Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Sevilla: El Fandi destacó en la décima de feria
Otra corrida sin poder ni raza
Así toreó El Fandi con el capote en Sevilla (Maestranza)
Otra corrida sin poder ni raza, de las que ya salen picadas desde los mismos chiqueros. Vamos como para empezar la lidia toreando directamente con la muleta: los dos primeros tercios sobraban. Una pena. Tuvo, sí, docilidad, que no es lo mismo que bravura; pero a la hora de exteriorizarla se tambaleaban y había que estar pendiente de mimarlos para que no se cayeran, en lugar de lo que se espera ate un toro de lidia: poderles con el acertado manejo de los trebejos taurinos. Con el único que tuvo una mayor pujanza se vio a Fandi poderoso y centrado, por más que el dichoso estigma de lo "taurinamente correcto" –que persigue al granadino como un fantasma-- parece como si no permitiera aplaudir su bien hacer.
Actualizado 22 abril 2012  
Tomás Villegas   
 En un "sábado de reseca", la Maestranza despidió con respeto y reconocimiento a El Fundi
 Grandioso es el Arte del Toreo, grandioso estuvo Manzanares
SEVILLA, 22 de abril de 2012. Décima de feria. Casi tres cuartos de entrada. Cuatro toros de Torrehandilla y uno de Torreherbreros, acangrejados: más pitones que trapío, desrazados y sin fondo, con  docilidad tambaleante; el que tuvo más poder y presencia fue el sexto. Un sobrero de Montealto (2º), con problemas. Rivera Ordoñez “Paquirri” (de azul pavo y oro), ovación y silencio. Manuel Jesús “El Cid” (de azul cobalto y oro), silencio y ovación. David Fandila “El Fandi” (de grosella y oro), ovación y vuelta.

Sin poder no hay emoción que valga. Eso forma parte del “Catón” taurino. Pues, ni flores; los taurinos siguen volcados en las ganaderías desrazadas, a ser posible que vayan y vengan, pero que no molesten. Y así les va, como de manifiesto quedó en esta décima de la feria sevillana.
 
Siendo un toro con su punto de interés, lo ocurrido en el quinto de la tarde puede ser emblemático de esta situación, no sólo consentida, sino auspiciada. En tres ocasiones, a lo largo de un templado muletazo de El Cid, el toro tuvo tiempo de doblar las manos por dos veces. Por bueno que fuera el derechazo, ¿cómo va a crear emoción? Pero no hay que preocuparse, este corte de ganaderías seguirán llenando los carteles feriados. Ni la caída de las taquillas va a arreglar esa situación. Con semejantes antecedentes ganaderos la tarde hay que concluir que fue de un orden menor.
 
Lo que ya saca de quicio es cuando el ganadero de turno trata de explicar la clase que tuvo ese quinto toro, que además no fue para tanto. O si canta la bonanza del que cerró plaza, que en realidad en  cuanto se sintió podido por la muleta de “El Fandi”, decidió directamente echarse y hubo que levantarlo para que el granadino pudiera entrar a matar.
 
El mejor parado de esta tarde resultoó ser “El Fandi”. Como siempre, espectacular en los tercios de banderillas y cada vez más asentado en el manejo del capote, se impuso con autoridad a la acometividad del toro que cerró plaza  --el único con presentación adecuada--, mientras duró. Aunque sea “taurinamente incorrecto”, incluso tratándose de una afición tan equilibrada como la de la Maestranza, hay que reconocer que esta segunda faena de Fandila tuvo interés y en muchos momentos importancia. Supo dominar de manera templada la mayor acometividad de su enemigo, con series de mérito. Luego la espada se le fue baja y todo quedó en una vuelta al ruedo. Pero estuvo muy solvente. Volver al cante de los mediáticos con el granadino son ganas de insistir en lo que ya es un tópico.
 
También en su segundo turno se le vieron momentos de interés a “El Cid”, aunque sin continuidad y no siempre con la profundidad debida. Para qué engañarnos, sigue sin volver a ser el torero que se espera. En este caso con la mano derecha, hubo muletazos muy encajados, desde luego, y apuntes al natural con buen tono. Pero allí faltaba algo, además de una mayor pujanza de su enemigo. A uno lo que más le llamó la atención, sin embargo, fueron los lances que le recetó a este toro. Con todo, con este quinto toro se pudo ver al de Salteras más en sintonía con su forma de entender de este oficio.
 
Da un poco de coraje la imagen de poca ambición que transmite el nuevo “Paquirri”. Cuando está mas cuajado como torero, que por algo lleva ya sus 17 años como matador de toros, no termina de arrebujarse con los toros. Con su dócil y suave primero debió hacerlo, pero se conformó con estar pulcramente correcto.
 
Nota al margen

En efecto, lo que el sábado a la mañana se comentaba en las cocinas del taurinismo era cierto. El actual ganadero de Garcigrande tuvo que traer a la Maestranza hasta 13 toros para que, finalmente, le aprobaran seis. Si los  aprobados fueron lo que todos vimos, ¡cómo serían los otros siete!. 
Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2012
Qué largas se hacen las corridas en Valencia
Triunfo arrollador de Eduardo Gallo en Manizales
Los matadores y sus cuadrillas, dispuestas a negociar una formula transitoria para el Convenio
El Ministerio de Educación y Cultura dice que ha hecho todos sus deberes taurinos
Sigue la buena racha de Diego Silveti
Buena impresión de Eduardo Gallo en la México
Feliz Navidad, con los mejores deseos para que 2013 sea un gran año para la Fiesta
La actuación conjunta de PNV, PSOE y PP abre de nuevo la puerta a los toros en San Sebastián
La temporada de Madrid tendrá el mismo diseño de 2012: se mantiene el número de festejos
Juan José Padilla, a hombros en la Monumental de México
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo


La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |