Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Un detallado estudio sobre su origen y su final
La Monumental de Sevilla, el sueño de Joselito
Presentación en el Ateneo de Sevilla del estudio sobre la Monumental
El efímero coso inspirado por Gallito se inauguró en 1918 pero sólo estuvo tres temporadas en activo, siendo derribada en 1930. A la historia de esa iniciativa gallista se dedica un interesantísimo libro titulado "Plaza de toros Monumental de Sevilla. La dignidad de un proyecto", que ha sido presentado en un acto convocado por el Ateneo de Sevilla. Es obra de los hermanos Fidel y Julio Carrasco y Andrés y Carmen del Castillo Rodríguez, cualificados arquitectos u alma de aficionados, han alumbrado un tratado definitivo sobre aquella plaza olvidada. Y es que medio de aquel gran proyecto se cruzó la trágica tarde de Talavera. Sevilla perdió para siempre un edificio que hoy sería un monumento. Los datos disponibles apuntana que tal despropósito fue promovido desde el propio mundo del toro.
Actualizado 7 junio 2018  
Álvaro R. del Moral, El Correo de Andalucía   

Un exiguo resto arquitectónico marca aún el emplazamiento de aquel inmenso recinto de hormigón armado que no sobrevivió a su inspirador. Se trata de una de las puertas laterales de la cerca exterior de la plaza. Se levanta, cubierta de cal y ocre, en la acera de la actual avenida de Eduardo Dato. No deja de ser, como la cercana planta de la Basílica de la Milagrosa de Aníbal González, una reliquia marchita de la Sevilla que pudo ser y no fue... Hablamos de la efímera plaza de toros Monumental que inspiró Joselito El Gallo. Su vida fue corta pero su historia merece ser contada.

 

Los arquitectos Fidel y Julio Carrasco y Carmen del Castillo son los autores de un libro definitivo que rescata la memoria del efímero coso. Plaza de toros Monumental de Sevilla. La dignidad de un proyecto es el título de esta monografía que se presentará esta tarde en el Ateneo. Se promete la presencia del mismísimo Morante...

 

Joselito fue el gran impulsor de los cosos monumentales. Se buscaba acercar el toro a un mayor número de espectadores y abaratar las entradas. José se alió con Julio Lissén, promotor del proyecto, que escogió al arquitecto bilbaíno Francisco Urcola para firmar unos planos que acabó dirigiendo el sevillano José Espiau. Se trataba de un edificio pionero, realizado en de hormigón armado, que comenzó a construirse en 1916 sin renunciar a la atmósfera estética del regionalismo que cambia la piel de la ciudad en vísperas de la exposición del 29. 

 

Las obras no estarían exentas de problemas y contratiempos. El primer hundimiento lo provocó un temporal al poco de comenzar los trabajos. Pero la alarma se pulsó al año siguiente después del catastrófico resultado de las preceptivas pruebas de carga. Fueron realizadas en la primavera de 1917 y provocaron el hundimiento de gran parte de los graderíos. Se habló de rigor excesivo en las procedimientos; de problemas en los materiales y hasta de excesivas prisas...

 

La plaza, finalmente, pudo ser inaugurada el 6 de junio de 1918, hace hoy justo cien años. Joselito, no podía ser menos, encabezaba aquel cartel en el que también figuraban los nombres de Curro Posada y Fortuna, que estoquearon toros de Contreras. El coso no se llenó pero la temporada alcanzó la cifra de 25 festejos.

 

Al año siguiente llegaron las primeras curvas. En 1919 se organizaron dos Ferias de Abril paralelas con dos empresas operando y compitiendo por separado en la Monumental y la Maestranza. Se llegó a dar el hecho insólito de celebrar dos alternativas casi simultáneas en la tarde del 28 de septiembre. Fueron las de Chicuelo, otorgada por Belmonte en el Baratillo; y la de Juan Luis de la Rosa, que concedió Gallito en la Huerta del Rey. 

 

Uno y otro coloso, de alguna manera, se convierten en los mascarones de proa de cada plaza. Los datos son reveladores. Gallito encabezó los carteles de diez de las once corridas organizadas en la Monumental en 1919. Aún le quedaron ganas para organizar un festival otoñal para la Macarena. En la plaza de la Maestranza se habían montado diez corridas. En nueve de ellas estuvo presente Belmonte. 

 

Pero las cosas cambiaron en 1920, la última temporada activa de la Monumental. Los vericuetos de la política taurina pusieron a ambas plazas bajo la misma batuta empresarial. En ese caldo se cuece la coincidencia de José y Juan en el nuevo coso en la tarde del 22 de abril de 1920, alternando con Chicuelo. Repetirían al día siguiente delante de la reina de España que también se subiría al Palco Real de la Real Maestranza para asistir a la última tarde que compartieron ambos ases en Sevilla. Fue el 28 de abril, mano a mano, y con los toros de Guadalest. Sólo les quedaban seis paseíllos juntos...

 

 

Razones de un derribo

El salón de actos de la Docta Casa se quedó pequeño. Se trataba de presentar el libro Plaza de toros Monumental de Sevilla. La dignidad de un proyecto. Pero más allá del protocolo del acto, en los presentes latía el rescate de la memoria de Joselito El Gallo, inspirador de aquel coso efímero de la Huerta del Rey que sólo tuvo sentido en torno a la figura fulgurante del coloso de Gelves. 

 

El acto organizado en el Ateneo, bajo la presidencia de Alberto Máximo Pérez Calero, había contado con la presencia de Ignacio Sánchez Mejías y Manuel Grosso en calidad de prologuista y epiloguista respectivamente de esta obra escrita por los hermanos Fidel y Julio Carrasco Andrés y Carmen del Castillo Rodríguez, que han puesto su cualificación de arquitectos y su alma de aficionados para alumbrar un tratado definitivo sobre aquella plaza olvidada.

 

Pero seguía habiendo preguntas por contestar. ¿Por qué tiraron la plaza? ¿Habría tenido vigencia aquel tremendo recinto hoy? Morante, que fue el encargado de clausurar el turno de palabra, también supo llevar los sueños al terreno de la realidad. “El libro esclarece y dignifica la idea de Joselito al crear las monumentales” señaló el diestro de La Puebla. “José pudo soñar despierto pero sufrió bastante; pero no podía atisbar con sus diecinueve años que aquello supusiera un ataque directo a la Maestranza”. 

 

Pero Morante terminó de descender al suelo. “Una vez muerto José era difícil que Sevilla pudiera seguir con dos plazas de toros por mucho que queramos soñar que la Monumental pudiera haber subsistido”. José Antonio terminó de sentenciar aquel retablo de certezas alabando la grandeza de Gallito: “La plaza no podía perseverar sin el prestigio que él le daba compitiendo con la plaza de la Maestranza”. 

 

Pero el diestro de La Puebla ahondó en su filosofía taurina parafraseando a García Trevijano: “Si el barroco es para verlo de cerca y lo clásico para ser visto de lejos, Gallito era un torero para ser visto en plazas monumentales. Hoy el toreo es más parado, posiblemente más barroco y necesita se visto de cerca. Aquel fue un pensamiento de José pero sólo José lo podía sostener; era un torero incomparable, monumental, y sólo él podía estar a su altura”, concluyó el torero.

 

El acto se había abierto con la interesante intervención de Ignacio Sánchez-Mejías que, entre otras consideraciones, recordó la faceta “revolucionaria” de Joselito, que le llevó a alentar la construcción de esas monumentales para abaratar costes y billetaje. Sánchez-Mejías mostró su perplejidad por “las prisas que hubo para derribar la plaza” afirmando que “estaba bien hecha”. Esa intervención se enhebró a la perfección con la ubicación histórica y social esbozada por Grosso que destacó una idea fundamental: el choque entre los viejos estamentos representados en los caballeros maestrantes y la irrupción de una nueva burguesía industrial que hacía suya la nueva plaza. Ya saben quién ganó el pulso, “sin decir una sola palabra ni escribir una sola línea del asunto”.

 

Los trabajos originales de Álvaro R. del Moral,cronista de “El Correo de Andalucía”, se publican en su blogs “Con la tarde colgada a un hombro”, al que se puede acceder a través de nuestra sección “8 opiniones 10” y en las direcciones electrónicas:

http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro/

http://elcorreoweb.es/toros/   

n Los interesados en adquirir este libro, puede consultar los puntos de ventas en el siguiente enlace:

https://www.monumentaldesevilla.com/venta/



Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Retazos de Historia
San Isidro 1968: cuando Madrid tuvo dos ferias
Los Chicuelo: la memoria del toreo
Cúchares: Madrid, Sevilla, La Habana...
Cuando hace 30 años la afición sentenció: "¡Qué viene Manili!"
Una sola novillada en Sevilla, hace 70 años, le sirvió a "Frasquito" para ser recordado
La corrida de Resurrección de hace 50 años en la Maestranza, con tres toros "fogueados"
Pepín Martín Vázquez y la Semana Santa en el cine
Más de un siglo de encerronas en la Maestranza
Enrique Ponce: La majesjad de un lance que revive una historia grande
"Chicuelo": un torero entre dos orillas
PUNTO DE VISTA
En la nueva gestión del ministerio de Cultura

La interpretación animalista y el cumplimiento de la Ley


No conviene ser de antemano pesimistas, hasta que se compruebe que la realidad es de tal naturaleza. Hay que dejar un margen de tiempo prudencial para comprobar cuales son la realdades que esperan a la Tauromaquia del nuevo Gobierno y, específicamente, el ministerio de Cultura. Pero los antecedentes no parecen favorables. Hay que respetar, como quienes integran la Tauromaquia siempre han hecho, que cada cual piense como entienda que le corresponde. Sin embargo, a quien ejerce el poder pensar diferente no el exonera del cumplimiento de la Ley. Y eso es lo que hoy toca requerir: que se cumplan en su integridad las leyes vigentes en materia taurina. Es lo que debiera esperarse del ministro Guirao.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Estudio del historiador José F. Coello Ugalde (1ª parte)


La historia taurina de México contada por Benjamín Bentura Remacha, "Barico II"


Entre los años 1953 y 1954, Benjamín Bentura Remacha –"Barico II" como firma taurina--publicó en las páginas del Semanario El Ruedo una amplia serie de reportajes sobre la historia taurina de México. Sobre la base de esos reportajes, el historiador mexicano José Francisco Coello Ugalde, firma habitual en Taurología.com, ha elaborado un detallado estudio, en la que pone en labor ese trabajo realizado "desde el otro lado del mundo" la serie de acontecimientos que destacaron en forma notoria entre el virreinato y por lo menos el primer tercio del siglo XIX, que concluye la serie de trabajos. Como se trata de un trabajo académico, prolijo en aparato crítico, por su extensión lo publicaremos en dos entregas, ambas en formato digitalizado.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |