Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
PAMPLONA: Sexta de la feria de San Fermín
Pepín Liria volvió a Pamplona como en los viejos tiempos
Pepin Liria volvió a los sanfermines como en sus viejos tiempos
Para celebrar sus 25 años de alternativa, volvió Pepín Liria a Pamplona, la plaza en la que durante años había sido ídolo de las peñas. Bien que entonces mataba las corrida de Miura y de Dolores Aguirre, por ejemplo. La corrida predilecta de las figuras perdió en esta ocasión toda nota de predilección. Salió muy hecha y armada, pero dura y brusca. Como en los viejos tiempos con ellos se fajó Liria, con momentos verdaderamente épicos y sin volver nunca la cara cuando las cosas se complicaban. En el buen hacer le acompañó "El Juli" que de nuevo dejo patente su capacidad para poderle a los toros.
Actualizado 12 julio 2018  
Redacción   
 Rápida y peligrosa carrera de los toros de Jandilla: una cornada menos grave
 Roca Rey, tarde cumbre en Pamplona
 Los otros toros de Fuente Ymbro, para una tarde sin demasiada historia
 Octavo Chacón abre la Puerta del Encierro

PAMPLONA. Sexta de la feria de San Fermín. Lleno. Toros de Victoriano del Río --el 6º bis con el hierro de Toros de Cortés--, fuertes y bien armados, aunque de desigual presencia, de mal juego, con complicaciones y exigentes; apuntó algo más el 5º.  Pepín Liria (de blanco y oro) silencio tras un aviso y una oreja. Julián López “El Juli” (de marino y oro), silencio y ovación tras un aviso. Ginés Marín (de gris perla y oro), silencio tras un aviso y silencio.

 

Cuando los “toros predecibles” dejan de serlo, ocurre lo que este jueves en Pamplona: una corrida dura y complicada, que no brindó más que muy ocasional y aisladamente alguna virtud. Ni los tres cuatreños, ni los tres cinqueños; no ha sido cosa de la edad, sino de la mala casta. No podrá estar contento Victoriano del Río, porque el balance de su paso por Pamplona ha sido muy negativo. En la memoria tan sólo quedan toda suerte de cabezazos con mal genio, unos viajes que se acortaban ya con el capote, mucho mirar hacia las tablas y una carencia de nobleza y de humillación. Podría discutirse el que se lidió en 4º lugar y más en el que hizo  5º,  pero no es menos cierto que las teóricas bondades --muy relativas ellas-- de éste ultimo victoriano quedaron sobrevaloradas por la poderosa muleta de “El Juli”.

 

En la temporada de sus 25 años de alternativa, quiso volver ocasionalmente a Pamplona Pepín Liria, tan querido por las peñas durante su vida en activo. La MECA, que son unos señores, le brindo la oportunidad con una “corrida de garantías”; luego resultó que tales credenciales se quedaron en la dehesa. Pero ante semejantes inclemencias el torero de Cehegín no volvió la cara. Y hasta nos dio un susto mayúsculo, por la fea forma con la que fue volteado por el 4º.

 

Como en sus buenos tiempos, echó las rodillas al suelo para recibir a su primero, con dos largas. Y de  nuevo volvió a hacerlo para iniciar la faena de muleta. Pero el tal “Jabaleño” no estaba por la labor. Con todo, Liria tuvo momentos con su punto de emotividad, especialmente en una serie con la mano izquierda. Luego con la espada hizo guardia. 

 

El cinqueño 4º era lo que se dice un tío. Liria respondió con muchas agallas, con un  trasteo siempre emocionante y por momentos además lucido. El murciano se iba viniendo arriba y quiso por dos veces que no se le escapara el triunfo: la primera, con unos rodillazos finales muy metido en tablas, que fue cuando recibió una soberana paliza, aunque por fortuna sin calar; la segunda, cuando entró a matar a toda costa, eso que los toreros llaman “amarrar la estocada”,  volviendo de nuevo a una situación problemática. La plaza fue tan un clamor que luego se enfadó mucho porque el Palco solo concedió una oreja. 

 

Las conocidas capacidades de “El Juli” quedaron de manifiesto durante la lidia del 5º, siempre saliéndose con la cara por arriba y acortando intermitente el viaje. Pero se adivinaba un cierto fondo de nobleza. El madrileño lo midió por eficacia por abajo, para en seguida coger la mano izquierda y dejar una serie hasta con un cierto desmayo. Toda la faena estuvo bien concebida y mejor realizada, fruto de ese poder que imprime a su muleta. Lo que ya no podía es añadir puntos de emoción a un toro que no la tenía. No tuvo la suficiente eficacia la estocada trasera y al final todo quedó en una fuerte ovación. Con el bien armado cinqueño que le correspondió en su primer turno, siempre protestón y andarín, la razonable faena de “El Juli” quedó emborronada con la espada.

 

Si el miércoles Ginés Marín no tuvo la suerte de cara, este jueves aún menos. Ni el feo de hechuras que hizo 3º, ni el sobrero con el segundo hierro de la Casa, le dieron mayor margen. Para salir de sus dudas, este torero necesita un triunfo rotundo como el comer.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Sanfermines 2018
El "Pobre de mi" se entona con la tristeza de una pésima corrida de Miura
Los toros de Miura: los más rápido de San Fermín 2018, con 2 minutos y 12 segundos
Juan José Padilla y Roca Rey, esa tarde soñada que se vivió en Pamplona
Rápida y peligrosa carrera de los toros de Jandilla: una cornada menos grave
Los toros de Victoriano del Río protagonizan otra noble carrera
Roca Rey, tarde cumbre en Pamplona
Los toros de Núñez del Cuvillo protagoniza un encierro emocionante y sin cornadas
Los otros toros de Fuente Ymbro, para una tarde sin demasiada historia
Rápido y limpio encierro de Fuente Ymbro
Octavo Chacón abre la Puerta del Encierro
PUNTO DE VISTA
Entre prohibiciones y tibiezas calculadas


Los políticos no deben meter sus manos en la Fiesta


Frente a los prohibicionistas, convencidos o por simples conveniencias, y a los tibios, que acaban siendo los más numerosos, nada mejor que plantearle a los políticos, de todos los colores, que saquen sus manos de la Fiesta. Si es algo tan nocivo como algunos predican sin fundamento alguno, no hay más que dejar pasar el tiempo para que desaparezca; si lo suyo es sencillamente no ayudar, aunque eso suponga infringir las leyes en vigor, con mayor motivo para que nos dejen en paz.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |