Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
BILBAO: Sexta de las Corridas Generales 2013
Una oreja para Miguel A. Perera, en mano a mano sin historia: la borró Fuente Ymbro
Alguno habrá respirado tranquilo: ya no quedan más mano a mano, que tan mal recuerdo han dejado en estas Corridas Generales. Lo triste es que de tan repetida fórmula --que por abuso la están desgastando entre unos y otros--, uno de los pocos que tenía fundamento era el de esta tarde: una corrida de Fuente Ymbro, de las que ahora las figuras no quieren matar, para dos toreros en manifiesto y sostenido cuarto creciente. Salvo con la excepción del 5º, que tuvo una mayor movilidad y codicia, el resto del festejo se lo llevaron por delante la poca raza y la nula calidad del juego de los toros, incluido el remiendo de Alcurrucen, que se lidió en 4º lugar.
Actualizado 23 agosto 2013  
Redacción   
 Una faena con importancia de Fandiño, sólida actuación de Juan del Álamo
 Ni una vuelta al ruedo, pero nadie se aburrió; al contrario, se salió hablando de toros
 El largo bostezo de un mano a mano con seis toros deplorables
 Una gran tarde de "El Juli", en una corrida de magnífico nivel

BILBAO. Sexta de las Corridas Generales. Algo más de media plaza. Cinco toros de Fuente Ymbro, de correcta pero desigual presentación, bajos de raza; y un sobrero de Alcurrucen (4º), complicado. Miguel Ángel Perera (de verde musgo y oro), silencio, silencio y una oreja tras un aviso.  Iván Fandiño (de carmesí y oro), ovación, silencio y silencio tras un aviso.

Otro mano a mano con una historia mínima, tan mínima que aburrió en su mayor parte al personal. Sin embargo, para el aficionado tuvo un detalle de interés: la corrida de Fuente Ymbro fue sencillamente mala, en línea con los tres petardos consecutivos que le antecedieron en otras tantas plazas; sin embargo, la de hoy ha parecido algo más por el esfuerzo y la dedicación de los toreros, dispuestos a salvarle el compromiso a don Ricardo Gallardo.  Dentro de lo que cabe lo consiguieron.

No es muy normal que una ganadería como la de hoy, que si por algo se viene caracterizando era por su encastamiento, tenga de golpe tantos fracasos consecutivos mediada una temporada y cuando la camada es la  misma durante todo el año taurino. Seguro que alguna tecla o se ha tocado de más o se ha dejado de hacer. Una de las ventajas que tiene la minuciosidad que exige la crianza del toro de lidia es que todas esas cosas el ganadero es el primero que las percibe y las conoce, y, por tanto, está en condición de  poner alguna solución. De hecho, la historia enseña que cuando una ganadería se ha venido abajo, siempre ha sido por abandono y desidia en su cuidado.

La de hoy, junto a escasez de raza y casta, ha tenido sobredosis de buscar asiduamente los tableros y de no aguantar con bríos más allá de tres series de muletazos. Para acabarlo de redondear, durante la lidia el que hacía 3º se lesionó una mano y el anunciado en 4º lugar tenía tanto vocación genuflexa que se hizo acreedor al pañuelo verde; le sustituyó un toro grandullón de Alcurrucen, que nunca humilló y deambulaba por allí con la cara muy suelta.

Los mejores momentos de la tarde, podría decirse que los únicos, se vieron con el 5º, un toro de bella estampa, al que Miguel A. Perera consiguió meter en su muleta a base de poderle por abajo y llevarlo muy templadamente. Como el de Fuente Ymbro tenía más movilidad y clase que sus hermanos, la faena pudo ir cuajando a mejor, hasta el punto que en muchos momentos Perera sintió el toreo. Y cuando el animal tendía ya a pararse llegó el arrimón del extremeño para completar  el cuadro, prolongando en exceso la faena. Una estocada arriba y un descabello prologaron la concesión del único trofeo de la tarde.

Muy deslucido resultó el 1º, con su reducido recorrido, ante el que Perera tuvo pocas opciones. Ante el ya reseñado 3º, sus posibilidades se diluyeron a partir de lesionarse el animal; pero aunque no se hubiera producido el accidente, para entonces el toro ya se había rajado y antes había dicho más bien poco.

Cuando el torero se empeña en hacer el toreo desde la verdad, se comprende fácilmente que la corrida de hoy no permitiera a Iván Fandiño más que cositas sueltas, sin conseguir redondear ninguna. Su forma de concebir las suertes, desde la colocación hasta su final, exige otro toro y otro poder. Con todo, cuando se pudo dejó más detalles de su excelente momento. Y así, con su primero nos obsequió con cuatro naturales soberbios, justamente cuando el toro se fue hasta los terrenos que quería. Con el paréntesis del complicado sobrero, buscó de nuevo el triunfo con el que cerró la tarde, probablemente el de más trapío del conjunto; pero entre que en los comienzos era muy pegajoso y que cuando sintió el poder de la muleta que tenía en frente se rajó, todo quedó en buenos deseos.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2013
A pesar de todos, la mayoría es optimista para la temporada de 2014
Éxito de la "Feria solidaria" organizada por la Asociación Juvenil Taurina Española
Caso Canorea: ANOET y ASOJET, le apoyan; los empleados de la Empresa Pagés se unen al plante
Canorea se disculpa ante los toreros
La Asociación Taurina Parlamentaria premia a Curro Romero y Antonio Briones
Se crea la Red Universitaria de Trabajo para el Análisis y el Diagnóstico de la Industria Taurina
La Policía Nacional cuenta con un centro de referencia para el análisis de astas de toros
Más que dudas sobre el nivel torista de la temporada de México
El Gobierno inicia la preparación de la futura Ley sobre el Patrimonio Cultural Inmaterial
"La Tauromaquia estará protegida con el máximo rango del ordenamiento jurídico"
PUNTO DE VISTA
Los toreros mereces más respeto


¿Cuándo nos dejarán en paz las teles del corazón?


En los últimos meses la mayoría de las televisiones dedican a los cotilleos --y cosas mas graves-- más de cien veces más que a la realidad del mundo del toreo. Se socaba sin reparo la privacidad de los toreros, se sacan a la luz –la mayoría de las veces sin datos comprobados-- sus vidas y andanzas. Y de paso unos cuantos se dedican a ganar dinero, incluso a costa del buen nombre sus familias. Quienes amamos a la Tauromaquia no debiéramos colaborar con este desmadre.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2021 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |