Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
PAMPLONA: Tercera de la feria de San Fermín
Octavo Chacón abre la Puerta del Encierro
Ub magnifico lance de Octavio Chacón, en los Sanfermines.
En una tarde marcada por la nobleza, pero también por su poca casta y clase, la corrida de Cebada Gago propició una función alegre, si no se saca a pasear el calibrador de las esencias y las calidades. Fue eso que podría llamarse una tarde a favor de corriente. Y en esa coyuntura, Octavio Chacón vio recompensado todos sus esfuerzos con una Puerta Grande en una plaza de primera. Entendió donde estaba toreando y ofreció las dos caras de la moneda. Y cuando paseó la versión que gusta más a los aficionados, lo hizo con hondura.
Actualizado 9 julio 2018  
Redacción   
 Rápido y limpio encierro de Fuente Ymbro
 Emilio de Justo confirma que está en el buen camino
 Tarde de sangre y triunfos para abrir el abono
 Cuántas carreras, cuánto pedir palmas, cuántas orejas…

PAMPLONA. Tercera de la feria de San Fermín. Lleno. Toros de Cebada Gago, bien presentados y ofensivos, nobles, pro bajos de casta y clase. Octavio Chacón (de fucsia y oro con remates negros), una oreja y una oreja. Luís Bolívar (de grana y oro), silencio y silencio tras un aviso. Juan del Álamo (de verde botella y oro), una oreja y silencio tras un aviso. Octavio Chacón salió a hombros por la Puerta del Encierro.

 

Alguno podría decir que ha sido como una corrida a dos mano, una mirando hacia el sol y otra para la sombra. Incluso podría pensar que se había acercado al descubrimiento de la piedra filosofal, aunque en realidad tiene tanta antigüedad como estas fiestas singulares. Era, en fin, como si los espadas hubieran seguido previamente uno de sus cursos de “la felicidad en dos horas”: Unos rodillazos para unos, una de temple para otros. En realidad todo lo anterior no deja de ser un poco sinsorgada: la realidad es que Pamplona, su Monumental, tiene una marcada personalidad. La tuvo en el pasado y la mantiene ahora. Malo sería que la perdiera y se convirtiera en una plaza anodina.

 

¿Qué fue tarde ligeramente superficial, con sobredosis de pañuelos blancos? Evidente. Pero no todas van a ser funciones de bigote, barba y cuello duro. En ocasiones las cosas salen mas jacarandosas, tal que la de este lunes. Y eso también forma parte de la Fiesta.

 

Las cosas vinieron bastante rodadas porque la corrida de Cebada Gago derrochó bondad, aunque el ingrediente de la casta y de la clase estuviera más ausente en aquel guiso. En lenguaje de los taurinos, todos dejaban estar. Lo que ya no querían es que se les apretara por bajo, para someterlos. Cumplieron en los caballos y salvo el 2º ninguno resultó claudicante sin remedio. En el capítulo de las excepciones, tuvo clase el 4º, que luego no pudo desarrollar del todo al lesionarse la pata izquierda en el segundo tercio; pese a ello, aguantó toda la faena. Y goterones también de clase se vislumbraron en el 5º, que demasiado pronto se vino muy a menos. 

 

Los aficionados ya conocían la versión heroica de Octavio Chacón, un torero hecho bajo el árbol de la dureza. Hoy conoció, además, que tiene la cabeza despierta para saber que terreno pisa. Y en cuanto hizo el paseíllo encontró la aguja de marear. Cuando había que centrar la atención en el ruedo  --que por antigüedad le correspondieron la frialdad del que abre plaza y el toro de la merienda--, acudió al toreo de hinojos y alardes, desarrollado eso sí de forma muy templada; pero cuando llegaba el momento de darle fuste a la tarde, también se estiró en muletazos de mérito. Técnicamente no se puede estar mejor con un toro lesionado, como el 4º: suavidad en los toques, toreo pulcro y sin tirón alguno, que hasta parecía menos cojo. El sol y la sombra estuvieron con él en todo momento. Y como tuvo eficacia en el manejo de la espada, acabó abriendo la Puerta del Encierro, tras cortarle una oreja a cada toro. Su esforzada trayectoria de estos años se merecía un reconocimiento como el que se le brindó este lunes.

 

Volvió a dar su toque de atención Luís Bolívar. Tanto que los aficionados nos decepcionó mucho que el 5º durara tan poquito. Tal como había marcado sus caminos, el torero estaba en disposición de haberlo cuajado. Pero el cebada no respondió. Lo poco que le permitió ese toro, vino a confirmar la lúcida madurez del torero colombiano. En su primer turno, con  un cebada que le costaba estar de pie  y descastado, tan sólo hubo razón para detalles sueltos.

 

Por como iba la tarde, la ocasión nos brindó a un Juan del Álamo habitualmente inédito, como torero de rodillazos y toreo más superficial. Tan clásico siempre en sus forma, tuvo que transfigurarse para cortarle una oreja al que hacía 3º, al mezclar el populismo y lo más clásico. Eso sí, siempre cuidando mucho las formas. Frente al muy armado que cerró la función, volvió a intentarlo, pero el burel no era precisamente colaboracionista. En ambas ocasiones, ejecutó con limpieza la suerte de matar.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Sanfermines 2018
El "Pobre de mi" se entona con la tristeza de una pésima corrida de Miura
Los toros de Miura: los más rápido de San Fermín 2018, con 2 minutos y 12 segundos
Juan José Padilla y Roca Rey, esa tarde soñada que se vivió en Pamplona
Rápida y peligrosa carrera de los toros de Jandilla: una cornada menos grave
Pepín Liria volvió a Pamplona como en los viejos tiempos
Los toros de Victoriano del Río protagonizan otra noble carrera
Roca Rey, tarde cumbre en Pamplona
Los toros de Núñez del Cuvillo protagoniza un encierro emocionante y sin cornadas
Los otros toros de Fuente Ymbro, para una tarde sin demasiada historia
Rápido y limpio encierro de Fuente Ymbro
PUNTO DE VISTA
El caso Matilla-Talavante, con el apoyo de Simón Casas


La credibilidad de los estamentos taurinos está bajo mínimos


Todo lo que se estuvo hablando durante la temporada acerca de la situación que atravesaba Alejandro Talavante, a raíz de romper con la muy poderosa y diversificada Casa Matilla, ha estallado al final con un pormenorizado comunicado del apoderado, al que se ha unido con verdadero entusiasmo Simón Casas, presidente de la patronal ANOET además de empresario de Madrid como socio minoritario, pero como gestor. Leídos ambos y repasado todo lo escrito, se llega a una conclusión clara: los estamentos taurinos carecen de ese mínimo de credibilidad necesario para que se les tome en serio. Pueden detentar el poder, pero casi nunca la razón.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |