Trabajo para el Análisis y el Diagnóstico de la Industria Taurina
La Policía Nacional cuenta con un centro de referencia para el análisis de astas de toros
Más que dudas sobre el nivel torista de la temporada de México
El Gobierno inicia la preparación de la futura Ley sobre el Patrimonio Cultural Inmaterial
"La Tauromaquia estará protegida con el máximo rango del ordenamiento jurídico"
PUNTO DE VISTA
Con demasiados problemas sin atender

La hora de los despachos


Metidos ya en el otoño, con la vista puesta en el circuito americano, se echa en falta que los responsables de todos los sectores taurinos aborden de una vez los problemas estructurales que atenazan a la Fiesta. El juego de cromos de quien apodera a quien, o quien gana tal o cuál concurso, a efectos de futuro no pasan de ser meros hechos episódicos. Lo relevante radica en abordar los problemas de fondo que afectan a todo cuanto se refiere a la Tauromaquia. Lo importante radica en dejar de pensar en el "que hay de lo mío", para resolver lo que todos afecta.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |