Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
¿Se permite escribir que El Fandi estuvo muy bien con su primero?
Octava de abono 13 de julio de 2010
Actualizado 11 agosto 2010  
Antonio Petit Caro   
¿Decir que El Fandi anda cada día mejor será políticamente correcto? Pues quien sabe. Con esa manía tan acendrada del mundo del toro de colocarle a cada cual un cliché, del que no se librarían ni en la cuarta reencarnación. El hecho de que la manía se mantenga de década en década no la convierte en verdad; sólo le da más antigüedad. Pues mire usted por dónde, hay que escribir que El Fandi –hoy, de verde manzana y oro--  anda cada día mejor.
 
Maneja muy bien el capote, pero con la muleta cada vez es más poderoso y templado. Y además, presenta los engaños de verdad y con la espada es un cañón. ¿Qué no tiene duende? Toma, como el 95% del escalafón, figuras incluidas. Pero tiene otras cosas: oficio bien aprendido, muñecas dispuestas a pulsear a los toros, valor para no tener que salir a respirar cada dos muletazos…. Y a propósito hago caso omiso del tercio de banderillas. Si algo hubiera que reprocharle hoy sería que no luche por quitarse de encima el dicho cartel de mediáticos, que a la postre está siendo demoledor.
 
De todo ello dejó constancia esta tarde en Pamplona, ante su primer toro, un buen ejemplar de El Pilar al que entendió desde el primer momento hasta el último. Se le concedieron las dos orejas, pero eso no es lo importante; lo importante es cómo estuvo. Sobre todo toreando con la mano izquierda con temple y con largura. El quinto, en cambio, fue de otro tenor, sobre todo porque se vino abajo ya en la primera vez que el torero le pudo con la muleta.
 
La corrida de El Pilar, cumpliendo toda ella en presentación, fue sin embargo desigual, con un sexto toro que era un camión. Tuvo otros dos toros buenos para el torero: el cuarto, que tenía un son magnífico y el ya citado grandullón que cerró la corrida. El primero fue eso que se dice ni fu, ni fa; el tercero no permitía más de tres muletazos seguidos y el quinto, como queda dicho, se acabó antes de empezar. Pero no es mala proporción esa de tres de seis, tal como está la cabaña de bravo.
 
Más recuperado pareció El Cid, vestido hoy de caldera y oro. En especial con su excelente cuarto, al que cuajó series a su antigua usanza, sobre todo con la mano izquierda. Nos recordó a El Cid de siempre, el que ya se tiene que asentar, dejando atrás esa mala noche en una mala posada que ha sido su bache. Bienvenida sea la nueva etapa.
 
Completó cartel el animoso manchego Miguel Tendero –de azul marino y oro--, que no termina de encontrar su sitio en el nuevo escalafón. En Pamplona no lo encontró. Eso sí, se mostró muy animoso con el tercero de la tarde y realizó un esfuerzo digno de reconocimiento con el sexto. Pero a ambos los mató peor imposible, perdiendo algún premio orejil, que le habría venido muy requetebién.
Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2010
El debate de la Comisión de Cultura: texto íntegro
El martes se vota en el Congreso la proposición no de ley sobre el traspaso de Interior a Cultura
La Opinión de Ignacio Sánchez-Mejías: "Operación Trapío"
Diego Ventura pierde el triunfo con el rejón de muerte
Taurologia.com desea a toda la familia taurina suerte y triunfos en el Nuevo Año 2011
Manzanares cancela todos sus compromisos americanos
Juan Mora: nunca un triunfo formó tanto ruido
Taurologia.com desea a toda la familia taurina una feliz y alegre Navidad
Oreja para Matías Tejela en la México
La pacífica temporada de Rivera Ordoñez "Paquirri"
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo

La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |