Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La opinión de Ignacio Sánchez-Mejías
La suerte suprema
Rafael Ortega, un modelo en quien deben mirarse los toreros para el manejo de la espada
"En la tauromaquia moderna hemos ido perdiendo varias fases de la lidia. Ya hemos perdido la suerte de varas, no nos hagan perder también la suerte suprema", escribe Ignacio Sánchez-Mejías en su blogs del diario ABC. Y no escribe a vuela pluma; nos recuerda elementos esenciales de la Fiesta. Es el caso de la estocada. No puede menos que compartirse la opinión del autor cuando afirma: "Con un bajonazo no se puede dar una oreja". Y puede añadirse: haya los pañuelos que haya.
Actualizado 21 abril 2018  
Ignacio Sánchez-Mejías   

En la corrida del jueves se suscitó cierta polémica porque el presidente se negó a otorgar la oreja a El Juli, a pesar de una petición aparentemente mayoritaria. La razón era muy simple, la espada había caído muy baja, y no era merecedora de premio. Muy bien, en este sentido, nuestro presidente D. Fernando Fernández Figueroa.

 

Eso tan conocido de que “la primera oreja es del público y la segunda del presidente”, es relativo. Lo primero que tenemos que decir es que ahora las orejas se piden más vociferando que sacando los pañuelos. Si de verdad se pusieran a contar pañuelos, las peticiones serían casi siempre minoritarias. Luego está la vertiente triunfalista. Esa que dice que hay que cortar orejas todos los días para que la gente vea que esto es un espectáculo donde se pasa bien y se anime a venir. Después está el público menos entendido que el aficionado, que puede perderse algunos detalles, pero que es mayoritario en las plazas. Comprendemos que económicamente, es lógico organizar los festejos para el público que es el que llena las plazas. Los aficionados caben en un autobús, dicen, y es verdad.

 

Con un bajonazo no se puede dar una oreja. Eso debería ser una lección de primero de presidente. Por mucho que el público la pida a voces o con el pañuelo, debe de prevalecer la decisión del presidente. Matar en los bajos es ventajista y mucho menos peligroso que matar por arriba haciendo la cruz. Si los toreros ven que les dan las orejas matando en los bajos, en dos años nadie mataría por arriba.

 

Con la llegada del público aleccionado por los triunfalistas, en la tauromaquia moderna hemos ido perdiendo varias fases de la lidia. Ya hemos perdido la suerte de varas, no nos hagan perder también la suerte suprema.

 

Las opiniones de Ignacio Sánchez-Mejíasse publican originalmente en su blog "Desde el tendido 2", que se puede localizar en http://blogs.abcdesevilla.es/desdeeltendido2/, así como en su espacio de Facebook.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Firma invitada
Tarde de toros a la vasca en las Corridas Generales de 1918
Del Parlamento andaluz a Algeciras
Seguimos a vueltas con la política
Lo dijo Ortega y Gasset...
La remodelación de los Reglamentos taurinos mexicanos
La Feria arranca mirando al cielo
Pepe Moral, en el recuerdo de la corrida de Miura
De las tauromaquias integradas
Habrá que hablar de los carteles…
La Feria de Abril: cuestión de números
PUNTO DE VISTA
Cuando pasan tres meses del nuevo Gobierno


El silencio institucional sobre la Tauromaquia no se entiende


Vivimos tiempos nuevos para la política y para la Tauromaquia, en los que entre unos y otros no acabamos de contrarrestar todo ese ruido mediático que hace que destaquen más las sombras que las luces. Sin embargo, incluso en momentos de crisis como la actual, cuánto encierra la Tauromaquia como hecho cultural y patrimonio común, sigue vivo, mantiene sus valores creativos y sigue teniendo detrás un apreciable respaldo social. Por eso, salir del impasse actual resultaría muy conveniente que se reactivaran las instancias institucionales a las que corresponden salir en su defensa y apoyar su proyección de futuro. Se diría que en tres meses poco puede pedirse a un Gobierno; pero no es menos cierto que al menos podría haberse dicho una palabra de ánimo y de respeto.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |