Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Un minuto de silencio:
A Miguel Ángel Montañés, in memoriam
A los 54 años de edad, ha fallecido Miguel Ángel Montañés, secretario general adjunto del Tribunal Constitucional. Hombre entregado a su labor jurídica, en el campo del derecho taurino los aficionados tienen contraída con él una deuda de gratitud: gracias su empeño y a su finura jurídica fue posible que en el vigente Reglamento se reconociera el papel de los aficionados en la Fiesta. En su recuerdo y homenaje, traemos hoy a estas páginas un artículo de José Luis Moreno-Manzanaro, presidente de la Unión Taurina de Abonados y Aficionados de España.
Actualizado 13 diciembre 2011  
  

José Luis Moreno-Manzanaro y Rodríguez de Tembleque
Abogado
Presidente de la Unión Taurina de Abonados y Aficionados de España.

“Vivir en los corazones de los que dejamos detrás de nosotros no es ciertamente morir” (Campbell).

Difícil resulta metabolizar la muerte súbita a la temprana edad de cincuenta y tres años, de un ser querido. Más aún cuando el que se va fue excelente, útil, necesario para la comunidad en la que, en cambio, permanece un sin número de mediocridades innecesarias. ¿Por qué casi siempre se van antes los mejores?. ¿Un divorcio entre razón y fe?.

Todavía no he asimilado la muerte de mi compañero y paisano Miguel Angel Montañés Pardo, excelencia como aficionado-servidor de la Fiesta, como persona humana y también como egregio jurista. El perfil de Miguel Ángel era el de una especie de híbrido humano con cuerpo de jurista y alma de aficionado taurino.

Fue necesario y decisivo desde su cargo como Secretario General Técnico en el Ministerio del Interior, para cerebrar la parte positiva de la cobertura constitucional de una obsoleta normativa taurina, haciendo posible en el seno de la Comisión Consultiva Nacional de Asuntos Taurinos, la participación, el diálogo y la concertación de sectores taurinos con intereses diversos, cuando no enfrentados. Tuve el privilegio de colaborar con él en ese empeño.

En este mi recuerdo emocionado, me importa dejar especial testimonio, de pública gratitud a quién –con incienso en su sarga- esculpió en el pórtico de la desafortunada “Ley Corcuera”, el reconocimiento institucional del asociacionismo de abonados y aficionados. Con su fino y templado esfuerzo disuasorio, ante o frente a unos y otros, consiguió que en una ley se nos reivindicara a los olvidados de siempre, a quienes veníamos siendo los convidados de piedra en el concierto taurino, a los que se recocía únicamente el derecho a pagar “sin rechistar”. La Ley establece claramente la obligación de los poderes públicos de fomentar nuestras entidades asociativas y correlativamente nuestra obligación de proteger los valores de la Fiesta sin olvidar la defensa de nuestros intereses como aficionados, abonados, espectadores o simples consumidores. Igualmente fue autor moral –contra viento y marea de los mas poderosos- del derecho de participación de nuestras asociaciones en el acto del reconocimiento de las reses (Art. 33/8).

Finalmente, convencido de nuestra causa y para predicar con el ejemplo, aportó como socio, el brillo y esplendor en frecuentes colaboraciones a la Unión de Abonados y Aficionados Taurinos de Madrid. Si al comienzo afirmo que en un ayer fue útil t necesario para nuestra Fiesta, yo soñé que lo debía ser para le necesaria y nueva política taurina.

¡Que pena!.

Ahí te va, compañero, este minuto de silencio emocionado, seguido de la cerrada ovación de diez Uniones de Abonados y Aficionados Taurinos de España, con mi fraternal abrazo.

 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de El balcón de la Afición
La Unión de Abonados plantea al Ministerio seis requerimientos urgentes sobre la Tauromaquia
Escultura pro Iván Fandiño
"Los de José y Juan": Algunas reflexiones en torno a San Isidro 2017
Unión de Abonados de Sevilla: Sin toro nada tiene importancia
Reivindicaciones de los aficionados ante la Junta de Andalucía
Necesitamos taurinos "de guerra", taurinos militantes
Entre Valdemorillo y Levante
Antonio Fernández Casado, nuevo presidente del Club Cocherito de Bilbao
A Julio Pacheco, in memoriam
La gestión cultural en Las Ventas
PUNTO DE VISTA
La institución público-privada de más alto rango


Con la que está cayendo, la Comisión Nacional de Asuntos Taurinos está desaparecida


Creada por la ley de potestades administrativas en materia taurina, de 1991, recreada y ampliada años después por la ley de 2013, sobre la Tauromaquia como patrimonio cultural de España, la Comisión Nacional de Asuntos Taurinos constituye la institución de mayor rango para la cooperación público-privada para la conservación y el enriquecimiento de la Tauromaquia. Y siendo así, asombra que en momentos tan críticos como los actuales, esta Comisión esté desaparecida, cuando si hay voluntad política podría ser un instrumento muy idóneo para afrontar la situación.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2020 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |