Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID. Vigésimo quinta de la feria de San Isidro
Miguel Ángel Perera culmina una feria de ensueño: segunda Puerta Grande en dos semanas
Una feria de ensueño la de Perera: dos Puertas Grandes en una semana (Juan Pelegrín/ Las Ventas)
¡Qué torero y qué valiente!, ¡cuanta verdad y cuánta técnica! Más que sobresaliente mereció la tarde de Miguel Ángel Perera con la decepcionante corrida de Adolfo Martín, que por no cumplir ni siquiera lo hizo en presentación. Toros de trotecillos sosos, no de galope templado. En parte se salvó el 6º, sobre todo porque cayó en las manos en la actualidad bendecidas de Perera, que se encuentra en ese momento mágico en el que un torero le da pases con arte hasta a un armario que le pongan por delante. Por lo demás, con buen sentido lidiador Antonio Ferrera toda la tarde, y con una faena --en la que resulta imposible la ligazón-- con una calidad y una hondura descomunal Diego Urdiales frente al parado 5º.
Actualizado 3 junio 2014  
Redacción   
 Miguel A. Perera adelantó la gloria de la "Champions" en Madrid

MADRID. Vigésimo quinta de feria. Casi lleno. Toros de Adolfo Martín, muy desiguales de presentación, tres de ellos cinqueños --2º, 3º y 4º--, que no terminaron de empujar ante el caballo,  sin humillación y de poco recorrido, salvo el 6º, que fue el mejor y el único enrazado. Antonio Ferrera (de nazareno y oro), silencio y silencio.   Diego Urdiales (de verde botella y oro), silencio y silencio tras un aviso. Miguel Ángel Perera (de turquesa y oro), ovación y dos orejas; salió por la Puerta Grande.

Qué torero, qué valiente, qué entregado, qué cabeza tan bien amueblada. La de Miguel Ángel Perera, naturalmente. Y a esos efectos, casi da  igual que haya sido también su segunda Puerta Grande en el escaso plazo de 12 días. Eso ha sido el colofón final. Lo auténticamente importante vino antes. Podría decirse que desde que hizo el paseíllo. Por eso de esta feria Perera sale como la figura refulgente que hace falta, esa capaz de centrarse con un toro de la rama “domecq” y con estos encastados “adolfos”, porque a los dos les pone los muslos de verdad y los templa más que la espada del Cid Campeador.

Para centrar la cuestión conviene decir pronto que la corrida de Adolfo Martín se ha quedado muy lejos de lo deseable. Si no llega a ser por el que cerró plaza, se diría que decepcionante. En primer término, porque hubo una escalera de presencias, desde el recortado 1º a la los dos grandullones que cerraron la tarde; se comprende que también con este ganadero se haya asistido a un baile de corrales hasta un rato antes del sorteo.  Salvo en alguna medida el 5º, ninguno de los lidiados empujó de verdad ante la caballo; humillaban sí en el encuentro, pero luego simplemente se dejaban pegar. Demasiados buscaban casi de salida el amparo de las tablas. Y a todos, menos al 6º le faltó ese tranco final necesario para dar unidad a una faena; el resto o iban al paso, o a un trotecillo que dejaba al torero siempre descolocado. Respetando a la mayoría, no termina uno de explicarse la ovación que se le dedicó al 5º, pero se la dieron.

Frente al 3º Perera ya dejó establecidas sus intenciones. El toro de poco recorrido y sin entrega alguna, acabó entrando en la muleta del extremeño a base de temple y de firmeza, aunque no diera ocasión a una faena redondeada. Era como la antesala de lo que nos esperaba luego. Y en efecto, con un tal “Revolotoso”, rayando en los 600 kilos, dejó sobre la arena madrileña una faena admirable, con naturales sensacionales, macizos. Y el toro tenía su aquel, porque como se acostaba casi al inicio del muletazo, exigía el toque muy abajo,  darle un poquito de salida hacia fuera, para luego rematarlo en la cadera. Todo el trasteo fue a más, con buena parte del público en pié, fruto de esa mágica conjunción del arte y de la emoción. Y para culminar la obra, un espadazo de los de verdad, del que el “adolfo” cayó patas arriba.

Un cartel de toros de Diego Urdiales

Lidiador poderoso y oportuno, Antonio Ferrera confirmó su actual trayectoria, por si quedaba alguna duda.  Ni su 1º, que no terminaba de pasar por ninguno de los dos pitones, ni con el 4º, que se desplazaba algo más pero echó el freno a mitad del trasteo, las cosas pudieron ir a mayores. Banderilleó a los dos con lucimiento, destacando dos de los pares, con mucha exposición. Toda la tarde ejerció como verdadero director de lidia.

Qué poca sensibilidad se da en algunas ocasiones en una plaza. Y se dice por esa indiferencia con la que se acogió la actuación de Diego Urdiales frente al 5º. Si después de los majestuosos muletazos que desgranó el riojano todo queda en un silencio, incluso con algunos votos en contra, ya no se entiende nada. Era un toro que metía la cara incluso bien, pero que por sus condiciones resultaba imposible ligar los muletazos: cuando el torero se la dejaba puesta, el toro invariablemente protestaba y no permitía la ligazón. Frente a ese problema central, Urdiales sacó a pasear una pureza, una hondura, un arte, en el manejo de las telas que compensaba con creces esa carencia de unidad, que no era de su responsabilidad. Hubo auténticos cartelazos de toros. Cierto que luego se demoró al despachar al toro. Pero todo lo anterior merecía mucho más que la menos que tibia reacción que se produjo en Las Ventas. Y para colmo, la ovación cerrada que se le tributó a este toro. Resulta triste que a tanta verdad se le dé luego semejante trato. Su primero, por más que se le insistiera, invalidaba todo intento de toreo bueno.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2014
La ganadería de Miura, VII Premio Taurino del diario ABC
Álvaro Rodríguez del Moral, IX Premio "Enrique Ponce" a la labor periodística de la temporada
Miguel A. Perera abre la puerta grande de la Monumental de México DF
Juan José Padilla, indulto y puerta grande en la Monumental de México DF
Se relanzan los paquetes turísticos en Sevilla en torno al toro bravo
Sebastián Castella, puerta grande en la Monumental de México
La Empresa de Sevilla plantea un oferta formal para el diálogo con los toreros del G-5
Multitudinario adiós a José María Manzanares
Castilla La Mancha pone en marcha un Plan Estratégico regional sobre la Tauromaquia
La Fiesta está de luto: Se nos ha ido un grandísimo torero, José María Manzanares
PUNTO DE VISTA
Es uno de los sectores olvidados


Un verdadero plan de rescate para la información taurina


Para salvar la situaciones críticas, desde la Moncloa hoy se práctica la doctrina del manguerazo de millones para salvar a algunos medios informativos, aunque sin la necesaria transparencia. Huelga decir que ahí no están ni por asomo los medios taurinos. No podía esperarse otra cosa cuando ni siquiera pagan sus obligaciones sociales y dejan en el desamparo total a muchísimos profesionales precisamente por ser taurinos; mucho menos harán esfuerzo alguno en este caso. Pero sin ventanas al mundo la Tauromaquia difícilmente sobrevivirá; el compromiso de dotar a la información taurina de un verdadero plan de rescate recae en todos aquellos que amamos la Fiesta.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2020 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |