Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID: Vigésimo cuarta de la feria de San Isidro
Mejor no pensar en la historia del glorioso nombre de Pablo Romero
Un ejemplo: obsérvese por donde lleva la cara el de Partido de Resina. (Alvaro Marco/Las Ventas)
Lo de este lunes, para desesperanza de los que se acercaron a Las Ventas, nada tiene que ver con la ilustre historia que el nombre de los Pablo Romero reunió durante un siglo de criar toros bravos. Lo que vino a Madrid, ni siquiera recordaban ese tipo tan clásico y tan bello que siempre hizo diferentes a estos animales de la herradura. En términos gastronómicos, esto ya no es merluza de pincho; como mucho, jurelillos congelados. Naturalmente solo sirvieron para que la terna, con sus esperanzas puestas en este San Isidro, se vaciara de ilusiones y tomara nota de la realidad: todo intento de lucimiento resultaba imposible.
Actualizado 1 junio 2015  
Redacción   

MADRID. Vigésimo cuarta de la feria de San Isidro. Algo más de media plaza. Toros de Partido de Resina, informales den su desigual presentación y muy deslucidos. Eduardo Gallo (de grana y oro), silencio tras aviso y silencio. Sebastián Ritter (de malva y oro), silencio tras aviso y silencio. Rafael Cerro (de blanco y plata), silencio y silencio tras aviso.

No son formas de venir a la plaza de Madrid.  Y eso que hubo toros que volvieron a la dehesa para ser remendados por otros, se supone que de mayor trapío. La mayoría de salió por chiqueros con el hierro de la herradura ni respondía al tipo histórico tan bello del encaste originario, ni cumplía con los gustos de toros rematados de los aficionados de Madrid. El fracaso de lo que se anuncia a nombre de Partido de Resina no tuvo paliativo posible. Aunque la compraran a la familia que a finales  del siglo XIX creó este encaste y aunque mantengan el hierro y la divisa, para no llamar a engaño convendría que suprimieran en los carteles la leyenda “antes Pablo Romero”. Esto ya es otra cosa.

Lo del verano pasado, cuando echó dos toros de interés, animó a la empresa a incluir esta ganadería en la semana dura de la feria. A la visto de lo que hoy quedó claro, aquello debió ser un simple sueño en una noche de verano. En este lunes salieron seis toros sin raza ni casta, sin capacidad alguna de humillar, pensando sólo en como buscar terrenos libres, sin fijeza ni ritmo, con trote cochinero. Algunos dirían que eran nobles; más bien parece que eran absolutamente carentes de celo y ajenos a todo intento de pelea. Bobalicones que pasaban por allí. Ni la menor sensación de riesgo hubo en toda la tarde. En plan benevolente, medio se pudo salvar el que hizo 2º, aunque con bastantes peros. En suma, antes de salir ya habían dimitido todos de las características propias del toro bravo y, por supuesto, de las señas de identidad de lo que fue pabloromero.

Si ya la corrida de antemano tuvo la peor acogida del público en lo que va de feria, los que acudieron se marcharon a casa molidos de la paliza de sopor que proporcionó la tarde. Y los primeros, los tres espadas, que sin duda vendrían a Madrid para “arreglar” sus cosas, comenzando por esta temporada. No tuvieron ni ocasión de expresar esos buenos propósitos. Verse anunciados en Madrid, hacer toreramente el paseíllo y mandar a los seis, con mayor o peor fortuna, hasta el desolladero. Y en medio, lamentablemente, la nada.

Con el oficio que ya tiene a sus espaldas, Eduardo Gallo no pasó ni medio agobio con su lote. Pero tampoco pudo dejar atisbos de su buena concepción del toreo. Se fue tal como vino. Y es poco justo, porque su corte de torero tiene interés y no se anda tan sobrados de toreros que tengan algún misterio que decir.

Dentro de la vaciedad del destejo, no o dejó de sorprender el buen sitio que tiene Sebastián Ritter, con tan sólo cuatro corridas en su haber. Sigue igual de valiente que siempre se le ha visto en Madrid, pero con un rodaje inusitado para su poca actividad y apuntando un buen sentido del toreo. Suyo fue lo único notable de la tarde: un ajustado quite por chicuelinas al 4º.

Quien hace un par de temporadas  fuera su compañero de aventura novilleril, Rafael Cerro, pasó por Madrid porque lo dicen los carteles. Pero como si no lo hubiera hecho. Reiteró los intentos llevado de su mejor buena voluntad, pero todo era inútil. Sus esperanzas, como las de sus compañeros de terna, volaron como las hojas en el otoño.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2015
La Fundación del Toro de Lidia nombra a su equipo de gestión: Borja Cardelús, Director General
Bruselas confirma que la enmienda ecologista no será aplicable a la ganadería de lidia
La Escuela de Tauromaquia de Madrid "Marcial Lalanda", Premio Nacional de Tauromaquia 2015
Objetivo: mantener el "toro de Bilbao", dar paso a nuevos valores y modernizar la gestión
Paquirri: "Un torero debe despedirse quitándose el traje de luces, no el pijama del hospital"
Francia se vuelve a adelantar: sentencia condenatoria por injurias contra un animalista
Paco Ureña desborda Madrid al natural
El hambre y el valor de Caballero
Soy verdad
Un espejismo
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo


La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |