Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID: Cuarta del abono de San Isidro
El Palco se hace protagonista, a costa de negar a Fortes el premio que merecía
Dos vueltas al ruedo tuvo que dar Fortes, tras negarle la Presidencia la oreja que merecía. (Plaza 1)
Fortes puso la nota alta de la tarde, aunque la Presidencia luego no quisiera reconocerlo, convirtiéndose en indebido protagonista. Con el 6º estuvo hecho un "tío", en firmeza, pero también en temple y llevar al toro por donde les costaba ir. Una actuación muy meritoria, con torazo de más de 600 kilos y dos "velas". La corrida de Pedraza de Yeltes, admirable de presentación y estampa, luego se vino abajo por su falta de fijeza y de casta. Con ella cumplió muy dignamente Manuel Escribano en su segundo turno, en tanto Daniel Luque, sin posibilidad de triunfo, al menos dejó constancia que anda por el buen camino,
Actualizado 11 mayo 2018  
Redacción   
 Importante Román, con la versión de Jandilla para "hombres esforzados"
 Oscura decepción
 Una oportunidad fallida por las circunstancias

MADRID. Cuarta del abono de San Isidro. Dos tercios de plaza: 15.889 espectadores (67,2% del aforo). Toros de Pedraza de Yeltes, de gran presencia y volumen, noblona pero de muy poco juego. Manuel Escribano (de tabaco y oro), silencio y silencio. Daniel Luque (de rosa y oro), silencio tras un aviso y silencio. Fortes (de celeste y oro), silencio y dos vueltas al ruedo tras fuerte petición, con sonora bronca a la Presidencia.

 

Hasta que no se arrastra el último de la tarde, todo es posible. Y este viernes lo fue. Con un toro muy hecho, que en buena medida respondía al mismo y limitado patrón de sus hermanos, Fortes impuso su ley;  si el triunfo no se vino arriba no se debe a otra cosa que a la cerrazón del Presidente al no atender una petición que era claramente mayoritaria. Si este es el nivel que se han marcado los Presidentes para 2018, pocas orejas se van a cortar en este abono. Pero la experiencia dice que eso no ocurrirá; lo de hoy es el pago a la novatada del debut en el Palco isidril. Lo que ocurre es que la novatada ha ido en perjuicio indebido a un torero. 

 

La corrida de Pedraza no es que fueran seis dijes, que en tan poco espacio no cabían, pero sí de una muy bella estampa. Todos colorados,  altos, largos y bien comidos. Ninguno reunía los elementos para afirmar que estaban regordíos. Pero todos al menos una vez claudicaron de manos y todos a su vez carecían de ese mínimo de fijeza, de celo y casta que se requiere para hacer el toreo: siempre saliendo sueltos y distraídos, como si aquello no fuera con ellos. Y para no desentonar unos con otros, todos se venían a menos en cuanto el torero les podía por abajo. Ante el caballo el sexteto no resultó nada lucido: la mayoría acometió a los montados con una especie de quiebro como buscando los cuartos traseros y ninguno se creció precisamente al sentir el castigo. 

 

Lo desesperante es que luego en sus informales acometidas resulta que apuntaban a la nobleza. Baldía nobleza cuando no sirve para mejorar la realidad. Pero en la lidia los de Pedraza también tenían su guasa. Con decir que a José A. Carretero, siendo tan buen capotero y tan buen banderillero, sus dos enemigos le buscaron las vueltas, está dicho todo.

 

Como quedó ya anotado el momento culminante lo puso Fortes, el nuevo Fortes habría que decir, porque este torero ha mejorado una barbaridad. En seguridad, en templanza, hasta en estética; lo único que se mantiene intacto es el valor del primer día, gracias al cual ha llegado hasta su sitio de hoy. Ya había hecho un quite muy ajustado al toro 2º. Con el que se lidió como 3º buscó acoplarse sobre ambas manos, en una porfía serena aunque sin mayores resultados, para luego dejar una entera rinconera. 

 

Supo entender las opciones que le ofrecía el que cerraba la tarde. No es que el de Pedraza estuviera en las antípocas de sus hermanos, pero al menos iba con algo más de fijeza y sobre todo llegaba algo a los aficionados. Supo aprovechar ese rayito de luz toreando con temple y reunido, haciendo caso omiso a las miradas que le dedicaba su enemigo. Pero digámoslo todo. Como este torero se queda tan quieto, en una de esas surgió un voleretón espectacular, que tuvo dos virtudes: que al torero no le ocurriera nada y que al fin despertaran los tendidos del muermo en el que les había hundido el desarrollo de la tarde. Crecido el malagueño, que volvió a la cara del toro sin mirarse, construyó la parte emotiva de la faena antes de irse muy derecho detrás de la espada,  para dejarla toda arriba y en buen sitio. A partir de ahí, de lo demás quiso hacerse protagonista el Sr. Presidente, como quedó contado. Sus 10 minutos de gloria, los que duró la bronca antes y después de las dos vueltas al ruedo del torero.

 

Así como con el que abría la tarde Manuel Escribano desistió demasiado pronto, que hasta con las banderillas se mostró vulgar, en su segundo turno desplegó todo su repertorio, desde la puerta de toriles hasta el quiebro metido en las tablas. Más ajustado con la muleta, la faena quedó a medias porque en cuanto trataba de obligarle por abajo el de Pedraza se iba viniendo a menos.

 

Pese al material que le correspondió, Daniel Luque ha vuelto a confirmar que anda por buen camino. Tuvo el mérito de realizar toda su labor en su primer turno en los medios, peleando contra las rachas de viento y los deseos del toro de irse para las tablas. Buscando darle la distancia precisa, dejó que el toro se fuera desenvolviendo más a su gusto, pero en cuanto trató de apretarle, adiós muy buenas. Otro esfuerzo hizo con el 5º, distraidísimo, pero de aquel pozo no había agua que sacar.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2018
El grandioso arte y la naturalidad de Diego Urdiales conmueven a la afición de Madrid
Diego Ventura abre la Puerta Grande
Adolfo trajo la decepción. Y fue muy grande.
Emilio de Justo cierra su buena temporada con la Puerta Grande en Madrid
Una tarde marcada por la interesante novillada de Fuente Ymbro
Pablo Aguado confirma que hay contar con él
Once toreros para el bombo de la suerte de Simón Casas en la feria de otoño
S.M. Felipe VI presidió la Corrida de la Prensa
Excepcional Diego Ventura, que corta el primer rabo que en Madrid se concede a un rejoneador
Triunfo sólido de Pepe Moral, con un gran toro de Adolfo Martín
PUNTO DE VISTA
Entre prohibiciones y tibiezas calculadas


Los políticos no deben meter sus manos en la Fiesta


Frente a los prohibicionistas, convencidos o por simples conveniencias, y a los tibios, que acaban siendo los más numerosos, nada mejor que plantearle a los políticos, de todos los colores, que saquen sus manos de la Fiesta. Si es algo tan nocivo como algunos predican sin fundamento alguno, no hay más que dejar pasar el tiempo para que desaparezca; si lo suyo es sencillamente no ayudar, aunque eso suponga infringir las leyes en vigor, con mayor motivo para que nos dejen en paz.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |