Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
RETAZOS DE HISTORIA

Se han encontrado 197 artículos.
Se muestran del 21 al 40. Página 2 de 10.

A mediados del siglo XIX

Las últimas funciones reales de toros

Las funciones reales de toros habían sido durante siglos una de las principales celebraciones que programaba la Monarquía con motivo de determinados acontecimientos destacados en el seno de su propia familia o en el conjunto del país. En aquella época, casi mediado el siglo XIX, dichos festejos habían disminuido notablemente, convirtiéndose en un recuerdo de los años más gloriosos de la Corona española. Carmen de la Mata Arcos documenta esta tradición en un gran reportaje.


Las Corridas Generales de hace 70 años

Bilbao Taurino: seriedad y tono son características de su plaza

"Son notas taurinas típicamente bilbaínas la seriedad de su Plaza y los servicios de la misma. En ello no hay otra en España que se le asemeje, ni que cuide el detalle tan admirablemente", así describía el cronista de toros Don Clarines a propósito de las Corridas Generales de hace 70 años. Y en otro pasaje de su gran reportaje --dos páginas completas en "El Ruedo"-- añadía: "El aficionado bilbaíno lo es íntegramente. Es aficionado que va a todo. No es el de tantas otras ciudades, de mayor abolengo taurino, que habla mucho del toro y del torero en barberías y establecimientos de bebidas, que conoce y trata a los toreros y vive su ambiente, pero no se acerca a las taquillas".


El próximo 15 de agosto se cumplirán 120 años

Un mano a mano de Mazzantini y Guerrita forzó en San Sebastián al primer sorteo de la historia

Dentro de las fiestas de San Sebastián en agosto de 1896, el célebre José Arana organizó en la primitiva plaza de Atocha cinco festejos, con "toros elegidos, entre los de mayor precio, de las más renombradas ganaderías" y con quienes entonces mandaban en el escalafón. Mazzantini y "Guerrita" iban a dirimir en tres mano a mano, el correspondiente al 15 de agosto con toros colmenareños de Aleas. Aunque la opinión entre los aficionados no era unánime, el apoderado de Mazzantini forzó a que el orden de lidia de esa tarde se estableciera por sorteo, el primero que se celebraba en la historia, porque consideraba que de no hacerse se estaría beneficiando a "Guerrita". Tardarían aún años hasta que se establecieran normas en esta materia, pero el precedente se estableció hace ahora 120 años.


Tomó antigüedad en Madrid en 1946

Orígenes del actual hierro de Cebada Gago

El 28 de julio de 2016 se cumplieron 70 años de la toma de antigüedad en Madrid de la ganadería de Cristina de la Maza y Falcó, fundamentada en vacas y sementales procedentes de la ganadería de Juan Belmonte. 16 años después daría origen a la de Cebada Gago, quien más adelante cambiaría de encaste, primero para centrarse en el de Núñez y luego para asentarse definitivamente con reses de procedentica de Rincón, Juan Pedro Domecq y Torrestrella. Con los altibajos que se dan en todas las dehesas, la vacada que pasata en "La Zorrera" alcanzó pronto sus primeros éxitos. Y así, en 1986 su torero "Pregonero", lidiado por Espartaco, fue indultado en la corrida concurso de Jerez


Las mujeres y el toreo (1)

Tres pinceladas sobre el toreo femenino

Las actuaciones de las señoritas toreras sirvieron de soporte a numerosas mojigangas programadas a lo largo del siglo XVIII, época en que se convirtieron en la principal atracción de numerosos espectáculos taurinos populares, generalmente en horario nocturno, a pesar de que con frecuencia conseguían llenar los tendidos. Luego, con el paso de los años, el toreo femenino tomó cuerpo a uno y otro lado del Atlántico, llegando al estadio de la plena normalidad: actuar en festejos convencionales y en pie de igualdad con los hombres.


La última corrida en la vieja Plaza de Toros de Madrid

M. López-Marín lo definía como "un episodio taurino histórico". Se trata de la última corrida que se dio el viernes 6 de noviembre de 1931 en la vieja Plaza de Toros de Madrid, "aquella Plaza de Toros tan íntima, donde desde las filas altas de un tendido --no tenía más que doce-- se veía parpadear al toro; aquella Plaza, que fué testigo de las épocas más brillantes del toreo. (…) Aquella Plaza que al caer abatida por el pico del albañil desconocido se llevó entre sus escombros tantas cosas buenas de toreros, ganaderos y empresarios". De aquella tarde fueron protagonistas don Juan Belmonte y los novilleros Antonio Iglesias, Félix Rodríguez II, Rebujima, Niño del Matadero, Joselito de la Cal y Palmeño II, con reses de Alipio Pérez Tabernero y de Aleas.


La inauguró "Desperdicios" el 11 de junio de 1876

La plaza de la Malagueta cumple 140 años

Al menos cinco plazas de toros tuvo Málaga antes de que se levantara la actual Malagueta, cuya inauguración corrió a cargo de Manuel Domínguez "Desperdicios", con el toro "Salamanquino", con el hierro Murube, en una tarde en la que también se anunciaron "El Gordito" y "Lagartijo". Declarada monumento histórico-artístico en 1981, el coso de la capital dela Costa del Sol ha sido escenario de grandes tardes de toros, muchos de ellos construidos en torno a la figura de Antonio Ordoñez, que siempre se sintió muy identificado con esta afición, como en nuestros días ocurre, por ejemplo, con Enrique Ponce o José Tomás. Pero también fue el escenario de la cornada mortal de Manuel Báez "Litri", en febrero de 1926.


IN MEMORIAM

La última apoteosis de "El Pana" en la Monumental de México

En el fondo documental que ha ido reuniendo el historiador José F. Coello Ugalde, figura un documento que hoy tiene una nueva actualidad: los apuntes y reflexiones sobre la décima corrida de la Temporada Grande 2006-2007 en la plaza "México". El artículo está fechado el 7 de enero de 2007. Rodolfo Rodríguez "El Pana", Serafín Marín y Rafael Rivera, se anunciaban para la lidia de 6 toros de Javier Garfias. Como se sabe, estaba prevista como la tarde de la despedida del torero recientemente fallecido; luego resultó la de su resurrección como torero, que aún se mantuvo en los ruedos por nueve años, hasta la tarde trágica de Ciudad Lerdo.


Podría haber sido mejor torero que muchos de su generación

En la muerte de Rodolfo Rodríguez "El Pana": Apreciación histórica de su toreo

En la madrugada de este viernes ha fallecido Rodolfo Rodríguez "El Pana", como consecuencia de las lesiones sufridas hace 32 días cuando toreaba en Ciudad Lerdo, que le provocaron un cuadro clínico irreversible. El torero originario de Apizaco sufrió un paro cardíaco del que no pudo ser reanimado. Rodolfo Rodríguez ha personificado a un torero digno de ser estudiado, por su singularidad, por ese misterio que siempre llevó dentro. A ello se ha aproximado, con gran acierto, John Gordón, del Club Taurino de Londres, con artículo muy documentado que fue publicado inicialmente en su versión en lengua inglesa de la revista de los Bibliófilos Taurinos de América. Hoy el autor nos ofrece aquí su versión en lengua española


Uno de los momentos estelares del maestro de San Bernardo

Pepe Luís y "La faena de Aranjuez"

Junto al toro "Misionero" de Castillo Higares, que lidió en Madrid en 1951 y la de Valladolid --también en 1951-- con un toro del marqués de Villagodio, la faena de Pepe Luís al toro "Manchonero", con el hierro de Carlos Núñez, en Aranjuez el día de San Fernando de 1949, forman una trilogía que siempre se ha recordado del maestro de San Bernardo. El torero tuvo muchas mas tardes cumbre, pero las referidas fueron universalmente cantadas. Una faena rotunda, aunque según algún cronista hubiera espectadores que no alcanzaran a llegar "al fondo inmenso que este torero tiene, cabeza privilegiada, figura de época", para quedarse en esa cierta alharaca de "la gracia que entra por los ojos profanos".


Ahora se cumplen 25 años y aún sigue en el recuerdo

Cesar Rincón, la feria de San Isidro que en 48 horas lo puso en primera figura

Le bastaron 48 horas, las que ocupaban el 21 y el 22 de mayo de 1991. Primero con una corrida de Baltasar Ibán, al día siguiente una de Murteira Grave. Y en las dos ocasiones le esperaba la Puerta Grande de Madrid. Pero aquello no resultó fruto de la casualidad. Ya lo había dejado claro ante toros de Cuadri en abril del 91, aunque la tarde no resultara redonda. Y por detrás quedaban unos años de mucha lucha, de mucha fe en su vocación taurina. Por eso cuando llegó la ocasión rompió con tanta fuerza. Por eso y porque supo arriesgar: a otros después de haber cortado dos orejas en Madrid, les costaba más volver con una sustitución al día siguiente, no fuera a ser que devolviera los trofeos. Uno de los grandes toreros que ha dado América apostó y ganó.


Un caso único en los Anales de la Tauromaquia

97 años después de su muerte "Gallito" sigue vivo en la memoria, sigue siendo un ejemplo

"Lo mató un toro, pero lo afligió ninguno". Puede ser el mejor epitafio entre los que se dedicaron a José Gómez "Gallito", a su muerte en Talavera el 16 de mayo de 1920. Cuando se lee la prensa de la época, la dimensión noticiosa de aquella cornada fue enorme, como correspondía al impacto social que tuvo la desaparición del menor de los Gallo. Pero más llamativo resulta que, cuando faltan tan sólo cuatro años para que se cumpla el siglo, la memoria de Joselito siga tan vida entre los aficionados, que cada año se le guarda un minuto de respeto. Este si que es un caso único en toda la historia de la Tauromaquia, el caso de "un hombre cabal", como le gustaba definirlo "Camará", que ha dejado una huella que aún pervive. Como memoria y como ejemplo.


Han caído en desuso cuando pueden ser más necesarias

Reivindicación de las suertes para parar al toro de salida

Salvo en lo que tiene de moda y costumbre en nuestros días, no se sabe a ciencia qué aporta de mérito a la actuación de un matador que se encargue personalmente de parar a los toros de salida, cuando además o no lo hacen o lo realizan de forma deficiente. En esta época con tan alto número de toros abantos y corretones, en paralelo con su baja casta, cada día se echan más en falta a aquellos banderilleros que, con arte y con sabiduría, paraban los toros, templaban sus acometidas iniciales, para que luego su matador pudiera lucirse toreando con el capote. Bien parece que reivindicar aquella forma de entender esta parte de la lidia, resulta hoy una simple nostalgia del pasado. Qué gran error.


También de Bienvenida y Curro por la puerta grande

La feria de San Isidro de hace 50 años, la del toro blanco de "Antoñete" y mucho más

Fue la feria en la que por primera vez don Livinio Stuyck pensó en organizar una mes entero de toros de Madrid, como luego ocurriría. Y es lo cierto que resultó un gran sanisidro. El año del célebre toro blanco de Antoñete, de una faena grandiosa de El Viti, de las cinco orejas de Diego Puerta, del triunfal mano a mano de Antonio Bienvenida y Curro Romero, de una corrida francamente buena del marqués de Domecq,… No fue por casualidad que en aquella feria hasta doce matadores de toros abrieran la puerta de la calle de Alcalá. Con la documentación en la mano, Carmen de la Mata Arcos nos traslada 50 años atrás.


Joselito y Belmonte triunfaron aquel 23 de abril de 1916

Ganadería de Albaserrada: un siglo después de su presentación en Sevilla, gana todos los premios

Un siglo después de hacer su presentación en la Real Maestranza, el encaste de Albaserrada ha ganado en esta feria 2916 todos los premios al mejor toro y la mejor ganadería. Una conmemoración solemnizada con el indulto de "Cobradiezmos"·, pero también por un conjunto de gran nota. No deja de ser curioso que un siglo antes, el día que estos toros pisaron por primera vez el albero sevillano, fueran Joselito y Belmonte los que compitieron --muy lucidamente además--, Joselito y Belmonte. Así ocurrió un 23 de abril. Carmen de la Mata documenta aquella tarde de su debut, detallando la historia de la ganadería.


En la feria de abril de 1956

La histórica faena de Rafael Ortega a un miura llamado "Tormenta"

"Lo más importante de todo es buscar el sitio para matarlo, porque cada toro tiene el suyo. Si de verdad se quiere matar a un toro, la vista tiene que estar puesta en el morrillo, no en los pitones. Y luego hacer bien los tres tiempos. La mano derecha es la que de verdad mata, porque al toro se le mata con la muleta y él solo se entierra toda la espada. Pero para eso hay que llevarlo muy toreado". Así definía Rafael Ortega la realización de la estocada. El 20 de abril de 1956 y en Sevilla hizo una demostración clamorosa de esta forma de pensar ante un "miura" que atendía por "Tormenta". Carmen de la Mata Arcos documenta aquel acontecimiento.


El 8 de abril de 1956, la tarde que confirmó Mario Carrión

60 años de la presentación de la ganadería de Cuadri en Las Ventas

El 8 de abril se cumplen 60 años desde la presentación en Madrid de la ganadería de Cuadri, el día en el que tomó antigüedad. En estos años, de las dehesas de Trigueros (Huelva) han salido toros de importancia, siempre bajo el criterio de la integridad. El primer toro que salió al coso de la calle de Alcalá atendía por "Brujito" y con el confirmó su alternativa Mario Carrión. Durante más de medio siglo la ganadería ha mantenido su personalidad, la que le imprimió desde el primer día su fundador, Celestino Cuadri Vides, como luego hicieron sus hijos a partir de 1973. Sus triunfos se han repetido y habitualmente en plazas de relevancia.


Pero nunca dejó de atraer a la afición

Morante de la Puebla y la Maestranza, una historia de encuentros y desencuentros

El diestro de la Puebla del Río debutó en el coso del Baratillo en 1996. Ahora, después de dos temporadas de polémica ausencia, ha vuelto al coso del Baratillo. Se trata de un historia larga de encuentros y desencuentros, que tuvo su primer momento cumbre con la Puerta del Príncipe de abril de 1999, con toros de Guadalest. Luego hubo sus más y sus menos, sus desacuerdos con la empresa en unas ocasiones, las ferias fallidas en otras. Pero siempre dejó algo en el recuerdo, como aquella tarde de 2006 en la encorajinado se fue a la puerta de toriles a recibir a su segundo toro, al que luego le cortaría las dos orejas.


Retazos de la historia

A "Parrita" y Encarna, mis amigos

"Fue una gran figura del toreo pero sobre todo un hombre esencialmente bueno", escribió Vicente Zabala Portolés, Cuando Agustín Parra "Parrita" nos dejó para siempre, allá por 1994. Ahora nos lo recuerda ese bien aficionado que es José Luis Moreno-Manzanaro al rememorar las tertulias en su barrio de Argüelles y trazas una semblanza muy ajustada y elocuente sobre la trayectoria del ahijado de "Manolete".


Un siglo de la primera oreja concedida en la Maestranza

Gallito y Miura

"Si Gallito es el Rey de los toreros, Miura es el Rey de los toros". Escribe Ignacio Sánchez-Mejías, remorando el truynfo de Joselito en la feria de San Miguel de 1915, cuando en la Maestranza se le concedió la primera oreja que se otorgaba en Sevilla. Se la debieron conceder por su magistral faena a "Galleguito", un toro con el hierro de Miura; pero el Presidente no se atrevió. Al día siguiente, con un santacoloma llamado "Carnicero" ya no pudo soportar la presión popular. Un grupo de gallistas han rememorado en estos días aquella efeméride, precisamente en la ganadería que pasta en Zahariche.


<-- anterior    ||    siguiente -->


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |