Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Estado de situación en la Maestranza
Sevilla: Nuevos recortes en el calendario y cuentas que se resisten a cuadrar
La empresa ha logrado detener la sangría de abonados, aunque su número permanece prácticamente estancado desde 2015. En el año que se fue también tocó fondo otra tara del espectáculo: su insoportable duración de los espectáculos. Si a ello se une la comprobación de la manifiesta pérdida de tirón en la taquilla de nombres hasta ahora intocable, se tiene el cuadro de situación que debe afrontar en la gestión de la Maestranza la Empresa Pagés. Con buen tino, Álvaro R. del Moral analiza la situación.
Actualizado 2 octubre 2017  
Álvaro R. del Moral   
 Ramón Valencia: "Sólo hemos logrado sumar 129 nuevos abonados este año"
 Ramón Valencia: los efectos de la crisis económica y la necesidad de ofrecer algo nuevo

La temporada 2017 ya está en la historia. La empresa Pagés ha organizado un total de 15 corridas de toros, una de rejones, siete novilladas picadas y cuatro sin picar que suman los 27 espectáculos taurinos de una campaña taurina que ha adelantado el cierre a la feria de San Miguel dejando en blanco, no sabemos si para siempre, la clausura tradicional del doce de octubre. Ha llegado el momento de echar números y hacer cábalas; de seguir cavilando en torno al futuro inmediato de una plaza que, ya lo analizábamos hace un año, ha cambiado de clientela y hasta de personalidad.

El abonado, definitivamente, ha cedido su puesto al espectador ocasional. Ramón Valencia, gerente de la empresa Pagés, lo tradujo a números: en 2017, con la flor y nata del escalafón anunciada en los carteles de la temporada maestrante, sólo se habían logrado sumar 129 nuevos abonados a los 160 que ya se habían incorporado en 2016. El desplome, eso sí, se ha detenido. Pero las cifras siguen estando muy lejos de los 6.500 que se alcanzaron en 2009.

En la actualidad el número localidades abonadas no pasa de 2.500 y volver al estatus anterior se antoja inalcanzable. Ya no es necesario estar sujeto a la tarjeta de abonado para elegir los cuatro, cinco o seis espectáculos deseados y en la localidad apetecida. La ausencia de ventajas económicas o auténticos incentivos –la rebaja del 10 por ciento se ha solapado con el aumento de precio de algunas localidades– sigue figurando en el debe de la empresa. Los abonados supervivientes, mientras tanto, siguen demandando algún cariñito que se hace demasiado de rogar. Ésa es la verdad.

Pero es que la empresa también ha debido comprobar con estupor que algunos nombres que resultaban infalibles en la taquilla por sí mismos --apunten el de Morante o Manzanares-- sólo redondean la recaudación en compañía de otros toreros de la primera línea. El caso es que la pescadilla se muerde la cola: un cartel de campanillas y a plaza llena, arroja pérdidas; los de medio tono, que antes servían de colchón económico y relleno del abono, ya no concitan interés...

En esa tesitura, el futuro de la actual arquitectura de la temporada está en la picota. La del 12 de octubre, una fecha devaluada, ha sido la última cita tradicional en caer del calendario. ¿Habrá más?

Pero también se habló de otras cosas en la temporada que se fue, como la insoportable duración de los festejos, que tocó fondo en 2017. Se ha ensayado una nueva salida del ruedo del caballo de picar que no ha servido para casi nada. La solución global empeña a todos: empezando por los matadores y terminando por la autoridad.

El manierismo de los tempos es una de las peores taras que ahora soporta el espectáculo. Y hablando de días y horas: se ha estrenado un nuevo calendario para los festejos picados de junio que tiene visos de prevalecer. Del domingo pasan al jueves; de la tarde, a la noche. Se ha agradecido el cambio. Sólo queda que atraiga a más público.

Los trabajos originales de Álvaro R. del Moral, cronista de “El Correo de Andalucía” , se publican en su blogs “Con la tarde colgada a un hombro”, al que se puede acceder a través de nuestra sección “8 opiniones 10” y en las direcciones electrónicas:
http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro/
http://elcorreoweb.es/toros/

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Firma invitada
Discrepancias sobre la suerte de matar entre la Junta de Andalucía y los profesionales
Camas, de sus plazas y sus toreros
Llegan las ferias de la vendimia
Manolete: hasta el último día
La alarma se enciende en las islas
Las suertes de la "mamola" y la "memela".
Manuel Rodríguez "Manolete": 100 años del mito que revolucionó la tauromaquia
Demasiados toros sin suerte...
Manolo Montoliú, inolvidable
Sevilla: primera batalla por el cetro
PUNTO DE VISTA
La opacidad no es buena compañera

La forma ancestral del negocio taurino


Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |