Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
SEVILLA 2015: Séptima de feria
Lo que pudo ser, pero no fue
Excelente media verónica de Daniel Luque. (La Maestranza)
Entre las intermitencias de Finito de Córdoba y el estado de debilidad de un Manzanares que requirió asistencia médica, se fueron sin dejar un triunfo grande los dos mejores toros entre los enviados por Moisés Fraile a la Maestranza. Finito tuvo destellos esplendorosos, torerísimos, con el que abrió plaza; pero no dio ese definitivo paso al frente para consumar una gran faena ante un buen toro. La debilidad física de Manzanares, por enfermedad, tampoco permitió que se viera en toda su dimensión la calidad del 2º. El resto, una corrida bien presentada, pero con tan escaso fondo que pronto pasaba a un deambular mortecinamente por el albero.
Actualizado 21 abril 2015  
Redacción   

SEVILLA. Séptima de feria. Casi lleno. Toros de El Pilar, seria y manejable, pero con poco fondo; los mejores 1º y 2º. Juan Serrano “Finito de Córdoba” (de grana y oro), ovación tras aviso y silencio. José Mª Manzanares (de negro y azabache), silencio y silencio. Daniel Luque (de marino y oro), ovación tras aviso y silencio.

Tras la muerte de su primer toro, el diestro José María Manzanares tuvo que ser atendido en la Enfermería de los efectos de una fuerte gastroenteritis, que requirió que se le suministrara suero glucosado. Por esta causa, se corrió el turno de lidia: Luque lidió su segundo en 5º lugar, dejando  el que cerró plaza para Manzanares: tras matar a este ultimo el de Alicante tuvo que regresar a recibir atención médica.

Pasar, lo que se dice pasar, nada de particular. Todo por el palo de una sosería intermitente, con algunos ramalazos refulgentes de arte, pero sueltos, sin continuidad ni mayor historia. Eso sí, con un capotazo grandioso, casi un circular templadísimo,  de Curro Javier, al sacar del caballo al que cerraba plaza.

La corrida de Moisés Fraile, en este caso con el hierro de El Pilar, cumplió sobradamente en presentación: toros altos, musculados, con mucha caja. Sin tener una mala condición, se vieron muy mermados por su poco fondo, hasta transmutarse en un deambular mortecino de viajes cada vez más cortos, para desilusión de sus matadores. Con calidadi los dos primeros.

“Finito de Córdoba” marcó las diferencias. Las diferencias entre los aficionados y los espectadores. Desde luego, no fue la suya una faena redonda y completa, porque mantuvo demasiados altibajos.  Tampoco el torero pisó el acelerador a fondo. Quizá por eso no prendió en el tendido. Pero los aficionados salieron hablando de aquellos muletazos casi celestiales que dejó en la Maestranza. Verdadera orfebrería, tanta que levantó los olés más auténticos de lo que va de feria. Lo que ocurre es que muchos carteles de toros puestos uno detrás de otro forman una colección, pero no una apoteosis.

Que algo le pasaba se empezó a ver desde que Manzanares recibió con el capote a su primero. Y, en efecto, luego se supo: el torero tenía muy mermadas sus facultades fñisicas como consecuencia de los efectos de una fuerte gastroenteritis, requiriendo atención médica en la Enfermería mediada la corrida y a su conclusión. Bajo ese síndrome discurrió su tarde: no quiso caerse del cartel  --lo que  habría hecho un “agujero” a la empresa--, ni dejar un tercer toro a otro espada. En resumen, una tarde sin poder desarrollar nada de particular. Una pena porque un Manzanares en forma hubiera podido cuajar al excelente toro que fue su primero, con el que al final no se centró. Probablemente ni podía.

Se acabó la feria para Daniel Luque. Y se le fue con la suerte de espalda en los sorteos. Hoy tuvo un manso y bruto, su último toro en este abono, que sólo pensaba en irse a terrenos de chiqueros y que no daba opción alguna. Por delante tuvo uno más potable, como ya marcó el torero en los suaves y abrochados lances de recibo; luego el toro se vino a menos y llegó la inevitable intermitencia, solo levantada con el arrimón final.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2015
La Fundación del Toro de Lidia nombra a su equipo de gestión: Borja Cardelús, Director General
Bruselas confirma que la enmienda ecologista no será aplicable a la ganadería de lidia
La Escuela de Tauromaquia de Madrid "Marcial Lalanda", Premio Nacional de Tauromaquia 2015
Objetivo: mantener el "toro de Bilbao", dar paso a nuevos valores y modernizar la gestión
Paquirri: "Un torero debe despedirse quitándose el traje de luces, no el pijama del hospital"
Francia se vuelve a adelantar: sentencia condenatoria por injurias contra un animalista
Paco Ureña desborda Madrid al natural
El hambre y el valor de Caballero
Soy verdad
Un espejismo
PUNTO DE VISTA
Con la disputa Casas-Bautista, al fondo


La absoluta falta de transparencia del negocio taurino


La dura polémica que ahora enfrenta a los empresarios Simón Casas y Juan Bautista, en el fondo conduce a un tema recurrente: la total falta de transparencia en la que se mueven os gestores taurinos. No se conoce el caso de una empresa de este sector que hay dado publicidad a sus cuentas oficiales; tan sólo algún comentario marginal con éste o con aquel dato. Sin embargo, mientras que el negocio taurino esté inmerso en esta opacidad, su credibilidad se mantendrá bajo mínimos.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |