Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Con la cuestión de los menores como argumento común
Los Parlamentos de Andalucía y Madrid rechazan las proposiciones antitaurinas de Podemos
Los Parlamentos de Andalucía y Madrid has rechazado la toma en consideración de sendas proposiciones de Ley antitaurinas presentadas por Podemos. La medida sólo obtuvo el apoyo de Podemos frente al rechazo del PP, PSOE y Cs, aunque éstos últimos se abstuvieron en Madrid. De forma un tanto encubierta, la proposición de ley sobre la protección animal, buscaba acabar con la tauromaquia, por la vía de prohibir la entrada de menores tanto a los espectáculos como a las escuelas taurinas para "cortocircuitar el relevo generacional de matadores", a la vez que dejaba las puertas abiertas para trasladar al mundo del toro aspectos colaterales en materia de sanciones y otros requisitos que podían resultas dañinos, o al menos complicados.
Actualizado 5 julio 2018  
Redacción   
  La Tauromaquia y los niños: De cómo fabricar el titular "la ONU prohibe" y luego jalearlo
 No hay bases científicas para prohibir la entrada de los menores a las plazas de toros
 Los movimientos antitaurinos en España
 DOCUMENTO 1: Texto íntegro de la proposición de ley de Podemos (Tamano: 617,7 kb.)
 DOCUMENTO 2: Acuerdo de la Junta de Andalucía sobre la propuesta (Tamano: 170,5 kb.)

Podemos ha fracasado en el Parlamento de Andalucía: no ha podido sacar adelante su proposición de ley para reformar la legislación autonómica en materia de protección de animales, que en realidad buscaba abrir un debate antitaurino en aquella Comunidad.  En el pleno de la Cámara autonómica los votos de PSOE, PP y Cs han sido suficientes para rechazar la proposición de ley, que sólo contó con el apoyo de sus promotores y de Izquierda Unida.

 

Como en otros temas, en su iniciativa la formación radical “dice sin decir”  que de lo que se trataba es de entorpecer el camino de la Tauromaquia. Aprendiendo de los reveses de Cataluña y del escándalo de Baleares, en Andalucía tan sólo muy marginalmente cita a lo taurino. Pero si la propuesta llegara a aplicarse, incluso literal, la propuestas la cuestión no quedaría lejana de la descabellada iniciativa de las Islas, hoy pendiente de que lo diga el Tribunal Constitucional.

 

Formalmente, la propuesta legislativa se orientaba al maltrato animal desde muy diversas perspectivas: prohíbe que haya animales en los circos, las peleas de gallos, el tiro al pichón, venta de especies exóticas; se sanciona el abandono de mascotas y se regula las colonias de gatos urbanos… Sin embargo, el Gobierno de Susana Díaz ya había advertido su criterio contrario, porque se trata de materias ya contempladas, y de forma muy detalladas, la gran mayorçia de esas materias. 

 

Y así, en su acuerdo remitido al Parlamento, el Gobierno andaluz no se anda con roeos, cuando dice: “La proposición de ley resulta ser un texto generalista, que no aporta valor añadido a la regulación ya existente en materia de protección y bienestar animal en distintos ámbitos como la producción ganadera o los animales de compañía. Igualmente, el texto propuesto es desequilibrado, regulando en exceso materias relacionadas con los animales de compañía, con la salud pública o la sanidad animal, sin plantear aportaciones para otros ámbitos”. 

 

Pero a efectos de la Tauromaquia, el Gobierno no era menos explícito: “También van más allá del objeto de la Proposición de Ley aquellas cuestiones relacionadas con la tauromaquia. El Tribunal Supremo, en sentencia de 20 de octubre de 1998, señala la conexión existente entre  la  fiesta de los  toros y  el patrimonio cultural  español.  Asimismo, el Tribunal  Constitucional  ha manifestado  que las decisiones autonómicas no pueden llegar al extremo de impedir, perturbar o menoscabar el ejercicio  legítimo  de las  competencias   del Estado  en  materia de  cultura al amparo  del  artículo 149.2  CE.

Exceden  por tanto del  ámbito de  la protección de  los  animales las cuestiones  referidas a  los festejos taurinos,  que,  además de poder  invadir la  competencia estatal de  preservación  del patrimonio  cultural, están conectadas  con la conservación de las tradiciones y el patrimonio cultural andaluz”

 

Prohibir y sancionar

 

Pero, entre todas, destacaba un capítulo por encima del resto: la prohibición de la participación de menores de edad en las escuelas taurinas, una fórmula indirecta con la que Podemos pretende asfixiar la tauromaquia en Andalucía, “cortocircuitando el relevo generacional de los matadores de toros”.  Y para ello buscaba a diseñar un amplio capitulo sancionatorio, que indirectamente e injustamente podrían aplicar a la Tauromaquia.  

 

La propuesta de ley de prohíbía expresamente la “participación” y la “asistencia” de “personas menores de 18 años en pruebas funcionales y entrenamientos a puerta cerrada con reses de lidia, espectáculos y festejos debidamente autorizados con este tipo de animales y clases prácticas con reses celebradas por escuelas taurinas autorizadas”, según señala la proposición  de ley.  Ha sido el propio secretario político de Podemos Andalucía, Jesús Rodríguez, quien no oculta que el acceso de alumnos menores de edad a las escuelas taurinas “cortamos de raíz el relevo generacional de toreros”, lo que a la larga “terminará por dar la puntilla a la fiesta”. Más claro, agua.

 

Con notables errores a la hora de fundamentar semejante propósito, naturalmente la formación morada acude a una resolución de la Organización de Naciones Unidas (ONU) dirigida expresamente a España. Pero naturalmente obvian que aquello no era resolución ejecutiva, sino una mera recomendación, en la que se  reconocía abiertamente que esta institución "no está en contra de la tauromaquia en general en España, ya que es un evento histórico y cultural”. Y desde luego obvian  los distintos estudios científicos que certifican “no hay bases suficientes para sustentar científicamente una medida como la prohibición de entrada de los menores de 14 años en las plazas de toros”.

 

En este punto de la decisiñon parlamentaria, conviene recordar algunos datos. Y así, en 2010 Parlamento catalán abolió las corridas de toros por 68 votos a favor, 55 en contra y nueve abstenciones. La prohibición entró en vigor el 1 de enero de 2012, pero el Gobierno central recurrió la ley ante el Tribunal Constitucional, y éste la anuló en 2016. Cataluña fue la primera en intentarlo. Posteriormente el Gobierno balear aprobó su propia ley contra el maltrato animal, que no prohibía las corridas de toros, pero sí matarlos y la entrada a menores en las plazas. El Ejecutivo central volvió a recurrir a los tribunales y la norma, pactada por PSOE, Podemos y MÉS, quedó nuevamente pendiente de la resolución que dicte el TC.

 

Donde, desde luego, si esta propuesta de Ley hubiera prosperado, en Andalucía se habría encontrado con un fuerte rechazo social y económico, especialmente en en el sector turístico andaluz, que encuentra en las corridas de toros una lucrativa fuente de ingresos directos e indirectos. Baste un dato: en esta Comunidad autónoma, cuyo principal apoyo está en el turismo, cuenta con 119 plazas de toros, con una media de más de 200 festejos mayores al año. Sólo en lo que se refiere a las actividades de las Escuelas Taurinas, en los últimos 18 años el número de espectadores en directo en plazas de toros en Andalucía alcanzó los 1,67 millones, según datos de la Federación de Escuelas Pedro Romero, donde están asociadas las 26 escuelas taurinas andaluzas.

 

Sin embargi esta proposición de ley, que desde el principio carecía de viabilidad, tiene un elemento muy negativo, en lo que cabría denominar “efecto llamada”; esto es, que en instituciones públicas donde gobierna la formación morada y sus grupos afines, tengan ya escrito el discurso antitaurino, un discurso estructurado y que les puede servir para fundamentar sus ataques a la Tauromaquia. 

Madrid, la segunda derrota de Podemos


Casi de forma simultánea, la proposición de ley también de Podemos, que igualmente buscaba prohibir la entrada de los menores de 18 años a las plazas de toros de la Comunidad. Tan sólo contó con los votos de su propio grupo, en tanto votaron en contra en contra los del PP y, a diferencia de Andalucía, se abstuvieron los de PSOE y Ciudadanos. Como en el caso andaluz, pretendían prohibir la entrada de los menores de 18 años a las plazas de toros y en las Escuelas.


En consecuencia la Asamblea autonómica no regulará el veto para que los niños y jóvenes puedan participar muleta en mano en espectáculos taurinos ni la retransmisión de festejos y corridas de toros en la denominación franja de horario infantil.


La propuesta de Podemos no ha logrado a pasar ni el primer trámite parlamentario, por 48 votos en contra, 52 abstenciones y 26 votos a favor, sobre un total de 126 parlamentarios.

 

►►En los Documentos que, en formato PDF,  se unen a este Informe, el lector puede consultar el texto integro de la proposición de ley y del citado acuerdo del Gobierno andaluz.


Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Informes
No hay por qué tener miedos al cambio de gestión en Bilbao, si las cosas se hacen bien
La oferta de "cena y toros" funcionó mucho mejor que la asistencia media a las novilladas de Madrid
El Club Cocherito y el Club Taurino vertebran los valores taurinos durante la Semana Grande
La Casa Chopera llega a un fin de etapa en Bilbao, tras más de 60 años al frente de Vista Alegre
El antiguo imperio de la Casa Chopera
La UCTL apuesta por "Toro sostenible" para transmitir los valores de la cabaña de bravo
Plaza 1 supera en el 1,5% la asistencia de 2017
Se reduce de forma apreciable el número de cinqueños lidiados
Enrevesado sudoku de la Fiesta: contradicciones sobre por qué una plaza no se llena
Plaza 1 puede igualar las cifras de 2017, a tenor de los espectadores en el ecuador del abono
PUNTO DE VISTA
Cuando pasan tres meses del nuevo Gobierno


El silencio institucional sobre la Tauromaquia no se entiende


Vivimos tiempos nuevos para la política y para la Tauromaquia, en los que entre unos y otros no acabamos de contrarrestar todo ese ruido mediático que hace que destaquen más las sombras que las luces. Sin embargo, incluso en momentos de crisis como la actual, cuánto encierra la Tauromaquia como hecho cultural y patrimonio común, sigue vivo, mantiene sus valores creativos y sigue teniendo detrás un apreciable respaldo social. Por eso, salir del impasse actual resultaría muy conveniente que se reactivaran las instancias institucionales a las que corresponden salir en su defensa y apoyar su proyección de futuro. Se diría que en tres meses poco puede pedirse a un Gobierno; pero no es menos cierto que al menos podría haberse dicho una palabra de ánimo y de respeto.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |