Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
BILBAO: Sexta de las Corridas Generales
Paco Ureña, en una tarde de ensueño: 4 orejas
Paco Ureña, a hombros en Bilbao, tras una tarde excepcional. (Chopera Toros)
Podría decirse que ni en los mejores sueños de primavera, cuando todo son ilusiones por lo que pueda ocurrir de bueno en la nueva temporada, se llega a entrever en esa duermevela una tarde tan rotunda, tan verdadera, tan grandiosa como la que ha hecho realidad Paco Ureña en esta 5ª de las Corridas Generales. Pero ha sido verdad, no hay que pellizcarse para cerciorarse de ello: basta volver a traer a la memoria los momentos, diríase que casi irrepetibles, que se han vivido en los tendidos de esta Vista Alegre. Dos grandes toros, desde luego; pero qué gran torero estaba delante de ellos.
Actualizado 23 agosto 2019  
Redacción   

BILBAO. Sexta de las Corridas Generales. Algo más de media entrada. Toros de Jandilla (Borja Domeqc)  --3º, 4º y 6º con el hierro de Vegahermosa--, bien presentados  pero desiguales de juego; con dos grandes toros 3º y , sobre todo, el 6º; más parados, de poca humillación y nada fáciles los restantes.  Diego Urdiales (de rioja y azabache), silencio y ovación. Cayetano (de tabaco y oro), ovación y ovación. Paco Ureña (de canela y oro), dos orejas y dos orejas; salió a hombros por la Puerta Grande.

 

Grandiosa tarde de Paco Ureña en Bilbao. Un triunfo rotundo y verdadero, que convenció a todo el mundo. De los que en muy pocas ocasiones se ven en una temporada. En lo que va del abono, ha sido la tarde en la que más profundamente han vibrado los tendidos de Vista Alegre. Y es que el torero de Lorca ha estado cumbre. La faena del 6º no será fácil de repetir, tan profunda, tan bien construida; la del 3º, en cambio, con el torero más roto, más apasionada.

 

Es cierto que delante tuvo a dos grandes toros --ambos con el segundo hierro de la Casa, por cierto--; pero había que estar a su altura para poder cuajarlos. Y Ureña lo hizo en ambos casos, dejando claro que es un torero de una pieza. Bilbao se le entregó con entusiasmo.

 

No resulta fácil ponerse a elegir entre esas dos caras que este Ureña sacó a pasear. Supo ver las diferentes bondades que aportaban sus enemigos. Si en su primero había más sentimiento, más entregarse a corazón abierto, en el que cerró la tarde derrochó pureza y autenticidad, muy bien pensada y mejor desarrollada.  Con la izquierda hubo momentos sublimes, pero también con la muleta en la mano diestra. Y cada vez que tuvo ocasión manejó el capote con cadencia, entrando en todos los quites que le tocaban. Para culminar la ocasión, en ambos se entregó por completo la hora de dejar la espada arriba y por derecho.

 

Daba gusto ver lo que disfrutaban los tendidos cuando le sacaron a hombros por la Puerta Grande, rodeado de mucha gente joven. Y con un detalle a anotar: su compañero Fortes, que se echó al ruedo,  quiso ser el primero en izarle sobre sus hombros, aunque el  de Lorca, como por modestia, le pedía que no lo hiciera.

 

La corrida de Jandilla no fue precisamente buena, salvo estas dos grandes excepciones del lote de Ureña, que no es poco. Los otros cuatro, con dificultades para humillar, muy parados casi desde los inicio, desarrollaron a peor conforme avanzaba la lidia, si es que no se apagaban antes. En este empeorar, la palma se la llevó el 4º, que tuvo mucho más que “guasa”.

 

Tarde imposible para Diego Urdiales. Su primero dimitió nada más iniciar la faena; al 4º todo se le volvían violencias, que algo es bastante distinto de la casta. Tuvo mérito como le plantó cara a este complicado “Meditador”, cuando la lógica pedía una faena de aliño y a matar. 

 

Cayetano le puso raza a su faena con su primero, con una serie final sobre la mano derecha que fue la más profunda.  Y cuando la faena tomaba cuerpo, se apagó el 5º. A ambos los mató con decisión y eficacia.Toda la tarde manejó con mucha soltura el capote.

Antecedentes: 

20 de agosto de 1964, “El Cordobés” corta 4 orejas


En el toreo siempre hay una vez anterior, aunque sea distinta y en otro contexto. El 20 de agosto de 1964, en la  5ª de las Corridas Generales,  Manuel Benítez “El Cordobés” --vestido de tabaco y oro--  cortó 2 orejas a cada uno de los toros de su lote en la Plaza de Vista Alegre. Toreaba junto a “El Litri” y Luis Parra “Jerezano”, con toros del Marqués de Domecq. En aquella ocasión, tuvo que matar tres toros, porque “Litri” había resultado lesionado por el que abrió plaza. Curiosamente, Benítez a todos los toros los mató mal, lo cual no fue óbice para tantos trofeos,

Era esta su segunda actuación en el abono de 1964. El día 17 había toreado con Cesar Girón y Rafael Chacarte la corrida de Álvaro Domecq. Aquella tarde cortó una oreja de su segundo, aunque fue protestada.

 
Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Bilbao 2019
El torismo, asignatura pendiente
La gallardía de Juan Leal premiada con dos orejas
Entre dos figuras, Luis David Adame se vino arriba desde el paseíllo
Importante corrida de Victoriano del Río, para una tarde redonda de Manzanares
Goterones de arte de Diego Urdiales
Tarde con unos pocos toques que recordar
Cariñosa despedida a "El Cid
PUNTO DE VISTA
Con demasiados problemas sin atender

La hora de los despachos


Metidos ya en el otoño, con la vista puesta en el circuito americano, se echa en falta que los responsables de todos los sectores taurinos aborden de una vez los problemas estructurales que atenazan a la Fiesta. El juego de cromos de quien apodera a quien, o quien gana tal o cuál concurso, a efectos de futuro no pasan de ser meros hechos episódicos. Lo relevante radica en abordar los problemas de fondo que afectan a todo cuanto se refiere a la Tauromaquia. Lo importante radica en dejar de pensar en el "que hay de lo mío", para resolver lo que todos afecta.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |