Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La antología de Dante Octavio Hernández Guzmán
Toros y poesía en México
Dentro de sus trabajos de investigación, el historiador José F. Coello Ugalde tiene ya recopiladas en más de 3.000 páginas la poética mexicana relacionada con la Tauromaquia. Dentro de este importante empeño, hoy trae a nuestras paginas la obra "Los toros en la poesía. (Fiesta de toros). Antología poética" del ingeniero Dante Octavio Hernández Guzmán, una curiosa publicación que data de 1994.
Actualizado 15 julio 2018  
José F. Coello Ugalde, historiador   
 "El Siglo de Oro de la poesía taurina"
 Antología poética y estudio biográfico sobre Belmonte, del poeta Antonio Murciano

El “Tratado de la poesía mexicana en los toros (siglos XVI-XXI)” que he venido trabajando desde hace 32 años, cuenta ya con aproximadamente 2.500 muestras, en 3 mil páginas. Las múltiples lecturas y publicaciones a las que he tenido alcance, arrojan datos que van de sorpresa en sorpresa, con lo que es posible encontrarnos ya con un conjunto de autores, lo mismo de reconocida fama que auténticos desconocidos.

 

Allí están Luis de Sandoval y Zapata, Juan Ruiz de Alarcón, sor Juana Inés de la Cruz, Manuel Quiros y Campo Sagrado, Guillermo Prieto, Octavio Paz o Ernesto Hernández Doblas que es, entre los poetas actuales, uno de los que sensible al tema taurino, ha escrito versos notables.

 

Este trabajo reúne largos poemas, equilibrados sonetos, hai kus o hai kais, corridos, letras de canciones, así como un conjunto notables de versos anónimos.

 

La confección es variable. Muchos responden a la manufactura más clásica, y otros se van por el verso libre. Hay poetas mayores y menores y más de algún poetastro, y todo verso hasta hoy encontrado, tiene un lugar en esta obra, que cuenta ya con una antología de la antología donde el rigor de la selección logró reunir –con lo mejor de lo mejor- alrededor de 150 poemas.

 

Ya se verá la mejor forma en que una obra así logre publicarse, sobre todo porque en nuestros tiempos las plataformas digitales lo permitirían sin ningún problema, salvando evidentemente la labor de acopio e investigación, evitando así conflictos que las leyes vigilan.

 

En otras circunstancias habría sido harto deseable una publicación en toda forma, tal y como ocurrió con la “Antología general de la poesía mexicana. De la época prehispánica a nuestros días”, obra que en dos grandes tomos reunió, compiló y anotó Juan Domingo Argüelles hace un par de años, a lo mucho.

 

Bajo esas notas aclaratorias, debo apuntar el hecho de que recién se acaba de incorporar un nuevo habitante a esta obra. Se trata de “Los toros en la poesía. (Fiesta de toros). Antología poética” que el Ing. Dante Octavio Hernández Guzmán reunió en una curiosa publicación allá por 1994.

 

Dante Octavio Hernández tuvo, entre otras virtudes ser el responsable, hasta hace unos años del Archivo Municipal de Orizaba, Veracruz el cual lleva el nombre de José María Naredo. Y me consta la labor que desempeñó en el mismo, pues fue un archivista responsable, que difundió, lo más que pudo tan importante acervo, cuyas fechas extremas van de 1594 a 1970.

 

Hernández Guzmán es también, un aficionado a los toros. Así que, entre los varios títulos que ha dedicado a la historia local, no ha perdido de vista la tauromaquia que allí se ha desarrollado desde siglos atrás hasta nuestros días. “Orizaba en tiempos de toros”, “De mi libreta de apuntes taurinos de antaño y de hogaño”, así como la antología que, en esta ocasión es motivo de las presentes notas.

 

Reunió varios de los poemas más emblemáticos de José Alameda, Manuel Machado, Manuel Benítez Carrasco y Miguel Hernández “y los restantes de mi [personal] visión de los toros –apunta Dante Octavio Hernández-; esto es el toreo literario lejos de los cosos, del olor a arena, a sangre, a miedo, es el éxtasis de la pasión por los toros, es revivir las imágenes de antaño y ogaño, es mantener viva la hoguera de la Fiesta aún sin existir la propia Fiesta, es poder sentir lo vivido y poder al través de la prosa y el verso transmitir el embrujo que en el aire se aposenta un domingo por la tarde en una Plaza de Toros… Porque esto es… LA FIESTA DE LOS TOROS”.

 

La edición, con tiraje de 250 ejemplares, se encuentra ilustrada con viñetas de Adrián Sánchez Oropeza que dan el toque a una obra sencilla. El editor de la misma, quizá con el acuerdo del autor, resolvió la presentación combinando los colores del capote de brega. Así que mientras portada, contraportada y guardas llevan el conocido color rosa, el papel de los interiores ostenta el amarillo que observamos en el envés del capote. Interesante propuesta.

 

Dos son los poemas con los que contribuye Hernández Guzmán, y lo hace cual si se tratase de un sobresaliente en cartel de polendas, buscando realizar el quite soñado mientras la afición lo reconoce con sonoras palmas. Leamos el primero de ellos:

 

Luz de luna.

 

I

 

Tropel de luces, sangre y colores

para un chiquillo que quiere llegar,

con gesto altivo, la vaca enfrenta

con luz de luna sobre el corral.

 

¡Je toro! grita impaciente…

¡Je toro! vuelve a gritar…

cuando la vaca embiste al frente,

con pie en firme la ve llegar…

 

Por la mañana los caporales

de un fango rojo ven el corral,

y en una esquina encuclillado

ven al chiquillo durmiendo ya…

 

Ya no hay luces, ya no hay colores

ya no hay luna ni soñador…

solo una madre que arrodillada

besa al chiquillo en su sopor…

 

II

 

La fiesta de toros tiene sus raíces, como toda

Flor, en el lodo abonado de miserias; pero…

Dispuestas están para quienes miran hacia

Abajo, y en la vida hay que mirar hacia arriba.

¡Siempre hacia arriba!

 

Negar belleza por reconocer miseria sería negar

El cielo por existir infierno. Y entonces…

¿a dónde está aquella hora de emoción?

¿Dónde aquel patio de cuadrillas?

¿Aquellos viajes?

¿Ese modo de vivir?

¿Para qué, señor, las amapolas?

¿Por qué la primavera sin clarines?

¿Por qué la taleguilla en el ropero?

¿A qué el capote en la silla?

¿Para volver Señor?,

¿Para volver?…

 

Los escritos del historiador José Francisco Coello Ugalde pueden consultarse a través de su blogs “Aportaciones histórico taurinas mexicanas”, en la dirección: http://ahtm.wordpress.com/

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Literatura taurina
Fernández Casado: Antigüedad y arraigo de la Tauromaquia en las tradiciones y la historia de Bilbao
Antonio Fernández Casado ingresa en la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País
El Club Cocherito homenajea a Victorino Martin y a "El Juli" con dos ensayos biográficos
"Crónicas volcánicas", la apuesta literaria de Zabala de la Serna
Luis Carlos Peris recibe el premio de periodismo taurino "Manuel Ramírez"
La figura del Presidente, en un oportuno estudio jurídico del profesor Hurtado González
La Tauromaquia vista por un pensador: "A la luz del toreo"
Sevilla en la primavera soñada de José María Requena
"Vida y arte de Conchita Cintrón", por Paco Montero
Yo, . . . El toro de lidia
PUNTO DE VISTA
El caso Matilla-Talavante, con el apoyo de Simón Casas

La credibilidad de los estamentos taurinos está bajo mínimos


Todo lo que se estuvo hablando durante la temporada acerca de la situación que atravesaba Alejandro Talavante, a raíz de romper con la muy poderosa y diversificada Casa Matilla, ha estallado al final con un pormenorizado comunicado del apoderado, al que se ha unido con verdadero entusiasmo Simón Casas, presidente de la patronal ANOET además de empresario de Madrid como socio minoritario, pero como gestor. Leídos ambos y repasado todo lo escrito, se llega a una conclusión clara: los estamentos taurinos carecen de ese mínimo de credibilidad necesario para que se les tome en serio. Pueden detentar el poder, pero casi nunca la razón.


Ortega y Gasset

LA TAUROMAQUIA DE LOS GRANDES MAESTROS
Repaso histórico a través de las grandes figuras


El pase natural, la verdad siempre permanente en el Arte del Toreo


Decía Felipe Sassone que "el toreo al natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio". No es fácil matizar más con tan pocas palabras la realidad de una de las suertes fundamentales del toreo, como es el pase natural, que unión con el lance a la verónica conforman el verdadero núcleo duro del toreo de siempre. Aunque en la teoría taurina podemos remontarnos hasta Pepe-Hillo y sus continuadores, hay que reconocer que la realidad del pase natural tal como hoy lo conoceos arranca fundamentalmente de Joselito y de Belmonte, para luego ir adquiriendo una personalidad propia en el quehacer de las grandes figuras, que hicieron realidad esa definición de Sassone: además de la técnica, pusieron el corazón de por medio.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |