Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Con la culminación del proceso legislativo
Nuevo marco institucional para la Tauromaquia, objetivo cumplido
Siendo responsabilidad de los poderes públicos asegurar la libertad de cualquier expresión artística, entre las que ocupa social e históricamente un lugar destacado la Tauromaquia, con la nueva ley para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial se completa un proceso como nunca se había producido en la España moderna. Por eso, puede decirse que la Tauromaquia se sitúa hoy en el contexto más idóneo para acometer nuevas etapas, que entre otros aspectos debe tener puesta su meta última en la Unesco y en la declaración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
Actualizado 16 mayo 2015  
Redacción   

Es más que posible que el Gobierno que ahora camina hacia unas nuevas elecciones generales haya materializado incumplimientos en sus propuestas electorales. En unos casos, provendrán de causas de orden mayor, como la bancarrota en la que se encontraron las cuentas públicas; en otras, se deberán a razones de índole puramente política.

En lo que el Gobierno no ha incumplido, sino que incluso ha ido más allá de lo que decía tan escuetamente su programa electoral, ha sido en la protección y promoción de la Tauromaquia. Y salvo para quien no quiera ver la realidad, lo cierto es que el equipo comandado por el subsecretario Fernando Benzo en el ministerio de Educación, Cultura y Deportes ha trabajado más que cumplidamente para materializar el programa de trabajo que el ministro Wert expuso ya en su primera comparecencia programática en el Congreso de los Diputados.

Y así, antes de concluir el actual periodo de sesiones, se ha culminado un proceso legislativo como nunca se había dado en la España contemporánea.  Se trata de un procedimiento parlamentario que ha tenido como uno de sus grandes valedores al diputado sevillano y Presidente de la Comisión de Cultura del Congreso, Juan Manuel Albendea.

Primero fue la Ley 18/2013, nacida a partir de la ILP y que tomó por título definitivo el de “regulación de la Tauromaquia como patrimonio cultural”, que entre otros extremos establecía la primera definición de la Tauromaquia en términos jurídicos: “se entiende por Tauromaquia el conjunto de conocimientos y actividades artísticas, creativas y productivas, incluyendo la crianza y selección del toro de lidia, que confluyen en la corrida de toros moderna y el arte de lidiar, expresión relevante de la cultura tradicional del pueblo español. Por extensión, se entiende comprendida en el concepto de Tauromaquia toda manifestación artística y cultural vinculada a la misma”.

Ahora, en estos últimos días, el Congreso ha dado su aprobación definitiva a la ley sobre la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que resulta de aplicación a la Tauromaquia como tal PCI y a todos “los bienes materiales asociados”, así como a cuanto se refiere a su “transmisión, difusión y promoción”. Cuando se lee con cierto detenimiento el texto final aprobado se observa la muy amplia gama de opciones que la nueva ley ofrece para cuanto se relaciona con la Tauromaquia.

De esta forma se ha cerrado un círculo jurídico de particular importancia y valor para cuanto supone y representa esa amplia definición de la Tauromaquia que hacía la Ley 18/2013. De hecho, puede afirmarse que nunca como en la actualidad la Tauromaquia ha tenido un contexto de protección legal como el que ahora se ha completado.

Entre otros asuntos, se dan hoy las circunstancias más adecuadas para que se pueda instar a la UNESCO a la declaración de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, un proceso que, de acuerdo con todos los expertos, resultaría relevante que se hiciera en unión del resto de los países con tradición taurina.

Por otro lado, con mayor o menor grado de cooperación por parte de los sectores profesionales, se ha venido desarrollando la nueva Comisión Nacional de Asuntos Taurinos, cuyo programa de trabajo conocido como PENTAURO. Tan criticado como ha sido en ocasiones por la ausencia de una financiación pública, la realidad es que al concluir esta legislatura podrá presentar un balance positivo, incluso inimaginable cuando se revitalizó esta Comisión.

No sería mala cosa que antes del otoño electoral se hicieran públicos todos los estudios y trabajos que se han ido elaborando en torno a esta Comisión. Se comprobaría, entre otras cosas, que si en ocasiones no se ha podido ir más allá ha sido como consecuencia de la desunión y la ausencia de mínimos consensos entre los sectores profesionales.

Para poner en valor, en fin, ese nuevo marco en el que hoy se ha situado a la Tauromaquia de modo necesario hay que recordar todo el camino recorrido lo ha sido en medio de un clima social con no pocos escollos, por no decir directamente que adversos, marcado por la hiperactividad de grupos contrarios a la Tauromaquia y de formaciones políticas que han sobreactuado mucho más allá de los que son criterios culturales e históricos.

Pero este balance positivo necesariamente tiene que concluir con una importante objeción: la incomprensible lentitud con la que viene trabajando el Tribunal Constitucional, que pasa ya de los cuatros años sin decidir a resolver el recurso que tiene sobre la mesa sobre la Ley prohibicionista aprobada en su día por el Parlamento autonómico de Cataluña. 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Punto de vista
La forma ancestral del negocio taurino
Realismo y transparencia sobre la remodelación de Las Ventas
La lamentable actuación de las autoridades en Las Ventas
Algunas lecciones que nos dejó el abono de Madrid
Tres referentes para el largo serial de San Isidro
Consideraciones en torno al proyecto de Reglamento Taurino de Navarra
La presencia institucional de la Tauromaquia
La Tauromaquia y las competencias exclusivas del Estado
La marea contra la Tauromaquia no sería la misma si el Constitucional se hubiera pronunciado antes
A pesar de todo, la peor solución es no votar
PUNTO DE VISTA
La opacidad no es buena compañera

La forma ancestral del negocio taurino


Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |