Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Quito también es nuestro problema
Estaríamos errando el análisis si creyéramos que la suspensión de la feria de Quito es problema de Ecuador. Es un problema, y grave, que afecta a todos, incluso a quienes lo quieran ver en la lejanía. Por eso el drama taurino de Quito también es de todos y cada uno de nosotros, los que compartimos esa pasión inigualable por el arte del toreo. No es le primer aviso de lo que se nos avecina: antes fue Barcelona, luego la equívoca sentencia del Constitucional de Colombia y el "bogotazo" del alcalde Petro, después las corridas incruentas quiteñas –que se han comprobado que eran un peligro cierto--, y ahora Iñaquito que baja la persiana. ¿Cuántos más serán necesarios para que se produzca una serena, firme sostenida reacción frente a tantos atropellos?
Actualizado 15 noviembre 2012  
Redacción   

“Pocos datos más son ya necesarios para confirmar que nos encontramos ante una marea creciente contra la Fiesta de los toros. Con independencia del lugar del mundo en el que se produzca, las argumentaciones son las mismas y, aunque son pobres y escasamente fundamentadas, están teniendo una acogida favorable entre determinados Gobierno”, se escribía en nuestra sección editorial en diciembre de 2010.

Se había consumado para entonces el toricidio catalán, estaba ya dictada la equívoca sentencia de la Corte Constitucional de Colombia y el Presidente de Ecuador acababa de convocar el referéndum sobre la fiesta en su país, que perdió en todas las demarcaciones, salvo en la capital. Más tarde la alcaldada de Bogotá. Ahora la empresa de Quito se ve obligada a suspender la Feria de Jesús del Gran Poder, uno de los ciclos históricos en la Fiesta.

Por si hiciera falta alguna más, con el grave problema de Quito no viene más que a confirmar que  nos encontramos en una coyuntura extremadamente preocupante, frente a la que urge que se produzca una respuesta mucho más ambiciosa que la que hasta ahora se ha dado. El contagio catalán surte efectos nocivos crecientes, mientras en nuestra patria andamos enredados en los derechos de imagen y demás bagatelas.

En alguna ocasión nos hemos referido a la inaplazable necesidad de emprender una acción colectiva y en toda la geografía en defensa de la Fiesta. Hoy resulta incluso más urgente.  Frente a la realidad que nos acosa,  no puede menos que llamar la atención la tardía y escasa respuesta que los estamentos taurinos están dando a esta cuestión.  No basta con apoyar actividades parciales a favor de la Fiesta, aunque son indispensables. Si se analiza en profundidad la situación, se concluye en que es necesario un plan global de actuación, que aborde de manera intensiva la defensa de la Fiesta, un plan que no conozca  fronteras y que se oriente en los distintos frentes que se han abierto. Y esto es mucho más que simples propias internos de algunos países.

Mientras los aficionados nos lamentamos, los abolicionistas siguen con su campaña en todos los rincones del mapa, repitiendo machaconamente los mismos argumentos.

La reacción ante esta realidad, que ya apunta en otros puntos de la geografía taurina,  el tiempo no solo es oro; en este caso, además, es vital. Cada día que perdamos trabajará en contra de la Fiesta.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Punto de vista
¿Cuándo nos dejarán en paz las teles del corazón?
El binomio Política y Toros
Rodríguez Uribe, la incultura como norte
Un verdadero plan de rescate para la información taurina
Los inconcebibles números taurinos de Sanidad
Con la que está cayendo, la Comisión Nacional de Asuntos Taurinos está desaparecida
El sudoku de 1 espectador cada 9 metros cuadrados
¿Seguro que frente a la crisis del Covid 19 ahora toca la autorregulación de la Tauromaquia?
Toca comenzar a trabajar desde ahora en "el día después"
La alarma ante el acuerdo PSOE-Podemos
PUNTO DE VISTA
Los toreros mereces más respeto


¿Cuándo nos dejarán en paz las teles del corazón?


En los últimos meses la mayoría de las televisiones dedican a los cotilleos --y cosas mas graves-- más de cien veces más que a la realidad del mundo del toreo. Se socaba sin reparo la privacidad de los toreros, se sacan a la luz –la mayoría de las veces sin datos comprobados-- sus vidas y andanzas. Y de paso unos cuantos se dedican a ganar dinero, incluso a costa del buen nombre sus familias. Quienes amamos a la Tauromaquia no debiéramos colaborar con este desmadre.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Un elemento característico de su trayectoria


Las 20 encerronas de "Gallito", la demostración de su poderío y su conocimiento de la lidia


Dejando al margen la que protagonizó como novillero en Zaragoza –en la que se quedó sólo en el ruedo por la cogida de Gaona--, hasta en 20 ocasiones se encerró en solitario José Gómez Ortega "Joselito" con seis toros. Hubo una etapa de su carrera en la que era su fórmula para concluir cada temporada. Y todas ellas "ofrecían un magnífico escaparate para desplegar la mayor variedad posible de suertes, tanto de capa, como con banderillas y muleta. El máximo exponente de ello fue la famosa corrida de Madrid". A estudiar este apasionante tema dedica un documentado ensayo el profesor Marcos García Ortiz.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2021 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |