Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID: Última del abono de Otoño
Una tarde de apuntes, pero sin remate
"El Cid" dejó el sello de su recuperación (Fotos: Juan Pelegrín/Las Ventas)
Ha sido una corrida en la que abundó casi siempre la nobleza, que luego se diluyó por la falta de raza. En este tránsito se escapó entre las manos la última del abono de Otoño, con una excelente entrada en los tendidos. Sufrió "Rafaelillo" las consecuencias de las apuestas de los aficionados por el toro que abrió plaza, que tuvo calidad, frente al quehacer de su matador. "El Cid", todavía con el espíritu de su indulto en Santander, alumbró buenas esperanzas, que los de Adolfo Martín se encargaron de vaciar pronto, tan pronto como se rajaron. Se las entendió "Morenito de Aranda" con el lote menos favorecido por la suerte. En resumen, una tarde de tantas, con destellos luminosos pero sin continuidad alguna.
Actualizado 2 octubre 2016  
Redacción   
 EN OTRAS PLAZAS: Cornada de Iván Fandiño en Úbeda

MADRID. Ultima del abono de Otoño. Tres cuartos largos de plaza:  el 85% del aforo. Toros de Adolfo Martín, bien presentados, encastados pero la mayoría bajos raza; el mejor el 1º, muy aplaudido al arrastre. Rafael Rubio “Rafaelillo” (de azul cobalto y oro), palmas y ovación. Manuel Jesús “El Cid”, ovación y ovación tras un aviso. Jesús Martínez “Morenito de Aranda” (de burdeos y azabache), silencio y silencio.

Entre que era domingo y el tirón del cartel de los “adolfos”, se despidió el abono de Otoño con una excelente entrada y en tarde muy agradable. Luego las cosas no discurrieron como era de desear, porque los albaserradas apuntaron más que disparar: para el ganadero podría decirse que le salvaron la tarde; para los toreros ofrecieron las posibilidades a cuenta gotas.

Bien presentada y con el sello de su Casa, entre los toros de Adolfo Martín abundó la falta de raza, que hubiera sido muy conveniente porque la buena casta y la bondad no estuvieron ausentes; ocurrió que no se pudo desarrollar. A excepción del lote de “Morenito” --3º y 6º--, que no le permitió alegría alguna, el resto más que dejaba estar. Muy bueno fue el 1º, incluso con esa espectacularidad que hace que el aficionado se incline por el toro en detrimento de su matador; tuvo bondad el 2º hasta que se rajó, que fue pronto; también el 4º tenía sus cosas positivas y el 5º, que seguía por abajo y con clase los engaños, duró un suspiro, después de haber tomado un segundo puyazo desde lejos, con alegría y buen galope.

“Rafaelillo” tuvo como verse de primeras como las apuestas se pusieron a favor de “Carpintero”. El torero murciano estuvo muy decoroso, pero no al mismo nivel que su enemigo. Manejó los engaños con buen pulso, pero el “adolfo” pedía otra cosa. Entre otras, apretar más a la hora de comprometerse en la faena de muleta. Vistas las condiciones del toro, el personal esperaba otra faena. Pero no llegó.  Por eso se dividieron las opiniones que cuando trató de saludar desde el tercio. Al que hacía 4º, sobre todo, le recetó un espadazo de categoría, que por sí solo ya justificaba la ovación que recibió al concluir una faena entonada pero desigual, sin arrebatarse en ningún momento, aunque con limpieza y pulcritud.

Alumbraron las esperanzas cuando “El Cid” pasó sobre la mano izquierda al segundo. Era “El Cid” que gusta en Madrid, llevando a su enemigo por abajo con buen pulso. Lo repitió en la primera serie sobre la mano derecha. Pero el toro ya se vino a menos hasta rajarse. Volvieron las esperanzas cundo desde los terrenos de afuera citó con la derecha al 5º, de buena condición, descarado de cuerna pero con menos volumen. Pero otra vez se volvieron a diluir las ilusiones: el “adolfo” se rajó y dijo que nones. Debe reconocerse que por “El Cid” esta vez no ha sido; sacó a relucir lo mejor de sí mismo, pero las condiciones de sus enemigos apagaron demasiado pronto esas luces.

Comenzó su año taurino “Morenito de Aranda” con un buen toque de atención en Las Ventas; lo ha cerrado con un lote imposible. Su primero, además de carente de raza estaba cogido con alfileres; el que cerró la tarde, fue siempre a su aire, distraído y sin celo alguno. A ambos los lidió con decoro.

La novillada matinal
Puerta grande para Francisco de Manuel  

MADRID. Final del certamen de “Camino de Las Ventas”. Un cuarto de entrada. Novillos y erales  de Jandilla –2º y 3º con el hierro de Vegahermosa--, manejables. El novillero con caballos Daniel  Menes, ovación tras aviso y ovación. Alfonso Ortiz, ovación y palmas. Alejandro Adame, oreja y ovación tras dos avisos. Francisco de Manuel, oreja y oreja con petición de la segunda; salió a hombros por la puerta grande. 

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Temporada 2016
Cinco ofertas para gestionar La Malagueta
Las Corridas Generales de Bilbao en 2016, de nuevo 8 festejos mayores
Castilla y León promoverá en 2017 la creación de una Cátedra de Tauromaquia
La Fundación del Toro de Lidia recibe 390.000 euros para defender y promocionar la tauromaquia
Alberto Baillères controlará la empresa que gestiona la plaza de Salamanca
La alianza Bailleres-Chopera comienza a actuar
Morante de la Puebla, "hierofante" del toreo, llegó a la cumbre
La "México" tiene un problema. Y no es pequeño
Victorino Martín, Premio Nacional de Tauromaquia 2016
Fernando Benzo, Secretario de Estado de Cultura, mantiene todas las competencias sobre la Fiesta
PUNTO DE VISTA
La opacidad no es buena compañera

La forma ancestral del negocio taurino


Muchas veces los aficionados se quejan de que la Fiesta de los toros se gestiona hoy con las mismas ideas y formulaciones del siglo XIX. Y es cierto que así ocurra. Las relaciones contractuales, la gestión de los pagos o las auditorías de las cuentas, por ejemplo, son elementos poco o mal conocidos en el Sector. Sin embargo, para encarar el futuro se necesita de una gestión actualizada y transparente. Es el hueso "duro de roer" que casi ninguno se atreve a resolver


Ortega y Gasset

DOCUMENTOS
Medio siglo después la conferencia sigue teniendo vigencia


Marcial Lalanda: "Cincuenta años viendo toros"


En todos sus pasajes fundamentales, la conferencia parece premonitoria de las circunstancias que hoy vivimos. Pero están dichos ahora va ya para medio siglo. Se trata de la conferencia que en marzo de 1967 pronunció Marcial Lalanda en la Peña "Los de José y Juan", bajo el título "Cincuenta años viendo toros". Traemos a nuestras páginas el texto íntegro de aquella disertación, en la que Lalanda se sincera de una forma directa, sin andarse con rodeos. Naturalmente, como corresponde a una conferencia, no estamos ante un tratado histórico; más bien habría que hablar de un relato de sus memorias, en las que no elude ningún aspecto. Llama poderosamente la atención como en aquel 1967, Marcial ya adelanta los riesgos por los que hoy atraviesa la Tauromaquia.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2017 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |