Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Han tomado un papel más relevante para el votante
Los toros y la caza sí influyeron en las elecciones autonómicas de Andalucía
La dimensión exacta no resulta posible de medir. Pero a través de estudios demoscópicos y, sobre todo, del análisis comparativo de los resultados, se vislumbra que hay tres realidades que han tomado un nuevo valor: el mundo rural, la caza y los toros. Así se ha comprobado en el caso de las autonómicas de Andalucía, en las que el elector no ha sido indiferente a ninguna de esas cuestiones. Lo mejor es quedarse con esa llama la atención que han recibido los partidos.
Actualizado 8 diciembre 2018  
Redacción   

No nos engañemos. La mezcla de política y toros a estas alturas de la historia no es el coctail que más nos beneficia. Sobre todo porque en demasiadas ocasiones se manipula con fines que nada tienen que ver con la Tauromaquia. Pero si se lee la letra pequeña de los resultados de las elecciones autonómicas de Andalucía se deduce que algo, sin saber a ciencia cierta la medida, algo ha tenido que ver en el dictamen de las urnas.

 

Para mayor precisión, en Andalucía se observa la unión de tres conceptos: mundo rural, toros y caza. El primero quizá porque hasta ahora los políticos  vivían desentendidos de los problemas del mundo rural.  Los otros dos, por la relevancia que adquirieron en algunas formaciones políticas: una a favor, VOX y dos a la contra Podemos-IU y PACMA. Para quienes apostaron públicamente a favor de la Tauromaquia, los resultados le han venido de cara; para los otros dos, a la baja. 

 

En un muestreo que no pretende ser exhaustivo, nuestra Redacción ha cotejado los resultados en 2018 con respecto a 2015 en 9 localidades, todas ellas con una destacada presencia de la ganadería de lidia. En todas ellas el efecto de lo taurino y de la caza parece evidente en quienes renegaban de ellas; para quien apostó a favor. Ocurrió exactamente lo contrario.

 

A la hora de seleccionar las localidades de la muestra se han tenido en cuenta dos elementos: que tuvieran una presencia apreciable de dehesas de bravo y que su trayectoria electoral estuviera marcada por el predominio de las formaciones de izquierda, con posiciones muy destacadas del PSOE.

 

En esas nueve circunscripciones --3 de Sevilla, 3 de Cádiz y 1 de Córdoba, Huelva y Jaén--, en las que pastan en torno a una veintena de ganaderías de bravo, han sido los siguientes:

 

 

 


Como se comprueba en las anteriores tablas, en todas las circunscripciones, el crecimiento del voto a favor de VOX –dentro de su propia dimensión-- resulta espectacular y casi siempre con crecimientos superiores a su propia media. Y aunque en el caso de la unión de Podemos e IU intervienen otros elementos, en el caso de PACMA el pensamiento antitaurina  le aporta muy poco, con un incremento prácticamente inapreciable

 

La reacción tardía de los grandes  

 

Pero que algo ha tenido que ver en los resultados estos factores, se comprueba a posteriori con las reacciones que han tenido tanto el PSOE de Andalucía como el PP. Después de su continuado silencio, a la vista de los números, ambos tuvieron que salir a la palestra para rectificar.

 

El PSOE-A manifestando aceleradamente su distancia con los posicionamientos de la ministra para la Transición ecológica; el PP presentando ahora en el Congreso una iniciativa en la vienen a decir que “latauromaquia es una actividad profesional y económica legítima, que contribuye indiscutiblemente a la subsistencia de la dehesa, de la marisma y de su biodiversidad, al mantenimiento de una raza singular como es el toro bravo, aportando de un modo significativo al producto interior bruto, al impuesto sobre el valor añadido y, sobre todo, a la creación y mantenimiento del empleo”. Y añaden: “Pero la tauromaquia es más que un conjunto de actividades económicas, medioambientales o zootécnicas. La tauromaquia se constituye como parte esencial del patrimonio histórico y cultural de los españoles’”.

 

Pero precisemos: ambas reacciones no lo fueron a la voluntad expresada en las urnas, sino a las desafortunada declaraciones de la ministra Teresa Ribera: "Estoy a favor de prohibir la caza y los toros".  S in duda la ministra Rbera reunirá sus virtudes –aunque en la España actual resulta muy barato llegar al Consejo de Ministros--, pero el reparto de las virtudes no le alcanzó nada en lo que se refiere al don de la oportunidad: llega para bajar el recibido de la luz, y ahora anda en el más caro de Europa; llega para librarnos del CO2, y provoca el pánico de la industria automovilística, que es fundamental para el empleo y el comercio exterior. Si sus declaraciones a Onda Cero hubieran sido previas al 2-D, se habría comprobado sus efectos en las urnas. 

 

No magnificar esta realidad  

 

Sin embargo que la defensa de la Tauromaquia y de la caza haya tenido réditos electorales no debiera llevar a magnificar tal realidad. Fundamentalmente porque tanto la tauromaquia como las artes cinegéticas se caracterizan por ser unas de las actividades más transversales en nuestra sociedad.

 

Sus aficionados proceden de muy distintas estratos sociales, vienen tanto del mundo rural como del urbano, no guardan relación sus capacidades económicas, ni son precisamente de “pensamiento único” en lo político. Su único denominar común es la pasión por el arte del toreo y/o por la caza; en todo lo demás su heterogeneidad es inmensa. 

 

Y por supuesto cada uno de ellos vota en razón de criterios muy diversos, tanto por la naturaleza de cada uno de los comicios –no es lo mismo unas autonómicas que unas generales, por ejemplo-- como por el momento concreto que se vive en el país, que lleva afijar prioridades. Que ahora los toros y la caza se incorporen también a esas prioridades, resulta gratificante. Pero de ahí no conviene pasar. Lo que sí cabe esperar es que los políticos, que suelen ser tan volubles, hayan aprendido la lección: para los electores, el mundo rural, los toros y la caza también son elementos que tienen en cuenta a la hora de elegir su papeleta.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Reportajes
Masivo homenaje a Diego Urdiales en el banquete anual del Club Cocherito
El alcalde de Bilbao incumple su propuesta de cambiar el modelo de gestión de Vista Alegre
Alejandro Talavante: su extraño caso
La nueva ANOET, más de lo mismo
Manzanares: entre el arte y el trabajo
Diego Ventura: La ley de Guerrita
Enrique Ponce, la regularidad como horizonte
Diego Urdiales: "La palabra maestro me causa mucho respeto"
Tarde de apoteosis de Diego Ventura en la "México"
El Juli: dos décadas desde arriba
PUNTO DE VISTA
El caso Matilla-Talavante, con el apoyo de Simón Casas

La credibilidad de los estamentos taurinos está bajo mínimos


Todo lo que se estuvo hablando durante la temporada acerca de la situación que atravesaba Alejandro Talavante, a raíz de romper con la muy poderosa y diversificada Casa Matilla, ha estallado al final con un pormenorizado comunicado del apoderado, al que se ha unido con verdadero entusiasmo Simón Casas, presidente de la patronal ANOET además de empresario de Madrid como socio minoritario, pero como gestor. Leídos ambos y repasado todo lo escrito, se llega a una conclusión clara: los estamentos taurinos carecen de ese mínimo de credibilidad necesario para que se les tome en serio. Pueden detentar el poder, pero casi nunca la razón.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2019 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |