Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Cuando coincidieron en los toros en Burgos
Sebastián Miranda, Belmonte ….y el sastre
Juan Belmonte con Sebastián Miranda, en el estudio del escultor.
La inmensa personalidad de Juan Belmonte --al que Francisco Gómez Hidalgo llamaba "el misterioso"— dio lugar un sinnúmero de hechos relevantes pero también de anécdotas más que curiosas. Gracias a don Luis Bollain, notario mayor del belmontismo, conocimos lo ocurrido con Sebastián Miranda y su sastre, que vino a culminar en la plaza de toros de Burgos, cuando el escultor y el sastre se sentaron en barreras colindantes, en una trama organizada por el propio Pasmo trianero.
Actualizado 17 julio 2018  
Luís Bollain   
 Los que van con el torero
 Luis Bollain: "¡Fenómeno!"

En los tiempos de José y Juan, Sebastián Miranda fue al sastre. Estaba en su perfectísimo derecho. Es verdad que para hacerse un traje existía el pequeño inconveniente de que el extraordinario escultor, en los comienzos de su carrera artística, no contaba con una economía demasiado floreciente. Pero no en balde Sebastián era eso: un gran artista y, como tal, gran bohemio. Además, al sastre le unía buena amistad con él y con Belmonte. Amparándose en ella, Miranda se haría el traje, por lo pronto; el pago.... cuando Dios quisiera.

 

Al sastre no le pareció muy bien esta gracia bohemia y entre el artista de la tijera y el del cincel se entabló el siguiente y sabroso diálogo: 

 

—Don Sebastián, por Dios, que tengo necesidades urgentes. ¿No podría usted, aunque fuese haciendo un pequeño sacrificio, pagarme ahora?

 

—Imposible de todo punto. Es tal mi penuria económica que no puedo salir de Madrid por no tener traje que ponerme ni peseta que llevarme al bolsillo.

 

Esta diestra "caradura" bohemia utilizada por Sebastián Miranda frente a su amigo el sastre se trocó en ingenuidad ante su amigo el torero. Porque Miranda cometió la inocente imprudencia de contar a Belmonte todo lo ocurrido. Y aún se atrevió el escultor —muy pillín él— a poner a su relato la siguiente apostilla burlesca:

 

Fíjate, Juan; ¡que no puedo salir de Madrid, y el día de San Pedro —pasado mañana— voy a Burgos a verte torear...!

 

Aquel cínico plan "burlasastre" tuvo el contrapunto de una estridente carcajada de Miranda. Belmonte también rio; pero la risa del torero fue menos sonora y más diabólica.

 

Ya estamos en Burgos. Es la mañana del día de la corrida. Todavía está Sebastián Miranda descansando cuando llaman a la puerta de su habitación del hotel. Es El mozo de estoque de Belmonte, portador de un sobre para el escultor. Miranda abre el sobre y, con gran extrañeza, encuentra en él una entrada de barrera para la corrida de por la tarde. Interroga al servidor del diestro; pero la aclaración apetecida no llega. Belmonte no acostumbraba a tener con sus amigos ese tipo de rasgo generoso. Y, sin embargo, la realidad innegable era que en aquella ocasión Miranda tenía entre sus manos una barrera quo Belmonte le regalaba. ¿Por qué? El mozo de estoques transmitía órdenes de su maestro, pero no sabía nada.

 

¡A los toros! Suena el  clarín y arrancan las cuadrillas. Nada más iniciar el paseíllo, Miranda se frota las manos de contento, seguro de presenciar una gran corrida. Y es que ha observado un detalle significativo: Belmonte va muy sonriente, prueba inequívoca de que se encuentra animoso y dispuesto a comerse crudos los toros que le han tocado en suerte.

 

A medida que las cuadrillas avanzan y se acercan a la barrera ocupada por Miranda, éste puede apreciar que la sonrisa de Belmonte va en aumento. Tras el saludo a la presidencia, Juan se dirige hacia el sitio donde está su amigo, para echarla el capote de seda. ¡Y sigue —aumenta— el regocijo del torero!

 

Sebastián Miranda empieza a notar un leve "amoscamiento". Le parece un tanto excesiva la diversión de su amigo en trance tan serio como el de tener que entendérselas con dos toros de respeto. Miranda se revuelve, inquieto, en su localidad: mira a la derecha, mira a la izquierda y... ¡horror!: el sastre ocupa la barrera inmediata.

 

El humor sangriento de Belmonte había colocado juntitos en la plaza de toros de Burgos a Sebastián Miranda —"que no podía moverse de Madrid por falta de pesetas..."— ¡y a su sastre!.

 

© El Ruedo, nº 1205, 25 de julio de 1967 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Hemeroteca taurina
La faena cumbre de Julio Robles en Bilbao
Antonio Díaz Cañabate: "Diego Puerta y la Zurriola"
Gerardo Diego: la "humanización" puede cristalizar en una degeneración de los valores de la Fiesta
Ortega ha dicho
Eduardo Pagés, poeta
Los hermanos Manolo y Pepe Bienvenida, rumbo a América
La opinión taurina de Jacinto Benavente
El triunfo de Juan Silveti en su confirmación en Madrid
"¡¡¡Voy contratado a AMERICA!!!"
La teoría taurina de Antonio Machado
PUNTO DE VISTA
El caso Matilla-Talavante, con el apoyo de Simón Casas

La credibilidad de los estamentos taurinos está bajo mínimos


Todo lo que se estuvo hablando durante la temporada acerca de la situación que atravesaba Alejandro Talavante, a raíz de romper con la muy poderosa y diversificada Casa Matilla, ha estallado al final con un pormenorizado comunicado del apoderado, al que se ha unido con verdadero entusiasmo Simón Casas, presidente de la patronal ANOET además de empresario de Madrid como socio minoritario, pero como gestor. Leídos ambos y repasado todo lo escrito, se llega a una conclusión clara: los estamentos taurinos carecen de ese mínimo de credibilidad necesario para que se les tome en serio. Pueden detentar el poder, pero casi nunca la razón.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |