Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La historia de un verdadero desproposito
Zaragoza, de tumbo en tumbo, hasta el desastre final
Suspendido cautelarmente por la autoridad judicial tras el recurso de ANOET, al final el concurso convocado por la Diputación de Zaragoza para la adjudicación de su plaza de toros, ha quedado patas arriba. Caso insólito: la adjudicación tuvo que efectuarse por sorteo, como si fuera la Lotería. Y todo ello, a tan pocas semanas de que se debiera celebrar la feria de San Jorge, queal final hubo que suspenderla.
Actualizado 7 marzo 2018  
Redacción   

Hace días se recordó en estas páginas un viejo dicho a propósito del concurso para la adjudicación de la Plaza de Zaragoza: “Lo que mal comienza, peor acaba”. Y cada día que pasa se hizo más realidad, hasta llegar primro ahora a la suspensión cautelar del procedimiento administrativo por orden judicial, luego a laadjudicacñon por sorteo y, al final, a la suspensión de la feria de San Jorge.

Desde casi el inicio del proceso administrativo los grandes poderes taurinos hicieron causa común contra el pliego de esta adjudicación, por entender que constituía  “una amenaza irresponsable e incuestionable para su viabilidad y sostenibilidad económica”. Palabras muy duras, pero ciertas. De hecho, a aquella llamada  a arrebato tan sólo se le pueden poner dos peros puramente formales:  no era elegante que uno de sus promotores fuera, en nombre de ANOET, el empresario al que la Diputación de Zaragoza acababa de denegar la prórroga del contrato de arrendamiento, cuando la patronal pudo estar representada por otro profesional; pero tampoco era precisamente oportuno que en este lio se metiera la Fundación del Toro de Lidia que, por más activo que esté su nuevo Presidente, no se creó para enfangarse en las disputas internas de los sectores que integran al mundo del toro.

Quizá aquella llamada de atención, que en realidad fue un legitimo acto de lobby, llegó tarde, en tiempo o en forma.. O quizá la Diputación de Zaragoza prefirió hacer oídos sordos. Pero la realidad es que los convocantes del concurso siguieron adelante, para luego descubrir que tan sólo dos empresas localistas se presentaron y con plicas más que dudosas.

Y así, por ejemplo, no puede considerarse normal que una empresa cuya propiedad está dividida por pleitos familiares, como el caso de Circuitos Taurinos SL, acabara aportando a cada una de las partes confrontadas  en el concurso lo que no podían cumplir: los requisitos previstos en cuanto a experiencia empresarial. Pero, además,  por más que mercantilmente pueda ser correcto, no deja de ser llamativo que uno de los concursante se presentara bajo tres plicas diferentes, cada una de ellas a través de sociedades que tan acababan de adquirir que ni siquiera había dado tiempo a inscribir tal cambio en el registro.

No ha sido un factor menor que, conociendo que el primer compromiso taurino era la Feria de San Jorge, a celebrar a finales de abril, la Diputación convocara su concurso con tan poco plazo de tiempo, en el que no siquiera se tenían en cuenta que cualquier recurso que se plateara se comería las fechas necesarias para su organización.

Con todo lo cual, el despropósito de la Diputación de Zaragoza en este concurso ha sido mayúsculo. Con toda razón los taurinos, aunque luego no hagan nada efectivo en la práctica para acabar con esa cuestión, se quejan de las formas de hacer de no pocas de las Administraciones publicas propietarios de plazas de toros.  Unos, porque se pasan muchos pueblos en sus exigencias económicas, cuando en la Fiesta los dineros están tan contados; otros, porque ponen tales condiciones que hasta predeterminan quien puede ser el ganador. Y mientras tanto, nadie se atreve a ponerle el cascabel al gato de pactar con la Federación de Municipio y Provincias un acuerdo marco para estos concursos, como en su día se trataba de hacer desde la Comisión Consultiva de Asuntos Taurinos.

Compartir:  Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooEnviar a Meneamé
  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
Comentar 0
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de taurologia.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Taurologia.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. zTe ha gustado? zQué destacarías? zQué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Punto de vista
La interpretación animalista y el cumplimiento de la Ley
Ministerio de Cultura: la cosa sigue pintando mal
Ahora toca esperar al nuevo ministro que asuma las competencias taurinas
El estrambótico caso del Rector de Salamanca
Fernando Benzo se marca un gran documento en defensa de la Tauromaquia y los menores
El maratón de Madrid
El buen fin del abono de Sevilla beneficiaría sobre todo a la Tauromaquia
La rueda echa a andar, a la espera de sorpresas
La trascendencia del recurso contra la ley antitaurina de Baleares
La forma ancestral del negocio taurino
PUNTO DE VISTA
En la nueva gestión del ministerio de Cultura

La interpretación animalista y el cumplimiento de la Ley


No conviene ser de antemano pesimistas, hasta que se compruebe que la realidad es de tal naturaleza. Hay que dejar un margen de tiempo prudencial para comprobar cuales son la realdades que esperan a la Tauromaquia del nuevo Gobierno y, específicamente, el ministerio de Cultura. Pero los antecedentes no parecen favorables. Hay que respetar, como quienes integran la Tauromaquia siempre han hecho, que cada cual piense como entienda que le corresponde. Sin embargo, a quien ejerce el poder pensar diferente no el exonera del cumplimiento de la Ley. Y eso es lo que hoy toca requerir: que se cumplan en su integridad las leyes vigentes en materia taurina. Es lo que debiera esperarse del ministro Guirao.


Ortega y Gasset

ENSAYOS
Estudio del historiador José F. Coello Ugalde (1ª parte)


La historia taurina de México contada por Benjamín Bentura Remacha, "Barico II"


Entre los años 1953 y 1954, Benjamín Bentura Remacha –"Barico II" como firma taurina--publicó en las páginas del Semanario El Ruedo una amplia serie de reportajes sobre la historia taurina de México. Sobre la base de esos reportajes, el historiador mexicano José Francisco Coello Ugalde, firma habitual en Taurología.com, ha elaborado un detallado estudio, en la que pone en labor ese trabajo realizado "desde el otro lado del mundo" la serie de acontecimientos que destacaron en forma notoria entre el virreinato y por lo menos el primer tercio del siglo XIX, que concluye la serie de trabajos. Como se trata de un trabajo académico, prolijo en aparato crítico, por su extensión lo publicaremos en dos entregas, ambas en formato digitalizado.


ESPECIAL TAUROMAQUIA
Especial Tauromaquia
José María Requena


© 2018 Docol Mediatica, S.L.   |   Enlaces   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |