Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
MADRID: Novena del abono de San Isidro
Tarde memorable de Alejandro Talavante
Gran tarde la que brindó Talavante en la novena del abono (Plaza 1)
Con una buena corrida de Núñez del Cuvillo, la que más ha lucido en lo que va del abono, Alejandro Talavante ha cuajado una tarde memorable, de la que no es reflejo fiel el resultado estadístico: una oreja y gran ovación. Lo de Talavante fue mucho más y así se recordará cuando pase el tiempo. Se gustó mucho toreando a su primero; se sublimó con el que cerró la tarde. Pero la calidad de los toros de Tarifa dio para todos. Y tanto Antonio Ferrera como José Mª Manzanares alcanzaron su triunfo, hasta redondear la mejor tarde de toros que se ha visto en Madrid durante la presente temporada.
Actualizado 16 mayo 2018  
Redacción   
 Paco Ureña se quedó a un espadazo de la Puerta Grande
 Los toros grandullones de Las Ramblas dieron para bien poco
 Cayó la primera oreja, en medio del frío y del viento
 El Palco se hace protagonista, a costa de negar a Fortes el premio que merecía

MADRID. Novena del abono de San Isidro. la Feria de San Isidro. Lleno de “No Hay Billetes”: 23.624 espectadores. Toros de Núñez del Cuvillo, bien presentados y bonita lámina, de buen juego con todos los matices. Antonio Ferrera (de nazareno y oro), una oreja y silencio. José María Manzanares (de marino y oro), silencio y una oreja. Alejandro Talavante (de blanco y oro), una oreja y  gran ovación.

Como todos los 16 de mayo,  al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de Joselito.

 

Parece como si todos los astros se hubieran conjuntados para ofrecer en este 16 de mayo el homenaje que siempre pide la memoria histórica de “Gallito”. Y nada mejor que una gran tarde de toros, en la que quedó de manifiesto las mil facetas que conforman la verdad del toreo. 

 

Con toda legitimidad triunfaron en uno de sus toros Antonio Ferrera y José María Manzanares. Y eso ya es mucho. Pero fue Alejandro Talavante, en una tarde memorable, quien marcó el camino que al final conduce a la gloria a quien persiste en esta línea, que no es otra que  la sublimación misma del arte del toreo. 

 

Cierto que para que todo eso ocurriera se hacía indispensable una corrida de toros como la que lidió Núñez del Cuvillo. Bien entipada, variada en su juego, pero casi todos con esas condiciones que permiten que el torero se relaje para torear con el alma. Y así, tuvo un buen pitón izquierdo el que abría la tarde, que pedía los terrenos de tablas para sentirse cómodo; la buena planta del 2º no parecía acorde con su nivel de exigencia a la hora de ponerse delante;  tras unos comienzos mas dubitativos, se vino arriba el 3º, para acabar con un acompasado galope; la seriedad que aportaba el 4º no se compadecía con sus fuerzas; desde que pisó el ruedo el 5º cantó su buena clase; tras un primer tercio desigual, cambió a muy bueno el que cerró la función, con atemperado y buen son, aunque luego se viniera algo a menos.

 

Con ese material, Talavante  escribió una página memorable de su propia historia. Por técnica para entender lo que le pedía la singularidad de cada “cuvillo”, con mucho temple en la muñecas, con un sentido muy verdadero de cómo se debe torear y hasta con su punto de imaginación, mucho más atemperada que en otras temporadas. Por eso Las Ventas vibraron con la rotundidad que no se había visto hasta ahora. Excelente su actuación en su primer turno, al que le cortó una oreja; sublime la faena grande, con el único borrón final de la espada. En ambos, como en otras ocasiones, la mano izquierda rayó muy en primera línea; esta tarde, además, sobre la derecha dejó verdaderos monumentos al temple y la hondura. Allí había mucha verdad y los tendidos así lo interpretaron. A la estadística pasará como esa tarde en la que Talavante cortó una oreja; en la memoria, en cambio, se recordará como lo que fue, una gran tarde en la que fue capaz de sacar a la luz toda la dimensión de torero que lleva dentro. Entre lo uno y lo otro, mejor quedarse con esto segundo.

 

Muy en torero Antonio Ferrera, dejando a un lado esa sobredosis de academicismo que sacó en Sevilla. El sentimiento nace o no nace, pero no permite imitaciones. La faena al que abría la función tuvo empaque y enjundia, todo hecho con mucho gusto, con una pasmosa suavidad en la que no cabía una violencia. Incluso cuando el de Cuvillo redujo la dimensión de sus acometidas, Ferrera supo llevarlo incluso más allá de donde quería ir, sobre todo cuando lo hizo al natural. Lo completó con una estocada arriba. Con dulzura pero más desrazado, con frecuentes  visitas a la arena, el 4º solo le permitió muletazos sueltos, que aunque tuvieran buen trazado no emocionaban.

 

De lo bueno que hizo en esta ocasión José María Manzanares, guardemos en la memoria la muy templada forma con la que cuajó con el 5º con el capote, lanceando a la verónica con cadencia y hondura. En este su segundo turno, le costó algún trabajo advertir que la buena clase del “cuvillo” tenía sus condiciones; hubo momentos en los que no atinaba a cogerle la distancia precisa, ni a embarcarlo con las bambas del muleta cada vez que acometía. Pero, en cualquier caso, su faena, pese algunos altibajos, se mantuvo en un nivel mucho más que aceptable, incluso más reunido que en otras ocasiones. Lo mató con gran eficacia. Nada que objetar al trofeo que se le concedió por petición popular. Antes, con el que hizo 2º, las cosas no podían rodar bien; de la inicial exigencia, el toro --que soltaba en muchos momentos la cara-- pronto pasó a venirse abajo, tanto que hasta se echó a la arena.  

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Madrid 2018
S.M. Felipe VI presidió la Corrida de la Prensa
Excepcional Diego Ventura, que corta el primer rabo que en Madrid se concede a un rejoneador
Triunfo sólido de Pepe Moral, con un gran toro de Adolfo Martín
Más que un desafío, una charleta en grises
Detalles muy toreros y un paso más de Ginés Marín, con la mente puesta en el ministro de Cultura
Otra tarde torista sin argumento
¡Qué cosas tienen los Palcos…!
Seria y dura corrida de Miura
Caballos bajo el diluvio
Torería de Cayetano, más en Ordóñez que en Rivera
PUNTO DE VISTA
Cuando pasan tres meses del nuevo Gobierno


El silencio institucional sobre la Tauromaquia no se entiende


Vivimos tiempos nuevos para la política y para la Tauromaquia, en los que entre unos y otros no acabamos de contrarrestar todo ese ruido mediático que hace que destaquen más las sombras que las luces. Sin embargo, incluso en momentos de crisis como la actual, cuánto encierra la Tauromaquia como hecho cultural y patrimonio común, sigue vivo, mantiene sus valores creativos y sigue teniendo detrás un apreciable respaldo social. Por eso, salir del impasse actual resultaría muy conveniente que se reactivaran las instancias institucionales a las que corresponden salir en su defensa y apoyar su proyección de futuro. Se diría que en tres meses poco puede pedirse a un Gobierno; pero no es menos cierto que al menos podría haberse dicho una palabra de ánimo y de respeto.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |