Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Una propuesta con su grado de polémica
De las tauromaquias integradas
Acto de presentación de la plataforma Tauromaquias Integradas
El proyecto de Enrique Martín Arranz y Joselito Arroyo ha sido recibido con división de opiniones y no poca perplejidad por el planeta de los toros. En su articulado se encuentran propuestas interesantes, pero también algunas concesiones a los ´anti´.Y es que, como bien escribe @ardelmoral en las páginas de El Correo de Andalucía, "abrir la puerta al principio del fin de un mundillo que se cimenta sobre una cultura ancestral y mediterránea en el que la sangre y la muerte se aceptaban con naturalidad".
Actualizado 7 marzo 2018  
Álvaro R. del Moral   

Las inclemencias meteorológicas dieron al traste con los festejos del 28 de febrero pero no doblegaron la voluntad de los empresarios de Olivenza que -ésa es la verdad- decidieron echar para delante una feria por la que nadie daba casi nada en sus vísperas. El apretado programa taurino de la localidad extremeña se había montado en torno a la figura de uno de sus vecinos más ilustres: El Juli.

Pero el maestro madrileño, que quería iniciar así la temporada del vigésimo aniversario de su alternativa, no le quedó más ídem que permanecer en casa. Las complicaciones de la cornada de Bogotá le impidieron cumplir el doble pase que había contratado en Olivenza. Le sustituyeron Ginés Marín y Antonio Ferrera, que actuaron mano a mano y acabaron haciendo doblete. El ciclo inaugural de la gran temporada se ha saldado con profusión de orejas y dos o tres faenas reveladoras. El mayor poso lo dejaron Ponce y Talavante. El caso es que esto está aquí ya...

Martín Arranz y sus conejos de la chistera

El peculiar marxismo taurino de Enrique Martín Arranz concluyó cuando tuvo en sus manos un proyecto de gran figura: su hijo adoptivo José Miguel Arroyo, el gran Joselito de los 90, junto al que se ha embarcado en una farragosa amalgama de voluntades para dar una nueva vuelta a los principios y los fines del toreo.

En este viaje -que no sabemos bien dónde terminará- no le faltan compañeros de aventuras. Apunten el nombre del escritor José Carlos Arévalo y del diestro José Luis Bote, que ha decidido quedarse en esa orilla del río después de ver partir a su cuate Fundi al abrigo de la Escuela Taurina renacida en la plaza de Las Ventas bajo el amparo de la comunidad de Madrid. La de toda la vida, un proyecto en el que tanto tuvo que ver Martín Arranz con tesón y raza de visionario, se puede dar por difunta; que le pregunten a Manuela Carmena y sus muchachos.

Mientras tanto, los políticos de uno y otro signo se echan lo trastos a la cabeza sobre el uso y destino de su antigua sede: la histórica Venta del Batán, que Arranz y los suyos quieren convertir en laboratorio de pruebas de su invento.

Pros y contras de un proyecto novedoso

En medio de este batiburillo conviene conocer qué se lee entre las líneas de una iniciativa que, dentro de sus líneas maestras propone empeños loables. El asunto se presentó en Madrid hace algunos días. Joselito habló de romper “el inmovilismo del toreo”. Perfecto. Bote habló de un nuevo guión para el espectáculo en el que se integren varias tauromaquias. Bueno...

Pero el tema se enfanga cuando se pretende buscar un festejo menos sangriento. El toreo lo es y no hay que darle demasiadas vueltas. Es como cuando los curas de los 70 empezaron a hacer y decir misas para los que nunca iban a la iglesia. Al final dejaron de ir los unos y otros.

El debate sobre la ofensividad de la puya --ojo y la inexpugnabilidad del caballo y el peto actual-- puede ser interesante, pero el fangal de estoques, puntillas, banderillas y divisas de la señorita Pepis sólo sirven para dar tres cuartos al pregonero, haciendo y legislando un espectáculo para el que ni le gusta ni nunca acudirá.  

Hacer concesiones en este campo es abrir la puerta al principio del fin de un mundillo que se cimenta sobre una cultura ancestral y mediterránea en el que la sangre y la muerte se aceptaban con naturalidad. Algún ‘cagapoco’ se echará las manos a la cabeza pero la pérdida de esos valores --que se han pulverizado con la abolición del universo agrario-- sólo está alumbrando este mundo perverso en el que no se puede llamar a nada por su nombre.

Para renovar el espectáculo tampoco hace falta inventar demasiado; si acaso remirar qué se ha perdido por el camino. La mayor tara que tiene hoy una función de toros es su falta de dinamismo, la profusión de tiempos muertos. Para revocar los vicios de la corrida de hoy quizá haya que mirar atrás.

Los trabajos originales de Álvaro R. del Moral, cronista de “El Correo de Andalucía”, se publican en su blogs “Con la tarde colgada a un hombro”, al que se puede acceder a través de nuestra sección “8 opiniones 10” y en las direcciones electrónicas:
http://blogs.elcorreoweb.es/latardecolgadaaunhombro/
http://elcorreoweb.es/toros/

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Firma invitada
Morante, ¿extravagante?
Morante, treinta años ya del comienzo de su misterio
Ya pasó el día de la Virgen de agosto, que ya no es lo que era
Del Parlamento andaluz a Algeciras
Seguimos a vueltas con la política
Lo dijo Ortega y Gasset...
La remodelación de los Reglamentos taurinos mexicanos
La suerte suprema
La Feria arranca mirando al cielo
Pepe Moral, en el recuerdo de la corrida de Miura
PUNTO DE VISTA
Entre prohibiciones y tibiezas calculadas


Los políticos no deben meter sus manos en la Fiesta


Frente a los prohibicionistas, convencidos o por simples conveniencias, y a los tibios, que acaban siendo los más numerosos, nada mejor que plantearle a los políticos, de todos los colores, que saquen sus manos de la Fiesta. Si es algo tan nocivo como algunos predican sin fundamento alguno, no hay más que dejar pasar el tiempo para que desaparezca; si lo suyo es sencillamente no ayudar, aunque eso suponga infringir las leyes en vigor, con mayor motivo para que nos dejen en paz.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |